Entrevista a Laia Sanz: "El objetivo es el top 15, pero me veo preparada para estar más adelante"

En las últimas semanas, Laia ha utilizado los Pirineos como campo de entrenamiento con intensas sesiones de esquí de montaña, que además le han ayudado para recrear algunas situaciones muy características del Dakar como son la navegación, la soledad o la altura.
Rafa Rubio. -
Entrevista a Laia Sanz: "El objetivo es el top 15, pero me veo preparada para estar más adelante"
Laia Sanz. (Fotos: Red Bull)

Laia Sanz, trece veces campeona del mundo de trial, cinco veces campeona del mundo de enduro y considerada la piloto más importante de la historia del motociclismo ha sacado un hueco en su agenda para concedernos una entrevista previa al inicio del Dakar 2018 que dará comienzo en tan solo 3 días. Antes de que la altura y el calor extremos aparezcan, hablamos con ella mientras afina su preparación para la prueba sobre la temporada 2017, su nueva moto, sus objetivos en la 40ª edición de la carrera más dura del mundo,…

  • Sólo corriste dos Rallies el año: muchos pensábamos que te centrarías más en los Rallies y menos en el Enduro…

Seguramente este año sí. Los años anteriores han sido complicados, hice algunas pruebas como Qatar y Abu Dhabi y no preparé bien el Enduro. Finlandia y Suecia fueron un desastre absoluto, se me juntaron muchas cosas y no estaba muy fina físicamente…  Por eso decidimos que la primera mitad de la temporada me centraría en el Enduro.

  • Hablemos de la nueva moto de raids, que obviamente causó sensación desde el punto de vista técnico.  

Estoy encantada ya que, principalmente, te permite ir con mayor seguridad y al final, correr más. Ya hice unas cuantas horas con esta moto en dos test el año pasado, más alguna cosita el anterior cuando empezó su desarrollo. Así que, contenta y animada de cara al Dakar.

  • ¿Cómo la comparas con la «vieja»?

La moto anterior es una muy buena moto, ganó el Dakar contra Honda, que tiene mucha tecnología y que están muy volcados en esta especialidad, así que la base era buena. Era también muy fiable y muy sencilla de mantener, una moto de rally pensada para el rally. Pero para mí era también una moto bastante física y me costaba un poco ir rápida con ella, esta nueva me ayuda mucho más.

    Laia durante su preparación en el gimnasio de cara al Dakar. (Foto: Red Bull)

  • Hablemos del Dakar: llevas ya unas cuantas participaciones, con muy buenas actuaciones y algún resultado brillante, como el top-ten del 2015. ¿Cuál es tu objetivo para la edición de este año?

La verdad que no quiero ponerme objetivos muy concretos. El noveno puesto de hace tres años resultó al final un poco contraproducente, porque a partir de ahí todo el mundo espera muchísimo y la presión es muy alta. Al año siguiente me caí mucho, tenía muchas ganas, además con un equipo nuevo. El año pasado pequé un poco de conservadora. Normalmente voy de menos a más y como fue un Dakar raro porque cortaron muchas etapas y los días difíciles se anularon, quizás no corrí todo lo que podía. Este año, con la moto nueva y esperemos que un Dakar completo y duro, creo que puedo ir bien. Además, otro de los factores que puede marcar la diferencia durante los 15 días del rally es la alimentación; en mi primera participación llegué a perder siete kilos, me costaba mucho comer. Ahora ya he aprendido a prepararme cada carrera.

  • ¿Algún puesto final en mente?

Intentaré estar entre los quince primeros, ese es el objetivo del equipo y mío. Aunque me siento preparada para estar un poco más adelante.

  • Muy conservadora te veo…

No, pero soy realista. Miras la inscripción y ves que hay 25 pilotos oficiales, mucho nivel.

  • La gente espera de ti el top-ten…

Bueno, al final, si una vez lo hice por qué no otra vez. Ese es mi sueño, pero tampoco quiero obsesionarme. En el Dakar puedes empezar haciendo el 20, 25, y no es malo, porque luego pasan cosas. Hay mucho nivel y pilotos muy rápidos, pero 15 días sin caerse y sin que pase nada es imposible. Yo no suelo caerme mucho, sé gestionar la carrera. Si hago eso bien, no cometo grandes fallos de navegación y tengo un poco de suerte de no romper nada, puedo estar ahí.

  • Con tu experiencia en esta carrera ¿qué crees que te falta para subir otro nivel? ¿Para entrar entre los cinco primeros?

Soy muy realista, me falta nivel. Por ejemplo, haber sido piloto de cross, soy muy consciente de mis limitaciones. Físicamente creo que al final, nos guste o no, existe un límite y creo que también me falta un pelín de locura. Para estar en el top 5 del Dakar, hay que estar muy loco, hay que desconectar. Si me he caído tan poco es porque voy siempre conectada.

  • Eres muy modesta. Tienes virtudes que compensan de sobra el gap físico o la falta de nivel, como tu cabeza, tu capacidad para comprender la carrera.

Puede ser, las carencias se pueden compensar, aunque sea en parte. Si es un año que pasan cosas, que hay etapas de esas de debacle, como el Salar, normalmente me va bien. Aunque necesitas suerte.

  • Por último, has sido trece veces campeona mundial de trial, cinco de enduro, top-10 en el Dakar… Mirando hacia delante ¿qué es lo que te falta por conseguir?

Te soy sincera, una «faena» de haber acabado el Dakar novena es que ya estoy satisfecha en cuanto a resultados, porque he conseguido más de lo que hubiese soñado cuando empecé. Pero al final mi motivación es que me lo paso muy bien haciendo lo que hago. En cuanto a resultados, creo que ya he demostrado lo que tenía que demostrar. Ahora sólo quiero seguir disfrutando. 

Laia Sanz durante una jornada de skimo en los Pirineos. (Foto: Red Bull)

Laia Sanz, trece veces campeona del mundo de trial, cinco veces campeona del mundo de enduro y considerada la piloto más importante de la historia del motociclismo ha sacado un hueco en su agenda para concedernos una entrevista previa al inicio del Dakar 2018 que dará comienzo en tan solo 3 días. Antes de que la altura y el calor extremos aparezcan, hablamos con ella mientras afina su preparación para la prueba sobre la temporada 2017, su nueva moto, sus objetivos en la 40ª edición de la carrera más dura del mundo,…

  • Sólo corriste dos Rallies el año: muchos pensábamos que te centrarías más en los Rallies y menos en el Enduro…

Seguramente este año sí. Los años anteriores han sido complicados, hice algunas pruebas como Qatar y Abu Dhabi y no preparé bien el Enduro. Finlandia y Suecia fueron un desastre absoluto, se me juntaron muchas cosas y no estaba muy fina físicamente…  Por eso decidimos que la primera mitad de la temporada me centraría en el Enduro.

  • Hablemos de la nueva moto de raids, que obviamente causó sensación desde el punto de vista técnico.  

Estoy encantada ya que, principalmente, te permite ir con mayor seguridad y al final, correr más. Ya hice unas cuantas horas con esta moto en dos test el año pasado, más alguna cosita el anterior cuando empezó su desarrollo. Así que, contenta y animada de cara al Dakar.

  • ¿Cómo la comparas con la «vieja»?

La moto anterior es una muy buena moto, ganó el Dakar contra Honda, que tiene mucha tecnología y que están muy volcados en esta especialidad, así que la base era buena. Era también muy fiable y muy sencilla de mantener, una moto de rally pensada para el rally. Pero para mí era también una moto bastante física y me costaba un poco ir rápida con ella, esta nueva me ayuda mucho más.

    Laia durante su preparación en el gimnasio de cara al Dakar. (Foto: Red Bull)


  • Hablemos del Dakar: llevas ya unas cuantas participaciones, con muy buenas actuaciones y algún resultado brillante, como el top-ten del 2015. ¿Cuál es tu objetivo para la edición de este año?

La verdad que no quiero ponerme objetivos muy concretos. El noveno puesto de hace tres años resultó al final un poco contraproducente, porque a partir de ahí todo el mundo espera muchísimo y la presión es muy alta. Al año siguiente me caí mucho, tenía muchas ganas, además con un equipo nuevo. El año pasado pequé un poco de conservadora. Normalmente voy de menos a más y como fue un Dakar raro porque cortaron muchas etapas y los días difíciles se anularon, quizás no corrí todo lo que podía. Este año, con la moto nueva y esperemos que un Dakar completo y duro, creo que puedo ir bien. Además, otro de los factores que puede marcar la diferencia durante los 15 días del rally es la alimentación; en mi primera participación llegué a perder siete kilos, me costaba mucho comer. Ahora ya he aprendido a prepararme cada carrera.

  • ¿Algún puesto final en mente?

Intentaré estar entre los quince primeros, ese es el objetivo del equipo y mío. Aunque me siento preparada para estar un poco más adelante.

  • Muy conservadora te veo…

No, pero soy realista. Miras la inscripción y ves que hay 25 pilotos oficiales, mucho nivel.

  • La gente espera de ti el top-ten…

Bueno, al final, si una vez lo hice por qué no otra vez. Ese es mi sueño, pero tampoco quiero obsesionarme. En el Dakar puedes empezar haciendo el 20, 25, y no es malo, porque luego pasan cosas. Hay mucho nivel y pilotos muy rápidos, pero 15 días sin caerse y sin que pase nada es imposible. Yo no suelo caerme mucho, sé gestionar la carrera. Si hago eso bien, no cometo grandes fallos de navegación y tengo un poco de suerte de no romper nada, puedo estar ahí.


  • Con tu experiencia en esta carrera ¿qué crees que te falta para subir otro nivel? ¿Para entrar entre los cinco primeros?

Soy muy realista, me falta nivel. Por ejemplo, haber sido piloto de cross, soy muy consciente de mis limitaciones. Físicamente creo que al final, nos guste o no, existe un límite y creo que también me falta un pelín de locura. Para estar en el top 5 del Dakar, hay que estar muy loco, hay que desconectar. Si me he caído tan poco es porque voy siempre conectada.

  • Eres muy modesta. Tienes virtudes que compensan de sobra el gap físico o la falta de nivel, como tu cabeza, tu capacidad para comprender la carrera.

Puede ser, las carencias se pueden compensar, aunque sea en parte. Si es un año que pasan cosas, que hay etapas de esas de debacle, como el Salar, normalmente me va bien. Aunque necesitas suerte.

  • Por último, has sido trece veces campeona mundial de trial, cinco de enduro, top-10 en el Dakar… Mirando hacia delante ¿qué es lo que te falta por conseguir?

Te soy sincera, una «faena» de haber acabado el Dakar novena es que ya estoy satisfecha en cuanto a resultados, porque he conseguido más de lo que hubiese soñado cuando empecé. Pero al final mi motivación es que me lo paso muy bien haciendo lo que hago. En cuanto a resultados, creo que ya he demostrado lo que tenía que demostrar. Ahora sólo quiero seguir disfrutando. 

Laia Sanz durante una jornada de skimo en los Pirineos. (Foto: Red Bull)


Te recomendamos

Ducati y LA MOTO te invitan a la próxima World Ducati Week con tu acompañante en un a...

Probamos en exclusiva el motor que Triumph utilizará en 2019 en el Campeonato del Mun...

Es muy difícil resumir la vida de Ángel Nieto en un solo libro, pero desde MOTOCICLIS...

Las diez noticias de actualidad, consejos y equipamiento más leídas de 2017....

También te puede interesar

La catalana ha ganado en la votación a la murciana Ana Carrasco y la italiana Kiara Fontanesi....

Mirar hacia arriba, buscar un límite en el cielo, superarlo... para volver a mirar arriba, y repetir....

La 40ª edición del Dakar dará comienzo el próximo 6 de enero en Lima en lo que será una carrera muy atractiva para los aficionados....

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.