Pol Espargaró: Mi sueño fue siempre ser Campeón del Mundo

Pol Espargaró ha visto cumplido el sueño que siempre tuvo desde que empezó a correr en moto: ser Campeón del Mundo. Ahora, con el título de Moto2 en el bolsillo, sube a MotoGP para continuar creciendo.

Motociclismo.es. Fotos: Gold & Goose -
Pol Espargaró: Mi sueño fue siempre ser Campeón del Mundo
Pol Espargaró: Mi sueño fue siempre ser Campeón del Mundo

Campeón del Mundo de Moto2. ¿Cómo te suena?
Desde que empecé a correr en moto mi sueño siempre fue el mismo: ser campeón del mundo. Y parece mentira que los somos. Recuerdo una frase que me dijo Sito hace tiempo. Me dijo que ser campeón es algo muy importante que te cambia la vida. Y aún no lo veo como tal porque no me lo acabo de creer. Quiero digerirlo bien, celebrarlo con el equipo, porque es el 90 por ciento del equipo. Les debo el título a ellos.

Carrera complicada con el accidente y la reanudación.
Tenía claro cuál era mi estrategia. Aleix me ha dicho que no estaban ni Tito ni Scott, y que la séptima plaza era buena para ganar el Mundial. Pero no me importaba, quería ganar la carrera, sabía que podía y quería intentarlo, y si no se podía sabía que teníamos otra oportunidad en Valencia, pero quería ganar el Mundial ganando la carrera porque sabía que cuando lo recuerde me iba a gustar más.

¿En qué has pensado al cruzar la meta?
No he pensado. Simplemente he disfrutado el momento. Sólo agradecer a toda la gente que me ha estado ayudando. Ha sido mágico.t

Tu salida ha sido tremenda.
Creo que cuanto más presión tenemos, mejor nos van las cosas. En Montmeló., Qatar, aquí… Las dos salidas han sido muy buenas, pero la segunda aún más, y me he colocado cerca de Mika para intentar adelantarlo, colocarme delante y hacer mi ritmo, y lo he conseguido. He hecho todo lo que he podido, y me he escapado, me ha costado mucho pero lo he conseguido. Ha sido una carrera dura pero bonita.

¿Has ido haciendo cuenta atrás según pasaban las vueltas?
Sí. A falta de cuatro me he hecho un pequeño largo, pensando en la gente que me estará esperando en casa, todo lo que me vendría de bueno, las ganas de ir a Valencia… Me he distraído un poco y me he despistado, pero enseguida he vuelto en mí y he vuelto a rodar rápido otra vez. Mantener la concentración en esos momentos no ha sido nada fácil.

Una carrera sin Redding ni Rabat, pero eso no desmerece tu título y tu temporada.
A lo mejor con Tito y con Scott en pista, aquí y en Australia, nos hubiera costado más, pero venimos remontando muchos puntos ya, estamos 9 por delante después de estar a 47 antes de Montmeló. Eran muchos puntos remontados. Nosotros teníamos dos ceros, y Scott ninguno. Confiaba en recuperar y llegar a Valencia siendo líderes. No hemos podido hacerlo con él en pista; a veces a fortuna ayuda a unos y esta vez ha estado con nosotros.

¿Esperabas que pudieras lograr el título en la gira asiática?
No lo sé. Sólo rezaba con conseguirlo aquí y que no llegara a Valencia con alguna opción y me pudieran ganar. Valencia es una olla a presión con toda la gente de casa, y quería sacármelo de encima aquí y disfrutar con todo el viaje de vuelta, que es muy duro, y llegar a casa y disfrutarlo con a gente, y estar en Valencia sin presión y a disfrutar la última carrera del año.

Ha habido algún momento de duda a lo largo del año?
Alguna vez sí, pero aquí entra en juego el equipo y la gente que te rodea, y si estás bien rodeado te hacen creer que tú eres mejor que nadie, que lo vas a conseguir, y de hecho lo puedes conseguir, y ahí es cuando realmente te vuelves a levantar, y ese empuje te ayuda a seguir peleando y conseguirlo.

¿Es importante dar el salto de MotoGP como campeón?
Sí, queríamos hacerlo así. Cuando hablé con la gente de Yamaha a principio de temporada me decían que me centrara, que era muy importante subir a MotoGP siendo campeón de Moto2, y yo les decía que sí, pero ahora encima de la moto pensaba: estarán pensando que he cumplido, que lo he hecho bien. Ahora somos campeones y vamos a MotoGP con el título, y ahora tendremos que hacernos de nuevo el camino pero ahora con los campeones, con los más grandes, y es lo que yo ansiaba desde pequeño.

Saber que ya ibas a estar en MotoGP en 2014 desde el comienzo del año, y el cartel de campeón que se le colgó, ¿no te ha pesado un poco durante la temporada?
Todo un poquito afecta. Que te hagan ganador antes de empezar nunca es del todo bueno: si ganas, es lo planeado, y si pierdes, es un fracaso. Es complicado, incluso ser segundo o tercero del mundo es complicado, muy muy difícil conseguirlo; pocos pilotos son capaces. Nosotros fuimos subcampeones el año pasado, y ahora tenemos el título y hay que disfrutarlo.

¿A quién le dedicas el título?
Por supuesto, a toda la gente que ha trabajado con nosotros durante este año; a mi equipo, al 100 por cien, porque sin ellos esto no hubiera sido posible. Este equipo no es un equipo, es una familia, y se nota en el “box”.  A toda la gente que me ha rodeado, novia, amigos, familia, que me han ayudado a lo largo del año.

Un título se engrandece también con los rivales a los que hay que batir. ¿Qué puedes decir de ellos?
Nosotros tuvimos mala suerte a principio de año: caímos dos veces y perdimos 50 puntos, y fuimos a remolque de Scott, que ha sido súper regular. A lo mejor no ha hecho las mejores carreras del mundo, pero siempre ha estado ahí, y recuperarle ha sido misión imposible en algunos momentos. Eso me ha hecho perder los nervios y ha sido complicado. Ganar un Mundial sin haberlo sudado no tiene el mismo sabor, y yo creo que me lo han hecho sudar mucho Scott y Tito, y parte de este título se debe a su ayuda porque gracias a ellos yo he empujado un poco más.

La temporada de Redding hasta su lesión tiene mucho mérito por las dificultades físicas de su mayor envergadura, ¿verdad?
Sí, tiene mucho mérito. Yo lo viví el año pasado con Marc, y que te ganen así duele. Todos tenemos nuestros “handicaps” y quien lo aprovecha mejor puede ganar. Lo que ha hecho Scott con su tamaño y su peso es increíble y digno de admirar, e intentaremos divertirnos igual el año que viene con las motos grandes, que ahí hay menos diferencia, y seguramente disfrutaremos más.

¿Veías a tu hermano en el muro pidiéndote calma?
Sí, le veía diciéndome que tranquilo, pero ahí la única manera de estar concentrado es seguir 100 por cien, porque si cambias el estilo de conducción ya no eres tú, te despistas y te caes. Ya me ha pasado alguna vez. Y he querido seguir concentrado hasta el final.

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

La gama SPIDI para mujer llega para ajustarse al cuerpo femenino a la perfección y pr...

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...