BMW R nineT Urban G/S 2017, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Sobre la base de la R nineT Scrambler, BMW ha preparado la bonita R nineT Urban G/S, una trail ciudadana que recuerda la la mítica R 80 GS de la década de los 80 en su decoración y en algunos componentes de su carrocería.
Víctor Gancedo -
Fotos: BMW

BMW Motorrad nos ha invitado a Gerona para probar la nueva R nineT Urban G/S. En el evento organizado en la histórica comarca de El Ampurdán hemos compartido ruta y vivencias con miembros del Club BMW R 80 GS y sus motos, lo que ha contribuido a que hayamos disfrutado de una presentación muy entrañable. Para refrescarnos la memoria, antes de nada hay que recordar que la nueva Urban G/S es ya la quinta integrante de la familia R nineT y toma su idea del prototipo Lac Rose que pudimos ver el verano pasado en el Wheels&Waves celebrado en la localidad francesa de Biarritz.

Esta nueva BMW se ha desarrollado sobre la plataforma de la R nineT Scrambler y es una interpretación moderna de la mítica R 80 GS que participó con éxito en los más famosos rallyes africanos de la década de los 80, en los que logró importantes victorias con el francés Hubert Auriol y el belga Gaston Rahier a los mandos. Como su denominación indica, se trata de una trail urbana cuya estética recuerda inevitablemente a la citada R 80 GS y en especial con la decoración utilizada en esta presentación, con el depósito blanco con “adornos” azules y el tapizado de asiento naranja. También el gran faro delantero envuelto por una característica careta y la aleta delantera elevada nos recuerdan inevitablemente a la primera “Gelände/Straße” de los años 80.

La Urban G/S es una interpretación moderna de la R 80 GS con la que BMW logró importantes triunfos en en en el París-Dakar en la década de los 80.  

La Urban G/S puede ser adquirida desde ya mismo por 13.870 euros y sin diferencias en el precio se puede elegir entre que venga equipada con unas llantas de radios preparadas para montar neumáticos sin cámara o unas de aleación de cinco palos rectos. En ambos casos utiliza unos modernos neumáticos Metzeler Tourance Next de marcado enfoque asfaltico y en medidas 120/70-19” y 170/60-17”, las mismas que caracterizan a la superventas R 1200 GS. Además, aunque no es una moto especialmente concebida para ello, los que deseen utilizarla por pistas de tierra también podrán calzarlas con neumáticos de tacos Continental Twinduro TKC80, aunque en este caso si se deberá pagar un sobreprecio. Como la Scrambler, las suspensiones de la Urban G/S poseen unos recorridos contenidos (anuncia 125 y 140 mm, delante y detrás respectivamente), por lo que dónde más vamos a disfrutar con ella y como hemos podido comprobar en su presentación, va a ser en carretera.

BMW R nineT Urban G/S, muy lograda

Desde que el pasado otoño pude ver las primeras fotos unas días antes de celebrarse el Salón de Milán, tengo que reconocer que esta R nineT Urban G/S me “entró por los ojos” gracias a una diseño que combina rasgos clásicos con modernos, por lo que tenía muchas ganas de verla en directo y de probarla. Al ponerte por primera vez a sus mandos, se siente un poco alta y los marcados bordes de su asiento no facilitan las cosas al tener que poner los pies en el suelo o al maniobrar en parado, especialmente si mides menos de 1,70 m. Pero una vez que sus ruedas comienzan a girar con la ayuda del motor la cosa cambia, y esta alemana se vuelve manejable y fácil de dirigir al punto deseado. El manillar ancho y la posición de conducción erguida acrecientan la sensación de control. También la respuesta es muy directa al puño del acelerador y las reacciones del cardan no son muy perceptibles al movernos por espacios pequeños a baja velocidad. Si es cierto que la suspensión trasera se siente un poco seca a la hora de filtrar irregularidades y con la horquilla ocurre lo contrario. Es absorbente y supera pequeñas irregularidades sin problemas, pero al aumentar el ritmo y realizar frenadas enérgicas, se hunde con más rapidez de la deseada. Como la Scrambler, donde más se disfruta esta Urban G/S es en carreteras con cambios de ritmo y mayormente reviradas Además, hay que señalar que declara un peso de 221 kg con los 17 litros de gasolina que caben en su depósito, una cifra que no es excesivamente alta, pero que se corresponde con la de una moto de alta cilindrada.

Su manillar alto y la posición de conducción erguida acrecientan la sensación de control , manejándose con facilidad y dirigiéndose con precicsión al punto deseado.

Como en el resto de R nineT, el buen funcionamiento general del bicilíndrico de “aire” es un aspecto destacable. Con 110 CV declarados, llama la atención su rápida y directa respuesta desde muy bajo régimen, obsequiándonos con una gran capacidad de recuperación en marchas largas. También su caja de cambios posee un accionamiento muy correcto y el sonido que emite por su escape es muy bonito, por lo que entendiéndolo tal y como es, es muy difícil sacarle pegas al ya veterano bóxer de 1.170 cc.

BMW R nineT Urban G/S, divertida

Además de por su estética, si hay otra faceta por la que me ha sorprendido la Urban G/S es por la deportiva. Si no fuerzas demasiado y le coges el punto, te permite disfrutar mucho en carreteras muy retorcidas. Sus neumáticos modernos aportan confianza y permiten realizar fuertes apoyos con garantías, logrando un buen paso por curva  y consintiendo inclinaciones considerables. Como he comentado antes, la horquilla es algo más blanda de lo deseado a la hora de practicar una conducción agresiva, por lo que es conveniente adelantar un poco los movimientos y frenar con anticipación, y así permitir que la amortiguación anterior se recupere y afronte los virajes con la moto equilibrada.

Permite disfrutar mucho en carreteras muy retorcidas y la buena "pegada" del propulsor se agrade al acelerar a la salida de las curvas.

La buena «pegada» del propulsor también se agradece en el momento de acelerar a la salida de las curvas, permitiendo trazarlas en una marcha más alta de la que se puede considerar como normal gracias a su gran respuesta desde bajo régimen. También la frenada es un aspecto resaltable. A pesar de no contar con pinzas «radiales», es potente y dosificable al mismo tiempo.

Con respecto a la posición de conducción, no hay grandes diferencias con respecto a la Scrambler. Si es cierto que su asiento es un poco más alto y cómoda al contar con más mullido, pero el resto de componentes, como el ancho manillar o los estribos “mixtos”, con gomas fácilmente desmontables, son los mismos que en su hermana, al igual que el depósito. De este modo la ergonomía es natural y confortable, e incluso el pasajero, sin grandes lujos, cuenta con un espacio en el que se puede situar de manera aceptable. Al respecto, hay que citar que en opción se ofrece un asiento monoplaza y una parrilla portabultos que se coloca en la parte destinada al acompañante, y con los que la estampa de esta R nineT Urban G/S es aún más admirable. 

Lo mejor:
  •  

    Estética clásica muy lograda

  •  

    Funcionamiento moderno

  •  

    Sensación de robustez

  •  

    Respuesta del motor a bajo régimen

Mejorable:
  •  

    Funcionamiento de las suspensiones en uso off road

Te recomendamos

La Bultaco Brinco cuenta ya con un evento deportivo en el que poner a prueba su carác...

Descubrir la provincia de Málaga en moto es toda una maravilla, y más cuando sabes qu...

La primera decisión que has tomado es sacarte el carnet de moto, la siguiente será qu...

¿Te apetece probar las nuevas Yamaha MT-09 y MT-10? Pues ve preparando tu agenda y ap...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.