North West 200 2014

El North West 200 llega a su fin con una serie de carreras muy disputadas, en las que los hermanos Dunlop hace crecer la leyenda de la familia. La nota triste la pone el fallecimiento de Simon Andrews tras su caída en la carrera de Superstock.
Sergio Romero. Fotos: NW200 -
North West 200 2014
North West 200 2014

El tiempo no suele acompañar en el North West 200, la carrera en carretera más importante de Irlanda. Se celebra en el norte del país y allí la lluvia suele ser la norma. Este año todos los pilotos internacionales de las road races han tenido la suerte de poder disputar las dos jornadas de entrenamientos y la primera de carreras con un magnífico tiempo. El programa es un tanto extraño, ya que el martes y el jueves se disputan los entrenamientos. Así que tras arrancar los ensayos el martes, este jueves se celebrado la última clasificación y las tres primeras carreras, las de Supersport, Supertwins y Superstock. El evento termina el sábado 17 con las segundas carreras de las tres categoría mencionadas más el plato, las Superbike, que allí son capaces de alcanzar los 320 km/h.

Los entrenamientos han estado marcados por el gran ritmo de los pilotos de cabeza y un número reducido de accidentes. Alastair Seeley, piloto local, y especialista en este trazado se hizo con la pole en Supersport, Lee Johnston en Supertwins y el también local Michael Dunlop en Superstock y Superbike, con su nueva BMW.

Primera ronda

La primera ronda de carreras ha sido muy intensa y el espectáculo ha durado hasta las últimas vueltas, con las habituales pasadas por rebufo en las largas rectas y las salvajes apuradas de frenada en los lentos virajes en las que terminan. Supersport fue la primera en disputarse y la sorpresa la dio el australiano Josh Brookes, piloto del BSB y que ha terminad tercero en el Mundial de SSP, que hizo una excelente salida y lideró la prueba durante tres vueltas, en la que es su segunda participación. Gary Johnson y Guy Martin se alternaron con él la primera plaza y Brookes hizo un par de apuradas de frenada al límite para compensar la falta de potencia de su R6, tan al límite que sacó a Johnson de la trazada y le dejó sin opciones. Alastair Seeley, muy en forma en el BSB, fue remontando desde la 16 posición tras un toque con Lee Johnston, y al final volvió a imponer su ley, como ha hecho en las últimas ediciones.

En Supertwins Lee Johnston se resarció y pudo hacerse con la victoria, tras salir desde la pole y recuperar a Ivan Lintin una ventaja inicial de cuatro segundos. No fue hasta la última vuelta cuando Johnston, actual campeón de Superstock 600 en el BSB, tomó el liderato de la prueba y la ganó por medio segundo. La última carrera de la jornada fue la de Superstock 1000 y allí se vieron las caras los dos favoritos locales, Michael Dunlop y Seeley, con viejo conocido de la afición y gran triunfador en el NW200: Michael Rutter. Los tres se escaparon en las últimas dos vueltas de las seis programadas y protagonizaron una intensa serie de adelantamientos. Seeley aprovecho la falta de tracicón de Dunlop saliendo de la curva del puente del ferrocarril para ganarle la posición, que defendió apurando la frenada al límite en el tramo final, donde la carretera bordea la costa, y pudo llevarse el segundo triunfo del día.

Carreras del sábado

El sábado 17 de mayo se celebró el día grande del North West 200, con un completo programa de carreras, entre las que destacaban las Superbike, el plato fuerte de la semana. El tiempo había sido muy benévolo hasta el momento, teniendo en cuentas la malas condiciones que se dan habitualmente en Irlanda del Norte, pero se estropeo la mañana de carreras. La primera del día era Supersport y con el suelo bastante mojado supuso un duro reto para los pilotos, que montaron neumáticos de lluvia y mixtos en la mayoría de los casos. A pesar de esto la batalla fue muy intensa desde el principio y Alastair Seeley (Yamaha) y Lee Johnston (Honda) se cambiaron las posiciones constantemente a lo largo del trazo triangular, lleno de largas rectas y lentas chicanes. En la última vuelta los dos apuraron al límite la larga frenada de Metropole y Seeley se fue al suelo, llevándose a Johnston e impactando ambos contra las balas de paja, aunque sin consecuencias grabes. El neozelandés Bruce Anstey, todo un veterano aquí, se encontró con terreno libre y se llevó la victoria, seguido del piloto manx Conor Cummins (Honda) y del inglés Gary Johnson (Triumph).

Superbike

Todos menos Seeley y Johnston volvieron rápidamente a la parrilla para la carrera de Superbike, todavía con el suelo muy mojado, que a la espera de unas mejores condiciones meteorológicas se redujo a 5 vueltas. Ian Hutchinson (Milwaukee Yamaha), de vuelta a la competición tras su lesión, se puso primero tras una gran salida y lideró en los primeros compases, pero tras una maniobra fuerte en la frenada de Mather's Cross por parte de Cummins (Honda Racing) ambos se fueron hacia atrás y William Dunlop (Tyco Suzuki) , el mayor de los hermanos, tomó ventaja. Ésta llegó a los cinco segundos, pero su hermano Michael (BMW Motorrad) venía remontando desesperadamente tras una mala salida. Al final de la penúltima vuelta los dos Dunlop ya estaban juntos y el público irlandés rugía al ver a sus pilotos y a los herederos de la saga más famosa del país pelear por la victoria. Michael pasó a William en la última vuelta, pero éste se la devolvió y tapó muy bien todos los huecos hasta la meta. Haciendo vibrar a todos con su victoria en unas condiciones terribles.

Supertwins y Superstock

Para la segunda carrera de la semana de Supertwins el suelo se fue secando y hubo un gran número de cambios en la parrilla. Los pilos favoritos del equipo KMR Kawasaki, entre los que está Jeremy McWilliams, no tuvieron tanta suerte como otros años y terminaron justo a las puertas del podio, con McWilliams cuarto y Farquhar quinto. La lucha principal la mantuvieron Lee Johnston (Kawasaki) y Michael Dunlop (Kawasaki) en los primeros compases de la carrera, donde hubo incluso algún toque de codos. A partir de ahí Johnston se fue escapando y consiguió ganar la carrera, borrando así el mal sabor de boca de la caída en la de Supersport. Le siguieron el propio Michael y James Cowton (Kawasaki).

El viento fue secando la carretera que une Port Rush, Port Stewart y Coleraine, y en Superstock todo el mundo montó neumáticos de seco. Michael Rutter (BMW) comenzó la prueba con mucho ritmo, pero Michael Dunlop (BMW) volvió a demostrar que está en un gran momento de forma y se puso líder con cierta facilidad, pero en la tercera vuelta el terrible accidente de Simon Andrews en la recta de atrás supuso la aparición de la bandera roja y cancelación de la prueba. Con Dunlop, Rutter y Gary Johnson el podio. Andrews fue trasladado en helicóptero al hospital de Belfast en estado crítico y falleció tres días después. Un terrible golpe para toda la comunidad de las road races, ya que el piloto de inglés de 31 años era muy querido en el paddock. Su padre en unas declaraciones a la BBC ha dicho: él conocía perfectamente los riesgos a los que exponía pero amaba el reto que suponían estas carreras.

Superbike 2

La carrera más importante del día fue la última y segunda de Superbike, que es en la que todos los pilotos quieren destacar. Las condiciones habían mejorado mucho con respecto a la mañana y la lluvia por fin se había ido, así que todos podían aprovechar los más de 200 CV de estas motos. El australiano Josh Brookes, el más rápido en circuito, volvió a demostrar su potencial con una gran salida que le llevó al primer puesto y se mostró con un líder rápido durante los primeros compases, perseguido por Alastair Seeley (Kawasaki Mar-Train racing) y Guy Martin (Tyco Suzuki). Michael Dunlop (BMW Motorrad) se puso tercero y junto a Seeley empezaron a presionar a Brookes, que tras un adelantamiento a éste último para recuperar el liderato se coló en una de las chicanes y se fue por la hierba. Dunlop aprovechó el desconcierto y puso toda la carne en el asador consiguiendo una última vuelta muy rápida y una ventaja de tres segundos sobre Brookes, que consiguió recuperar la segunda posición sobre Seeley y de paso batir el record del circuito en su remontada.

Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...