Yamaha X-Max 400, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

El Yamaha X-Max 400 se actualiza con los retoques necesarios internos y externos para mantenerse como el scooter de espíritu deportivo y actual que siempre fue, ahora más potente, más ligero y más tecnológico.
Roberto Ruiz -
Yamaha X-Max 400

Yamaha sabe que no puede descuidar sus scooters y por eso, en pleno verano, nos sorprende con este nuevo lanzamiento. El X-Max 400 se pone al día para seguir siendo el que fue y no dejar que la competencia le pueda comer terreno. En la casa japonesa tenían pendiente actualizar su motor para cumplir con la normativa de emisiones Euro4 y, junto a su propulsor, se ha aprovechado para elevar el carácter premium del X-Max, con nuevos componentes tecnológicos y acabados de más alto nivel.

El Yamaha X-Max 400 gana 2 CV de potencia y pierde 5 Kg de peso


Los scooters en Yamaha son de vital importancia, de hecho representan casi el 50% de sus ventas en Europa. De 2011 a 2016 su gama sport ha vendido más de 560.000 unidades en el mercado europeo, y ahí se engloban los modelos que van del X-Max 125 al TMax 530. Este 2017 Yamaha ha presentado tres nuevos modelos sport: el TMax, el X-Max 300 y este X-Max 400, completándose la gama con el hermano pequeño de todos ellos: el X-Max 125. De entre todos ellos el 400 supone el 8% en ventas, el 125 el 22%, el 300 el 29% y, por encima de todos ellos, el TMax con el 41% del pastel. Con todos ellos el cliente que busque un scooter deportivo de Yamaha tiene de sobra donde elegir y fácil para crecer si empieza desde abajo.

Qué tiene de nuevo el Yamaha X-Max 400 2018

El nuevo X-Max 400 no supone una revolución frente al anterior modelo, no estamos hablando de un modelo completamente nuevo ni mucho menos, pero sí de una remodelación en la que se han tocado aspectos tan importantes como motor, suspensiones, tecnología y equipamiento, por lo que sí estamos ante un modelo claramente superior y más avanzado que el anterior. 

El Yamaha X-Max 400 mantiene toda la esencia deportiva de toda su familia “Max”

Para empezar, el motor ahora es capaz de ofrecer más potencia y más par, pasando de 31 a 33 CV y de 33 a 36 Nm. El chasis es ahora 3 kilos más ligero para aumentar su manejabilidad, rediseñado para ofrecer un buen compromiso entre flexibilidad y rigidez, y sobre él se han modificado también los puntos de anclaje del motor para mejorar la estabilidad de la conducción. La suspensión delantera también cambia, ahora el X-Max 400 monta una horquilla “de moto” como la del TMax, las barras pasan de los anteriores 35 mm a ser ahora de 33, mientras que detrás el doble amortiguador regulable en precarga aumenta su recorrido en 35 mm para un mayor confort.


Las ayudas, además de con su ABS de serie, llegan también gracias a un nuevo y efectivo control de tracción que actúa sobre el encendido y la cantidad de combustible inyectado. Además, puede ser fácilmente desactivado si así lo deseamos. Las ruedas siguen siendo de 15” delante y 13 detrás pero ahora para calzarlas se opta por unos Michelin City Grip. El equipo de frenos monta delante un doble disco de 267 mm y uno de 245 en el tren trasero (antes 267), lo que asegura bastante más potencia de frenado que en su hermano X-Max 300, que cuenta con un único disco delante. En esta ocasión Yamaha ha añadido un práctico freno de estacionamiento, muy útil cuando necesitamos detenernos en pendiente.

El nuevo Yamaha X-Max 400 sabe cómo cuidar los detalles

Al diseño del X-Max 400 también se le ha dado un buen repaso. Sigue siendo el mismo de siempre pero con líneas más esbeltas y deportivas, asemejándose un poco más al TMax. Toda su iluminación es por LED, incluso la luz de cortesía que encontramos bajo el asiento. Espacio, por cierto, que ha sido rediseñado para ofrecer aún mayor capacidad de carga. Hay hueco de sobra para dos cascos integrales e incluso alguna cosa más y sus formas han cambiado para acoger sin problema maletines rectangulares. Delante encontramos dos guanteras, una de apertura rápida y otra con cierre remoto donde disponemos de una toma de corriente de 12V. También se ha aprovechado para mejorar su cuadro de instrumentos, ahora más amplio, con fondo negro y acabados de mejor calidad. Todo el display se controla fácilmente desde un conmutador en la piña derecha. 

Ahora el Yamaha X-Max 400 cuenta con un efectivo control de tracción de serie con posibilidad de desconexión

Como en el 300, Yamaha ha equipado su nuevo X-Max 400 con un sistema de llave inteligente que funciona por proximidad. Con la llave en el bolsillo lo haremos todo desde un pulsador central desde el que daremos el contacto, permitiremos el acceso a la guantera o al tapón del depósito o bloquearemos la dirección. Cómodo y práctico, sobre todo en cuanto le cogemos el truco a sus diferentes posiciones. La pantalla, por su lado, puede ser regulada en altura, algo que curiosamente también se puede hacer ahora con su manillar para ajustar la ergonomía a nuestro gusto.
También se ha cuidado especialmente el diseño de su nuevo asiento y entre su doble tapizado y sus cada vez más vistosos remates en aluminio todo el conjunto gana en deportividad. Sus acabados, además, son parte importante el aire premium y de calidad con el que Yamaha ha puesto este nuevo modelo en el mercado.

Cómo va el nuevo Yamaha X-Max 400

El Yamaha X-Max 400 lo tiene todo para convertirse en un vehículo ideal para quien combina desplazamientos por vías rápidas con trayectos cotidianos dentro de la urbe. Si sólo te vas a mover en la ciudad y en sus alrededores más cercanos con su hermano 300 puedes tener suficiente, pero si lo que buscas es poder alcanzar velocidades más altas e incluso tener la posibilidad de poder hacer escapadas de fin de semana, donde agradecerás un comportamiento más deportivo, este 400 será entonces el mejor candidato.

El X-Max 400 ofrece una capacidad de carga bajo el asiento donde caben dos cascos integrales y alguna cosa más

El Yamaha X-Max 400 sigue siendo potente y deportivo, ahora más que nunca desde que hizo su aparición en 2013, y eso lo demuestra tanto con su diseño como en su sensible aumento de prestaciones. La posición de conducción sigue siendo muy natural, bastante elevados, y el triángulo que forman manillar, pies y asiento acoge a usuarios de toda talla sin problemas de manera relajada, sin la más mínima sensación de agobio, y es que aunque el X-Max sea un scooter japonés se nota el peso de Yamaha Europa en su desarrollo desde el primer día. Sus 33 CV y los 210 Kg que declara la marca en orden de marcha permiten que sea muy rápido y las restricciones de la Euro4 no le han sentado nada mal, sino todo lo contrario. En cambios de dirección es ágil y no hay más que insinuárselo para trazar cada curva con precisión, pero sí es verdad que chasis y suspensiones se ven un poco comprometidos cuando queremos sacarle todo el partido a su motor y, en curvas muy rápidas, pueden perder un poco de confianza con algún que otro titubeo si el asfalto no es perfecto. Los amortiguadores traseros, ahora con un mayor recorrido, absorben mejor las inclemencias del asfalto y se muestran más amables que antes, aunque se pueden seguir sintiendo un poco secos de reacciones ante los peores baches y badenes.

El precio del Yamaha X-Max 400 2018 es de 6.699 €

Las mejoras se notan también en la calidad de vida. El hueco bajo el asiento siempre fue bueno pero ahora es aún más aprovechable y es un gustazo comprobar todo lo que cabe en él. El cuadro de instrumentos ofrece un muy buen ordenador de a bordo con información útil y todo lo manejamos desde un pulsador ubicado en la piña derecha, incluso la posibilidad de desactivar el control de tracción.


Los avances del nuevo X-Max 400 respecto a su predecesor se notan y se agradecen, Yamaha lo ha conseguido además con un incremento en su precio de sólo 100 euros poniendo además un amplio catálogo de accesorios al alcance de sus clientes. El Phantom Blue, el Sonic Grey y el Blazing Grey son sus nuevos colores.

Lo mejor:
  •  

    Capacidad de carga

  •  

    Diseño

  •  

    Acabados

  •  

    Prestaciones

Mejorable:
  •  

    Altura libre al suelo en curva

  •  

    Dimensiones del silenciador

  •  

    Estabilidad "a tope"

Galería relacionada

Yamaha X-Max 400 2018, fotos

Yamaha FZ6 Fazer S2

3000 €

  • 64000 km
  • |
  • Año 2009
  • |
  • Potencia: 600 cc / 98 CV
  • |
  • 3
01/08/2016

Yamaha YZF-R1

6700 €

  • 34000 km
  • |
  • Año 2008
  • |
  • Potencia: 1000 cc / 180 CV
  • |
  • 4
04/08/2016

Yamaha FZ6 Fazer

2550 €

  • 62000 km
  • |
  • Año 2005
  • |
  • Potencia: 600 cc / 98 CV
  • |
  • 13
20/08/2016

Yamaha Tricker

2900 €

  • 2420 km
  • |
  • Año 2006
  • |
  • Potencia: 250 cc / 14 CV
  • |
  • 2
23/08/2016
Fichas Técnicas

Yamaha

X-Max 400


Te recomendamos

Ducati y LA MOTO te invitan a la próxima World Ducati Week con tu acompañante en un a...

Probamos en exclusiva el motor que Triumph utilizará en 2019 en el Campeonato del Mun...

Es muy difícil resumir la vida de Ángel Nieto en un solo libro, pero desde MOTOCICLIS...

Las diez noticias de actualidad, consejos y equipamiento más leídas de 2017....

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.