Ruta en moto por el pirineo oscense con Ruralka

La grandiosidad de Pirineos o lo majestuoso de la ruta de los mallos que encontramos a nuestro paso, envuelven en un peculiar misterio cada rincón del camino.
Luis López Lozano | Fotos: Jaime de Diego -
Disfrutamos del camino entre la capital oscense y su entorno pirenaico.

La capital de la provincia oscense se enclava en la comarca de Hoya de Huesca, capital a su vez del Alto Aragón, donde la cultura prepirenaica ofrece ciertos tintes que han marcado, desde tiempos provenientes del Reino de Aragón, las tradiciones más arraigadas en una población montañesa; baste como ejemplo el desarrollo y conservación de un idioma propio. Gastronomía, gastronomía o arquitectura quedan así estigmatizados por una evidente influencia pirenaica.

La influencia pirenaica marca este privilegiado entorno

Dicho con otras palabras, nos encontramos ante otra de esas perlas que deben ser disfrutadas por el motorista amante de la ruta. Con la primera bocanada de aire fresco cargada en los pulmones, el entorno comienza a alterar la relación espacio tiempo. Así, todo parece indicar que la desconexión será total, más todavía a medida que nos alejamos del entorno más cercano a la capital, no sin antes descubrir uno de los monumentos visibles desde la lejanía, la vieja catedral iniciada en el siglo XIII pero finalizada no antes del siglo XVII, ya con claras reminiscencias barrocas. El Ayuntamiento, del siglo XVI o el Museo de Huesca, donde es célebre la recién remodelada sala dedicada a la arqueología medieval, cerrada durante más de 20 años y actualizada durante 2016.

AFUERAS

Ya con la vista en las afueras del entramado urbano, nos esperan otro tipo de descubrimientos "a pie de pista", comenzando por la A-132 en dirección a Ayerbe, si bien poco después de Esquedas encontraremos a nuestra derecha el desvío de la A-1206 que nos conducirá hasta Loarre, a los pies de la Sierra Caballera. La subida desde el pueblo hasta su afamado castillo de exuberante románico es tan divertida como ilustrativa de la zona, con hermosas vistas del entorno a medida que ganamos altura entre requiebros de primera o segunda velocidad; un tramo en el que nuestra Tiger Explorer XRt demuestra el poderío de su motor desde muy bajo régimen... ¡La segunda sirve para todo! Poco antes de coronar el "mini puerto" que nos lleva a la fortaleza, sus vistas ya comienzan a sobrecogernos. Con suerte, lo contemplarás iluminado con toda la fuerza que la luz del sol es capaz de brindar a sus murallas. Nosotros no hemos sido afortunados en esta ocasión, pero sin lugar a dudas merece una calmada visita para la que contamos con un amplísimo parking donde estacionar la moto sin apreturas. Se trata de un camino de ida y vuelta. El regreso hacia el pueblo de Loarre nos lleva hasta uno de los centros neurálgicos de la comarca, Ayerbe. Es aquí donde retomamos la A-132 que nos lleva en volandas desde la capital hacia las faldas de Pirineos, y donde encontraremos además el lugar elegido para descansar en el corazón de Concilio; de momento, pasamos de largo por su desvío a medida que nos acercamos a Murillo de Gállego. Antes, el desvío a Riglos nos permitirá admirar una de las imágenes más espectaculares de la ruta. Sus mallos requieren una parada desde cierta distancia, para lo cual cuenta con algún que otro mirador antes de entrar en el pueblo. Paraíso para escaladores y de admirable planta para el viajero desde la lejanía, sus tremendas paredes obligan a retratar su estampa desde diferentes ángulos. Es la única forma de recordar semejante estructura natural recreándola con imágenes captadas por una cámara fotográfica.

Los mallos... ¡qué maravilla! Con suerte, los verás iluminados con la fuerza que solo la luz del sol es capaz de adornarlos

De vuelta a la A-132, disfrutamos de las curvas que preceden al puente metálico que salva el embalse del río Gállego, para más adelante continuar siguiendo el cauce del río Asabón para preparar el siguiente tramo virado hacia el Puerto de Santa Bárbara, antes de Bailo.

La N-240 será nuestro próximo nexo de unión a la altura de Puente la Reina hasta Jaca, en esta ocasión con el río Aragón como fiel escudero mientras rodamos por la N-330 hacia Canfranc-Estación, nuestro punto más cercano con el macizo pirenaico, porque poco antes habremos pasado por la localidad de Canfranc... sin ver la estación. Fue la construcción de la faraónica estructura de la red viaria francoespañola la que provocó el levantamiento de viviendas cercanas a las obras.

El paso del tiempo y las diferentes coyunturas históricas agridulces hasta hoy, le ha permitido asentarse como un pueblo más. ¿Y la estación? Esa es otra historia digna de ser contada con espacio y tiempo por delante.

Canfranc y Canfranc Estación encierran historias agridulces que explican su separación y su situación actual

Volvemos hacia la N-240 siguiendo el cauce del Gállego hasta la desembocadura de uno de sus afluentes, el Estarrún. Poco después el desvío hacia Santa Cruz de la Serós por la A-1603, nos reserva extraordinarios conjuntos monumentales arropados por un entorno natural protegido, el de San Juan de la Peña. Sus monasterios atraen a cientos de personas que, ante la imposibilidad de aparcar, se les obliga a desplazarse con un autobús de humeante motor diésel que provoca una tos continua, circulando a su rebufo. Curiosa forma de conservar la naturaleza... Y por último, otra agradable sorpresa a la altura de Anzánigo, ya disfrutando de las decenas de curvas que salpican la A-1205 en dirección a la A-132: el Moto-Camping Anzánigo será uno de esos puntos donde los motoristas somos bienvenidos con detalles ideados expresamente para nosotros. ¡Un oasis en medio de tanta naturaleza y curvas por medio! Digno de ver.

 

RURALKA ON ROAD: HOTEL DEL CONCILIO

La majestuosidad de los cercanos mallos o el imponente aspecto de la fortaleza de Loarre, contrastan con la pequeña localidad donde encontramos este acogedor hotel. La única calle de Concilio nos lleva hasta la puerta de entrada. Dentro encontramos a Carlota y Jorge, anfitriones del establecimiento donde pequeñas normas especificadas en la carta de bienvenida que recibes junto con la llave de tu habitación, basan la estancia en la tranquilidad, la sencillez, el descanso, la cocina clásica y a la vez alternativa de Carlota o el funcionamiento ecológico de sus instalaciones. Relájate y disfruta.

Te recomendamos

La nueva Benelli Leoncino está lista para su comercialización, que se producirá en la...

Coincidiendo con el reciente Puente del Pilar, Ducati España organizó la travesía Dos...

Los intercomunicadores Sena ofrecen gran calidad de funcionamiento. Y ahora, con el n...

La firma Energica es una referencia dentro del segmento de las motos eléctricas de al...

También te puede interesar

Disfrutamos del Principado de Asturias continuando el camino de la primera entrega. En esta ocasión dejamos atrás el interior desde el ...

De los placeres que puedas experimentar en moto, rodar por tierras asturianas es uno de aquellos que invitan a repetir en cuanto tienes...

Un recorrido por las sierras interiores de la Comunidad Valenciana, abarcando la zona del Maestrat hasta la Sierra de Gandía, nos demue...

¿Qué puede suceder a los mandos de una Indian Chieftain blanca, implecable, preciosa? Cierra los ojos, escucha su sonido y luego ábrelo...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.