Ir a motociclismo.es

Clásicas raids: BMW F 650 GS Rallye 2001, Sainct Réplica

La marca alemana lanzó en 2001 un completo kit que transformaba a la F 650 GS de serie en una moto competitiva para el Dakar.
Joan Carles Orengo. -
Clásicas raids: BMW F 650 GS Rallye 2001, Sainct Réplica
Motocicleta en estado original propiedad de J.F. Sánchez «Pou». Fotos: Joan Carles Orengo.

En su retorno oficial al Dakar en 1999, BMW lograba con el francés Richard Sainct dos victorias consecutivas con un prototipo basado en la F 650 GS de serie. Moto que en 2001 derivaría en un modelo «carreras-cliente».

Durante la primera mitad de los años ochenta, la marca alemana BMW imponía su ley en el entonces todavía «París-Dakar». Con unos imponentes modelos derivados de las GS Bóxer, primero el galo Hubert Auriol (1981 & 1983) y luego el belga Gaston Rahier (1984 & 1985) se convirtieron en los reyes de la legendaria prueba africana. Era una época en la que las marcas apostaban por la fiabilidad y prestaciones de sus modelos de gran cilindrada para hacer frente a la tremenda dureza de la carrera. Pero poco a poco las cosas fueron poniéndose en su sitio, en parte porque los organizadores, visto el gran riesgo que suponían las tremendas velocidades que se alcanzaban, fueron modificando el recorrido de manera que las más ligeras monocilíndricas recobrarían el protagonismo.

El retorno

Cuando a finales de 1997 BMW anunció su retorno oficial al Dakar, lo hizo en base a su monocilíndrica F 650 GS. Si bien la primera aparición de estas motos se saldó con un sonado fracaso - tan solo terminaron dos de las cinco motos presentadas, siendo la mejor clasificada en el puesto 35º-, en los dos años siguientes consiguieron dos memorables victorias con el francés Richard Sainct devolviendo a la firma bávara a lo más alto, incluyendo un espectacular 1-2-3-4 en el 2000.

Sin embargo, aunque BMW dominaba en los podios, en el vivac de cada etapa era KTM quien lo hacía, al ser la única marca que ofrecía un modelo competitivo y fiable a los pilotos privados. Decididos a solucionar este problema, los alemanes, con el responsable off road de la marca Richard Schalberg al frente del proyecto y con la estrecha colaboración del especialista en accesorios Touratech, lanzaron en 2001 un completo kit que transformaba a la civilizada F 650 GS de serie en una moto competitiva para el Dakar.

Esta era la gran diferencia de concepto entre la KTM Rallye y su homóloga de BMW. Mientras la moto naranja era un modelo desarrollado específicamente para el desierto, BMW se limitaba a ofrecer un completo kit para adaptar su moto de serie que obviamente, algunos concesionarios de la marca ofrecían como moto completa a un PVP nada desdeñable de más de tres millones de pesetas de la época (casi dos veces y media lo que una F 650 de serie).

Partiendo de la base del chasis, basculante y motor prácticamente de serie, se montaban suspensiones WP de máxima calidad, con unas tijas de dirección mecanizadas más robustas adaptadas a la nueva horquilla y con anclajes previstos para un nuevo manillar y la inevitable instrumentación añadida. Las fibras eran también completamente nuevas, con nuevos depósitos laterales y trasero, además de un carenado elevado. La gran ventaja de este modelo es que compartía homologación con la F 650 de serie y que desmontarle el kit era una tarea relativamente sencilla si se la quería devolver a la vida «civil».

Completo

El kit de fibras estaba repartido entre dos depósitos laterales de 12L. cada uno y uno trasero de 17L. que se añadían al de serie central que era el que se encargaba de alimentar el sistema de inyección. Para carreras de menor duración, muchos pilotos desmontaban el trasero que perjudicaba mucho al comportamiento de la moto, como es el caso de esta unidad. Las modificaciones en el motor se limitaban a una mayor relación de compresión y al escape completo. La instrumentación con su consiguiente instalación eléctrica y el depósito inferior de agua eran otros elementos imprescindibles de la transformación. Las suspensiones estaban firmadas por WP.

Te recomendamos

Si buscas scooter 125cc para moverte por la ciudad, no pierdas de vista la oferta de ...

Ducati pinta de rojo el Black Friday, ¡durante una semana! Regalo de accesorios o bou...

El KYMCO AK 550 puede ser tuyo financiado sin intereses, con seguro obligatorio de re...

Aprovecha está oportunidad y hazte con un equipo completo de la marca Fox por tan sol...

También te puede interesar

En la primera aparición de las Yamaha bicilíndricas en el Dakar, Carlos Mas lograba, con una segunda plaza, el mejor resultado de la hi...

En 1980 Montesa lanzaba al mercado una nueva versión de su Cappra 125 denominada VF, un modelo que aportaría pocas novedades y que supo...

En 1981, la prestigiosa marca alemana Maico llevaba a la serie el motor con admisión por láminas que, desarrollado por sus pilotos ofic...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.