Consejos

Objetivo 100.000 km: MV Agusta F4R Corsacorta

Mi nombre es Jesús Serrano y tengo verdadera pasión por las motos, especialmente por las deportivas tipo «R», aunque comencé con otras muy diferentes.
Jesús Serrano /

Mi andadura arrancó con el enduro, siendo usuario de diferentes motos. Poco más adelante y tras comprar una Honda SLR 600 me di cuenta que lo mío era el asfalto. Allá por el 2004, compré mi primera moto deportiva, una Honda CBR900RR del 2003 con 13.000 km. Fue subirme en esa moto y darme cuenta que era lo que en realidad me gustaba. Le hice 75.000 km, dando un resultado magnífico. En el año 2007 compré una Kawasaki ZX-10R nueva a la que le hice la friolera de 145.000 km. La diferencia de potencia con respecto a la Honda era brutal, en circuito era un placer. Con ella disfruté de grandes viajes y de diferentes circuitos como Alcarrás, Los Arcos... Hoy tengo una MV Agusta F4R Corsacorta estrenada en Vimoto, Vitoria, en febrero de 2014. Bien es cierto que el mantenimiento durante el periodo de garantía lo hice en el concesionario oficial de MV Agusta de Zaragoza Daytona Bikes, principalmente por proximidad.

La primera vez que monté en una MV Agusta F4 fue en el año 2010 en la presentación oficial de la moto en España en el circuito de Alcañiz, allí tuve la suerte de poder probarla junto a un reducido grupo de moteros llegados de toda España, y la verdad que la moto me impactó, visualmente por su diseño y sonido italiano y a su vez técnicamente por la potencia y suavidad del motor, su preciso cambio, el magnífico control de tracción y la potente frenada. Desde ese momento, se me quedó el gusanillo hasta que en el año 2014 pude cumplir mi sueño.

MV Agusta F4R Corsacorta, en confianza

Una vez concluido el periodo de garantía, he continuado realizando el mantenimiento en mis talleres de confianza, Moto Técnica Sport y Moto Home en Tudela. Tanto Miguel y Pedro de Moto Técnica, así como Iñigo de Moto Home, Son amigos además de moteros. Mi MV Agusta tiene ahora 108.400 km, y eso que cuando la compré todos mis amigos me decían que estas motos no aguantaban el trote que yo les doy, que yo necesitaba una japonesa... Afortunadamente para mí, el tiempo les ha dicho que se equivocaban. ¡Es una gozada de moto! Con ella he disfrutado mucho viajado por el Sur de Francia y por casi toda la Península Ibérica. Eso sí, con la Kawasaki viajé mucho más por Europa, disfrutando del Mundial en Assen, en la República Checa o en Francia, pero desde que falleció mi compañero de estos titánicos viajes en el año 2012 ya no he vuelto a salir por Europa. Ráfagas allá donde estés, «Bolas».

Como digo, la MV Agusta me ha acompañado mucho por el Sur de Francia (Biarritz, San Juan de luz, Pau, etc), pasando por el puerto navarro de Isaba-Roncal, el Valle de Belagua, Arette y los pueblos lindantes con Francia. También he recorrido toda la cornisa cantábrica desde Irún hasta Finisterre. En verano solemos acercarnos a la playa a Zarautz, Getaria u Orio recorriendo la infinidad de puertos que hay hasta llegar desde Tudela. Cuando vamos, nos damos un baño en el cantábrico, una buena comilona y vuelta a casa. Lo que nunca perdono son las carreras del Mundial de casa, Alcañiz, Cheste, Montmeló y sobre todo Jerez.: como tenemos que atravesar todo el país, tratamos de hacer una ruta nueva cada vez que vamos, y de este modo tenemos la oportunidad de conocer nuevos rincones de este nuestro país.

Mi reto personal con la MV Agusta era superar el récord de 86.000 km sin cambiar las bujías ni hacerle el reglaje que ostentaba la Kawasaki. Pues bien, con la MV Agusta F4R lo he batido y sin ningún tipo de avería ni sobresalto. Hasta el momento solo le he hecho cambios de aceite, filtros, kit de arrastre, pastillas de freno y su líquido. Eso sí, he gastado muchas ruedas, 22 juegos, y mucha gasolina. Teniendo en cuenta el poco mantenimiento que le he hecho y los kilómetros que llevo, puedo decir que la moto está perfecta y que va como un tiro. La uso casi todos los días, pero la cuido y mimo muchísimo.

La única avería que he tenido fue una fisura en el radiador y ésta fue debido a que me saltó una piedra, problema que rápidamente me solucionó mi amigo Raúl de Radiadores Santi de Tudela. Tengo que decir que el resultado que está dando me ha sorprendido gratamente y creo que a la fábrica de MV Agusta más, aunque parece que a éstos les importa poco. He intentado ponerme en contacto con ellos para tratar de ayudarles a mejorar ciertos aspectos, pero han hecho caso omiso. En fin, seguiré disfrutando de ella con Manolín, mi mejor compañero de rutas. Por último, me gustaría dar las gracias a la revista LA MOTO por dejarme compartir mis vivencias con todos los amantes del motociclismo.

Mantenimiento

Me marqué varios retos cuando estrené mi F4: superar los 100.000 km y hacerlo, además, sin cambiar bujías ni hacer reglaje de válvulas. Eso sí, he gastado 22 pares de neumáticos, cambiando el juego cada 5.000 km aproximadamente. Y gasolina, bastante, con un consumo medio de unos 8 litros a los 100 km:

1.100 Cambio de aceite y filtro.

7.700 Cambio de aceite y filtro.

13.700 Cambio de aceite y filtro.

21.000 Cambio de aceite y filtro.

27.300 Kit de transmisión. Cambio de aceite y filtro.

34.000 Cambio de aceite y filtro.

40.500 Cambio de aceite y filtro. Filtro de aire.

47.225 Cambio de aceite y filtro. Pastillas de freno delanteras.

53.500 Cambio de aceite y filtro.

60.700 Kit de transmisión.

66.100 Cambio de aceite y filtro.

72.500 Cambio de aceite y filtro.

79.000 Cambio de aceite y filtro.

80.000 Pastillas de freno delanteras y traseras.

85.400 Cambio de aceite y filtro. Filtro de aire.

89.100 Kit de transmisión.

92.000 Cambio de aceite y filtro.

98.400 Cambio de aceite y filtro.