Yamaha XSR900 Abarth: prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La Yamaha XSR900 Abarth es la versión más deportiva de la actual gama Sport Heritage. Digna acreedora del concepto Faster Sons, su producción estará limitada a tan sólo 695 unidades.
Marcos Blanco -
Yamaha XSR900 Abarth 2017

Tras la satisfactoria década de colaboración entre Yamaha y Abarth –el afamado preparador de modelos FIAT y ahora dedicado a la comercialización de la gama deportiva de la marca italiana- ha generado la creación de este nuevo modelo inspirado en los valores que trasmitidos por la mítica firma italiana -como ya realizase con la Yamaha FZ1 Abarth hace casi una década- la puesta en escena de la Yamaha XSR900 Abarth. Más que un cuidado ejercicio estético sobre la XSR900, presentada la temporada pasada, y situada como radical deportiva y que, recordamos, tiene su origen en la excitante Yamaha MT-09.

Yamaha XSR900 Abarth, Café Racer 

La XSR900 Abarth se presenta como una Café Racer de producción, y debido a que comparte base mecánica con la MT-09, su concepto podemos encuadrarlo como un acentuado diseño neoretro. Al montar ahora una cúpula, de estilo clásico que rodea a su faro redondo, junto a un colín, también específico y que abraza al piloto trasero. Reivindicando su decidido espíritu deportivo. Para el asiento se ha montado una nueva funda de tacto de ante y con sus costuras en rojo. En línea con la cuidada estética del  modelo. El asiento cuenta con una membrana resistente al agua para que la amenaza de lluvia no sea un impedimento para salir a disfrutar de la Abarth ¡buen detalle!

El escape es también específico para la versión XSR900 Abarth y lo firma la prestigiosa Akrapovič. Está fabricado en acero inoxidable y su salida queda rematada por una pareja de silenciadores como se estila últimamente. Su sonido no es especialmente característico ni mucho menos elevado. Pero sin duda lo más excitante viene por la capacidad de subir de vueltas del tricilíndrico y para el que no se declaran diferencias de rendimiento con respecto a la versión estándar.

Su estampa no deja indiferente pero, sin duda, lo mejor viene cuando nos ponemos en marcha

A los mandos de la XSR900 Abarth, la posición está totalmente polarizada por el nuevo manillar. Que es de una sola pieza y está realizado en tubo de acero, y cuenta con unas retorcidas formas -del tipo golondrina según la propia marca- que hace la función de aquellos míticos manillares de tres piezas. Antaño inequívoca seña de identidad de las deportivas, y que en la Abarth también obliga a doblar el espinazo y abrazar la dirección. Con nuestra cara bien próxima al escueto cuadro de relojes. O la amas o la odias.

Yamaha XSR900 Abarth, predilecta Faster Sons

Echamos a rodar -¡perdón! a pilotar- acoplándonos a su radical posición pero que dispone de espacio más que suficiente para poder acomodarnos. La confianza no tarda en llegar, a poco que calentamos los neumáticos al encarar el primer puerto de montaña. Eso sí, al ir sobre el depósito y cargando todo nuestro peso en el tren delantero invita a jugar con los cambios de peso en los virajes. Abstenerse ajenos. Los frenos cuentan con potencia más que suficiente y su ABS no resulta nada intruso. Reducimos de forma despiadada en busca de comprometer a la mecánica y el resultado es muy satisfactorio. Nada de nada. El embrague antibloqueo que monta trabaja a la perfección cuando obligamos al tricilíndrico a que realice las funciones de los frenos. Momento en el que apreciamos que los neumáticos no sufren la más mínima pérdida de adherencia ni queja alguna en forma de escandalosos chirridos.

Tras la satisfactoria década de colaboración entre Yamaha y Abarth –el afamado preparador de modelos FIAT y ahora dedicado a la comercialización de la gama deportiva de la marca italiana- ha generado la creación de este nuevo modelo inspirado en los valores que trasmitidos por la mítica firma italiana -como ya realizase con la Yamaha FZ1 Abarth hace casi una década- la puesta en escena de la Yamaha XSR900 Abarth. Más que un cuidado ejercicio estético sobre la XSR900, presentada la temporada pasada, y situada como radical deportiva y que, recordamos, tiene su origen en la excitante Yamaha MT-09.

Yamaha XSR900 Abarth, Café Racer 

La XSR900 Abarth se presenta como una Café Racer de producción, y debido a que comparte base mecánica con la MT-09, su concepto podemos encuadrarlo como un acentuado diseño neoretro. Al montar ahora una cúpula, de estilo clásico que rodea a su faro redondo, junto a un colín, también específico y que abraza al piloto trasero. Reivindicando su decidido espíritu deportivo. Para el asiento se ha montado una nueva funda de tacto de ante y con sus costuras en rojo. En línea con la cuidada estética del  modelo. El asiento cuenta con una membrana resistente al agua para que la amenaza de lluvia no sea un impedimento para salir a disfrutar de la Abarth ¡buen detalle!


El escape es también específico para la versión XSR900 Abarth y lo firma la prestigiosa Akrapovič. Está fabricado en acero inoxidable y su salida queda rematada por una pareja de silenciadores como se estila últimamente. Su sonido no es especialmente característico ni mucho menos elevado. Pero sin duda lo más excitante viene por la capacidad de subir de vueltas del tricilíndrico y para el que no se declaran diferencias de rendimiento con respecto a la versión estándar.

Su estampa no deja indiferente pero, sin duda, lo mejor viene cuando nos ponemos en marcha

A los mandos de la XSR900 Abarth, la posición está totalmente polarizada por el nuevo manillar. Que es de una sola pieza y está realizado en tubo de acero, y cuenta con unas retorcidas formas -del tipo golondrina según la propia marca- que hace la función de aquellos míticos manillares de tres piezas. Antaño inequívoca seña de identidad de las deportivas, y que en la Abarth también obliga a doblar el espinazo y abrazar la dirección. Con nuestra cara bien próxima al escueto cuadro de relojes. O la amas o la odias.

Yamaha XSR900 Abarth, predilecta Faster Sons

Echamos a rodar -¡perdón! a pilotar- acoplándonos a su radical posición pero que dispone de espacio más que suficiente para poder acomodarnos. La confianza no tarda en llegar, a poco que calentamos los neumáticos al encarar el primer puerto de montaña. Eso sí, al ir sobre el depósito y cargando todo nuestro peso en el tren delantero invita a jugar con los cambios de peso en los virajes. Abstenerse ajenos. Los frenos cuentan con potencia más que suficiente y su ABS no resulta nada intruso. Reducimos de forma despiadada en busca de comprometer a la mecánica y el resultado es muy satisfactorio. Nada de nada. El embrague antibloqueo que monta trabaja a la perfección cuando obligamos al tricilíndrico a que realice las funciones de los frenos. Momento en el que apreciamos que los neumáticos no sufren la más mínima pérdida de adherencia ni queja alguna en forma de escandalosos chirridos.


Las suspensiones muestran su firmeza aunque incluso con el asfalto en mal estado por el que llegamos a circular durante su presentación en la Isla de Cerdeña, no llegaron a trasmitir una especial sequedad en su funcionamiento y cumplen sobradamente al explorar la estabilidad y el apoyo de su férreo bastidor doble viga de aluminio en todo tipo de circunstancias. Sin duda, el mejor ambiente de la XSR900 Abarth está en una revirada carretera de montaña e incluso en la pista de un circuito.

Lo mejor de la XSR900 Abarth lo encontramos al subir de vueltas su tricilíndrico, que siempre se encuentra rebosante de par motor y no tiene reparos en ganar régimen de giro. La relación de cambio es acertada y la inserción de las marchas resulta precisa, aunque su tacto tramite cierta dureza, por lo que echamos en falta un asistente del cambio -como ahora monta la MT-09- dado su carácter tan deportivo. Pensando en perder el menor tiempo posible entre curva y curva.

Yamaha XSR900 Abarth, una base conocida

Al igual que en modelo estándar XSR900 y la original MT-09, cuenta con tres modos de motor. Con un rendimiento máximo similar pero con una entrega ligeramente más suave en los modos STD y B. El control de tracción también tiene dos posiciones y posibilidad de anulación, aunque durante la prueba y con unas condiciones meteorológicas muy agradables y excelente agarre por parte del rugoso asfalto del sur de la Isla no hizo acto de presencia en ningún momento a pesar de nuestro uso despiadado con el gas. Al igual que con el ABS que, por cierto, a baja velocidad permite levantar la rueda trasera. Muestra de las intenciones radicales por parte de la hija predilecta entre las Faster Sons.


La nueva cúpula cumple con su función deviando el viento –tampoco hubo ocasión de probarla a fondo en autopista- y sin duda realza las líneas de la XSR900 Abarth junto al, también, exclusivo, colín. Ambos fabricados en fibra de carbono, al igual que la aleta delantera. Tras la cúpula, y con la sensación de querer escapar de ella, encontramos el mismo escueto cuadro de instrumentos de la versión estándar; que cuenta con abundante información referida distancias parciales, consumos, temperaturas, régimen de giro, etc. Resulta legible su lectura pero criticable que la selección de la abundante información supone soltar la mano del puño y obliga a buscar los conmutadores en el propio reloj. Eso sí, con la cómoda función de poder avanzar o retrasar sobre las información disponible.

Yamaha XSR900, edición limitada

La nueva Yamaha XSR900 Abarth se producirá en edición limitada y sólo hay previsto una fabricación de 695 unidades –todo un guiño al modelo estrella de Abarth- y como dato curioso las primeras 145 se pusieron a la venta por internet, formalizando el pedido de las 100 primeras unidades en menos de dos horas una vez puestas a la venta en la plataforma.


Durante la presentación de la XSR900 Abarth empleamos unas unidades preserie que no contaban con numeración en la placa identificativa –xxx/695– y que tras finalizar su función promocional estaban predestinadas a su total destrucción y nulo aprovechamiento ¿te lo puedes creer?¿no hay ya suficientes injusticias ya en el Mundo…?

Lo mejor se encuentra en su tricilíndrico, que siempre rebosa par motor y no tiene reparos en subir de vueltas

La nueva Yamaha XSR900 Abarth es una edición limitada y se ofrece en una única opción cromática, evidentemente, con referencias a la afamada marca italiana. Su precio supone un desembolso de 2.900 € más que por la XSR900 estándar, alcanzando los 13.199 €. Nadie dijo que la exclusividad tuviera que ser barata…

Lo mejor:
  •  

    Propulsor

  •  

    Bastidor

  •  

    Suspensiones y frenos

  •  

    Imagen

A mejorar:
  •  

    Posición radical

  •  

    Selección de información en el cuadro


Galería relacionada

Yamaha XSR900 Abarth. Fotos

Yamaha FZ6 Fazer S2

3000 €

  • 64000 km
  • |
  • Año 2009
  • |
  • Potencia: 600 cc / 98 CV
  • |
  • 3
01/08/2016

Yamaha YZF-R1

6700 €

  • 34000 km
  • |
  • Año 2008
  • |
  • Potencia: 1000 cc / 180 CV
  • |
  • 4
04/08/2016

Yamaha FZ6 Fazer

2550 €

  • 62000 km
  • |
  • Año 2005
  • |
  • Potencia: 600 cc / 98 CV
  • |
  • 13
20/08/2016

Yamaha Tricker

2900 €

  • 2420 km
  • |
  • Año 2006
  • |
  • Potencia: 250 cc / 14 CV
  • |
  • 2
23/08/2016
Fichas Técnicas

Te recomendamos

¿A qué esperas para tener la moto soñada? BMW pone al alcance de todos excelentes mot...

Es muy difícil resumir la vida de Ángel Nieto en un solo libro, pero desde MOTOCICLIS...

Hace unas semanas dos lectores de la revista LA MOTO tuvieron la ocasión de probar el...

No hay duda de que Bridgestone se ha convertido en la firma de neumáticos más activa ...

También te puede interesar

BMW ha presentado la esperada R nineT Racer, junto al resto de la nueva saga heritage. Esta versión inspirada en las motos clásicas de ...

La firma italiana Abarth llega al mundo de las dos ruedas de la mano de esta creación, la Yamaha SCR900 Abarthe. Una cafe racer sencill...

Yamaha ha aprovechado la familia Faster Sons para darle la vuelta a la conocida MT-09 y mejorarla en algunos de sus puntos críticos... ...

MotoGP. Lorenzo termina segundo en los 500 kilómetros de Alcañiz. Jorge Lorenzo terminó segundo de su categoría en los 500 Km de Alcañi...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.