Cómo elegir el mejor equipamiento para montar en moto en invierno

¿Usas tu moto a diario y no quieres pasar frío? Un buen equipamiento es primordial.
O. Pena -
Cómo elegir el mejor equipamiento para montar en moto en invierno
En invierno es fundamental elegir un buen equipamiento para prevenir el frío

El invierno puede convertirse en un pequeño o gran suplicio para el motorista, en función de si vas o no correctamente equipado. Por cualquier parte del cuerpo puede «colarse el frío». Para evitarlo, la industria ofrece multitud de prendas técnicas de gran calidad, capaces de transformar nuestra percepción de esta época del año, y dejarnos disfrutar de la conducción de nuestra máquina independientemente de las condiciones meteorológicas.

Para empezar, existen muchos modelos de casco de moto y hay que escoger con criterio. Olvídate de los abiertos, y fíjate bien en que las pantallas cierren con precisión y sean lo más herméticas posibles. También hay que estar pendiente de que sean cerrados en su justa medida por el cuello, para que no se cuele el aire. Es más, todo el que entre debe estar controlado y canalizado por las propias ventilaciones del casco, ya sea para ventilarlo en verano, o espantar el vaho de invierno. En este sentido, es importante, casi imprescindible, utilizar algún tipo de sistema anti-vaho. Está el cubrenariz y, sobre todo, el "pinlock" (pantalla pequeña con borde de silicona que se adhiere a la cara interior de la pantalla del casco, creando una cámara de aire sellada que evitar que surja el vaho).  

Siguiendo por la parte más expuesta, las manos, la mejor forma para mantenerlas calientes y secas es utilizando guantes específicos para tal fin, los cuales suelen estar fabricados con varias capas de diferentes tejidos, cada uno de los cuales realiza una función diferente. Unos se encargan del aislamiento térmico, otros son repelentes al agua, y otros se encargan de protegernos contra la abrasión en caso de caída. En realidad, este principio es el que sigue cualquier prenda, sea un guante, una chaqueta o una bota, aunque los materiales y cantidad de los mismos cambian en función de la finalidad a la que se dirijan.

La importancia del buen material

Existen multitud de tejidos «antifrío», algunos desarrollados por las propias marcas de ropa para sus productos, y otros más «genéricos» y conocidos. Esto no significa que unos sean mejores que otros, ya que cada uno tiene sus propias características. El más famoso de todos es el Gore-Tex. Esta membrana aúna tres características fundamentales en una prenda de invierno: hace de cortaviento, es impermeable y transpirable. Está compuesto por millones de poros microscópicos por centímetro cuadrado, por lo que no entra el agua, pero sí deja que transpiremos. De este modo evita la sensación de ir sudado a la vez que abrigado. Muchos fabricantes, en lugar de desarrollar sus propios tejidos, acuden directamente al Gore-Tex. Otros, sin embargo, como algunas de las marcas más conocidas del mercado, tienen las suyas. Así por ejemplo, las chaquetas Alpinestars disponen de Drystar, en Dainese se utiliza el D-Dry, y en Spidi el H2Out. Otras marcas con características parecidas, aunque cada una tiene sus propias cualidades, son, por ejemplo, WindTex, Coolmax, Suplex, Thermolite y Thinsulate. Esta última se usa mucho en guantes por la alta capacidad térmica y aislante, aunque tienen baja transpiración.

Aléjate de la ropa de vestir normal, y de ponerte más capas «que una cebolla». Con ello al final sólo consigues no transpirar y reducir tu movilidad encima de la moto. Pensando en climatologías muy adversas, y puestos, por ejemplo, a realizar una excursión de fin de semana, la primera prenda que hemos de ponernos es ropa térmica. Que es como la segunda piel. A continuación, un forro, ya sea del tipo «polar», una sudadera o una prenda especializada para moto como capa intermedia. Es fundamental, sobre todo si somos frioleros. Y por último, nos pondríamos la cazadora (de tipo 3/4 a ser posible) y el pantalón, ambos con forro interior desmontable.

Todo ello, por supuesto, fabricado en los materiales específicos para el frío mencionados anteriormente, lo que implica, entre otras cosas,  alejarnos del cuero (que es muy bueno contra la abrasión, pero es frío en invierno, y caluroso en verano). Finalmente, no podemos olvidarnos de proteger bien los pies, con botas específicas de caña alta que tengan buenas propiedades térmicas e impermeables.

Te recomendamos

Ven a disfrutar de una experiencia muy especial con el Yamaha TMAX. En LA MOTO te hem...

Los 3 Days de Triumph son una oportunidad única para que conozcas en primera persona ...

Os mostramos cómo escoger el equipamiento adecuado para los niños y niñas que dan sus...

Kawasaki acaba de lanzar su nueva Z650, la moto destinada a convertirse en la naked i...

Touratech, la firma de referencia de accesorios de aventura, ya tiene lista su amplís...

La apuesta de Yamaha con su concepto de naked tricilíndrica se consolida al alcanzar ...

Libertad, aventura y pasión, son tres palabras con las que Benelli quiere introducir ...

También te puede interesar

Una ruta en moto en pleno invierno no es imposible, especialmente en lugares como Valencia, donde el clima es más benévolo....

Si eres de los que no te baja de la moto incluso cuando nieva, consulta los consejos que te ofrecemos para realizar una conducción segu...

Comenta el artículo

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.