9 cosas para regalarle a tu moto

Sí, por si a alguien se le había escapado, hoy es San Valentín, ese día en el que tener un detalle con quien más feliz te hace… tu moto.
Carlos Domínguez -
9 cosas para regalarle a tu moto
Foto: Akrapovic

Hoy, sea una invención de las grandes empresas o no, se regalarán millones de pequeños detalles entre parejas de todo tipo. Nosotros los moteros y moteras tenemos la suerte de tener una pareja de dos ruedas muy especial que siempre está dispuesta a alegrarnos el día, a llevarnos de viaje, a relajarnos, a darnos una pizca de adrenalina que nos haga olvidar cualquier problema… y aunque cualquier día es bueno para tener un detalle con ella, hoy es todavía más especial. aquí van nueve accesorios que pueden mejorar tu relación con tu moto.

Escape completo o silencioso

Uno de los primeros elementos que se cambian y que en muchas ocasiones se montan directamente en el concesionario con la matrícula, es el silencioso de nuestra moto. Los tenemos de todos los colores, formas y acabados y para todos los bolsillos con escapes completos para los más exigentes y sólo silenciosos para aquellos que simplemente quieren avivar el sonido de su moto. Akrapovic, Arrow, Termignoni, Zard, LeoVince… la lista de empresas dedicadas a este sector es interminable y cubre cualquier necesidad. Eso sí, olvídate del Akrapovic que encabeza este artículo…

Latiguillos metálicos

Una forma de darle color a tu moto y, de paso, evitar que los frenos empiecen a perder tacto y efectividad cuando los sometemos a un uso continuo y exigente, es sustituir los de serie por unos latiguillos metálicos. La inversión es ínfima (los hay desde 40 euros o incluso menos) y la instalación la puedes realizar sin problemas en casa.

Detalles en carbono

Pero si a ti lo que te gusta es la estética pura y dura, las piezas en carbono son tu opción. Guardabarros delantero, trasero, quillas, colines, espejos retrovisores… o incluso puedes hacerte con carenados enteros en fibra de carbono para darle el toque maestro a tu moto. Consulta el catálogo de accesorios de la marca de tu moto, seguro que ellos tienen una buena selección de componentes.

Manillar alto, ancho…

Aunque del manillar nos solemos olvidar muy rápido, es uno de los cambios que más puede afectar a la posición que tomas encima de la moto y, por lo tanto, al comportamiento de la misma. ¿Te duelen las muñecas con el paso de los kilómetros? ¿te gustaría tener una posición más parecida al supermotard y poder hacer palanca? Compañías como Acerbis o ABM ponen a nuestra disposición manillares más planos y/o anchos que además, en ocasiones, son también regulables en altura y ángulo, ¿qué más se puede pedir?

Una funda

Tengas tu moto guardada en un garaje privado o en plena calle, nada la salva de las manazas de los indeseables o de las inclemencias del tiempo. Una funda puede ser el remedio definitivo para espantar a los curiosos o la mejor forma de proteger tu compañera de la lluvia y el frío.

Espejillos

Soy consciente del trabajo que debe llevar diseñar una moto para que además cumpla con todas las normativas de seguridad. Más debe costar si además no puedes permitirte dedicar tiempo a detalles de la moto que en demasiadas ocasiones se dejan prácticamente al libre albedrío. Unos espejillos inapropiados son capaces de cargarse hasta la más bella de las motos. Si te encuentras en este caso, no dudes en echar un vistazo a la industria auxiliar; gente como Rizoma cuida hasta el más ínfimo de los detalles.

Intermitentes

Otra de las víctimas de los ahorros son los intermitentes… a menudo el plástico utilizado es de muy poca calidad y los acabados dejan bastante que desear. Si los cambias, recuerda también cambiar el siguiente punto.

Soporte de matrícula

Porque en el deber de tener que cumplir con todas las normativas de todos los países donde se comercializa la moto, las marcas se ven obligadas a hacer auténticos escorzos para los soportes de sus matrículas. Brazos alargados con plataformas sobredimensionadas rompen en demasiadas ocasiones un diseño espectacular. La instalación es sencilla ale estarás haciendo un favor a tu moto y a tus ojos.

Unas llantas con las que babear

Quizás uno de mis elementos favoritos, especialmente si la moto en la que se van a montar hace uso de los siempre espectaculares basculantes monobrazo. Los modelos de aluminio las fábricas más famosas como OZ o Marchesini llegan pronto a los 1.000 euros, superando los 1.500 fácilmente si optamos por materiales como el magnesio. Eso sí, además del espectáculo visual, habrás perdido un peso primordial para agilizar tus cambios de dirección.

Suspensión nueva o preparada

Y por último, algo a lo que a veces no se presta la necesaria atención; las suspensiones. Puede que un cambio de horquillas (Öhlins, Showa, WP, Marzocchi…) o muelles esté fuera de nuestro alcance pero, aun así, hay opciones más económicas con las que adaptar las suspensiones a nuestras necesidades. En Motociclismo te explicamos ya cómo ponerlas a punto pero, ante la duda, consulta siempre con un profesional.

Y tú, ¿qué le compras a tu moto para hacerla más feliz?.

Te recomendamos

Es muy difícil resumir la vida de Ángel Nieto en un solo libro, pero desde MOTOCICLIS...

Hace unas semanas dos lectores de la revista LA MOTO tuvieron la ocasión de probar el...

No hay duda de que Bridgestone se ha convertido en la firma de neumáticos más activa ...

La Kawasaki Ninja ZX-10R en su versión SE introduce el nuevo e interesante sistema de...

También te puede interesar

Tener siempre el último modelo o varias motos de distintas categorías no es algo que esté al alcance de todos. Por suerte, no hace falt...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.