KYMCO125/350, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

KYMCO ha preparado en la provincia de Ciudad Real un evento muy importante. Se ha tratado de la presentación dinámica del nuevo Super Dink, un producto que es clave para la marca y en el que tiene depositadas muchas esperanzas.
Víctor Gancedo -
Fotos: KYMCO

Con cerca de 32.000 unidades matriculadas desde su llegada en 2010, el KYMCO Super Dink 125/300 es un auténtico icono. Tras siete temporadas manteniéndose fiel a un diseño, este año le ha llegado la necesaria renovación y se ha preparado igualmente en dos versiones, aunque la mayor ha aumentado su cilindrada y ha pasado a denominarse Super Dink 350. Por este motivo, el más grande de los dos destaca no sólo por su mayor rendimiento, sino porque también estrena un moderno motor de 321 cc. El Super Dink se ha mantenido en puestos de privilegio de las listas de matriculaciones de los últimos años y por ello es un producto muy importante para KYMCO. Por este motivo el fabricante taiwanés ha preferido esperar hasta la implantación de la normativa Euro4 para renovarlo en su totalidad. Los nuevos Super Dink llegan muy bien preparados, pero con la difícil misión de sustituir a sus respectivos antecesores, ambos muy apreciados por sus bondades y buen rendimiento, además de por sus buenas relaciones calidad/precio.
Los nuevos Super Dink 125 y 350 comparten todos sus componentes y carrocerías. Tan sólo difieren en las partes motrices, en las escalas de sus velocímetros y en que el mayor cuenta con algunos puntos de refuerzo en el chasis. También en sus precios existen lógicas diferencias, siendo de 4.299 euros para el pequeño y de 4.999 euros para el mayor. Por lo demás, el Super Dink 125 y el Super Dink 350 son “como dos gotas de agua”.

El 125 y el 350 comparten carrocería y componentes, tan solo se diferencian en los motores y en algunos puntos de sus chasis

Más calidad y confort

Al observarlos detenidamente, llaman la atención por sus buenos acabados y por sus completos equipamientos, con un montón de detalles como parte de la iluminación delantera y trasera de LED, la doble guantera estanca tras el escudo frontal, el hueco bajo el asiento dotado de luz de cortesía y en el que caben dos cascos integrales y pequeños objetos, además del compacto ABS Bosch 9.1, la completa instrumentación dotada de ordenador de a bordo y las robustas estriberas para el pasajero, en su caso abatibles y provistas de gomas.

Con respecto a sus antecesores, los nuevos Super Dink han ganado en tamaño y en longitud, lo que contribuye a que se muestren más confortables en líneas generales, además de obsequiarnos con un mayor aplomo a alta velocidad, especialmente en el caso del “tres y medio” que posee un rendimiento claramente superior. Sí es cierto que la posición de conducción sigue sin ser especialmente amplia para conductores de talla grande, pero aun así son scooter agradables, que brindan una buena protección y que funcionan de manera realmente suave y constante. El asiento dotado con respaldo lumbar es cómodo y se separa poco con respecto al suelo, por lo que resulta fácil llegar con los dos pies al suelo, facilitando el manejo a baja velocidad y en espacios pequeños. La verdad es que nada desentona y todos los ajustes son de buena calidad, dejando claro que son productos bien estudiados y desarrollados con mucho cuidado.

Los nuevos Super Dink nos obsequian con un buen aplomo a alta velocidad, especialmente el "tres y medio", cuyo rendimiento es claramente superior

Rápido

Además de una respuesta al acelerador contundente y constante, y una velocidad máxima superior a los 150 km/h, el Super Dink 350 sorprende por su buen comportamiento dinámico. Tanto el chasis tubular, como las suspensiones y los frenos son nuevos. Como la mayoría de los scooter, su motor apenas retiene a la entrada de las curvas, así que hay que pararlo a base de aprovechar su potente frenada, con discos lobulados, pinza delantera de tres pistones y latiguillos inextensibles. La robusta horquilla con barras de 37 mm permite una conducción agresiva y los neumáticos poseen una carcasa más triangular de lo normal, por lo que sus reacciones son rápidas y la zona de apoyo es amplia una vez que inclinamos. También la altura libre es generosa y es prácticamente imposible rozar con algún elemento, tanto en curvas a derechas, como a izquierdas.
Al coincidir en componentes y medidas con su hermano mayor, el Super Dink 125 se puede decir que va realmente sobrado y es prácticamente imposible ponerlo en apuros. Aunque su peso declarado es de 176 kg en orden de marcha (16 menos que el “tres y medio”), se trata de un scooter un tanto pesado y voluminoso para su clase, pero aun así se mueve con dignidad y permite llanear a velocidades cercanas a los 100 km/h sin problemas.
Los nuevos Super Dink son unos scooter realmente completos y confortables, con prestaciones interesantes para sus respectivas cilindradas y con un comportamiento deportivo que no defrauda. KYMCO los define como GT Premium y la verdad es que son productos con clase y bien elaborados.

Lo mejor:
  •  

    Acabados y equipamiento

  •  

    Prestaciones del 350

Mejorable:
  •  

    Voluminosidad del 125

  •  

    Posición de conducción poco espaciosa

Galería relacionada

KYMKO Super Dink 125/350

Te recomendamos

¿A qué esperas para tener la moto soñada? BMW pone al alcance de todos excelentes mot...

Es muy difícil resumir la vida de Ángel Nieto en un solo libro, pero desde MOTOCICLIS...

Hace unas semanas dos lectores de la revista LA MOTO tuvieron la ocasión de probar el...

No hay duda de que Bridgestone se ha convertido en la firma de neumáticos más activa ...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.