Accesorios para GPS off road

Equipamiento. Accesorios y catálogo de GPS off road. Te damos algunos trucos para que saques partido a tu GPS off road, además de mostrarte los principales GPS básicos que encontrarás en el mercado.
Álvaro Gavín. Fotos: Jaime de Diego -
Accesorios para GPS off road
Accesorios para GPS off road

Una vez que te hemos contado las características básicas que debe reunor un GPS para su uso con la moto off road, ahora te decimos qué es lo que puedes hacer una vez has recopilado los datos en el GPS.

Software para conectar un GPS a un ordenador

Uno de los aspectos más importantes de los GPS es poder conectarlos al ordenador para «trastear» con la información, tanto la recogida en él, como otra que hayamos conseguido -de internet o desde otro GPS- y que pasaremos a nuestro aparato posteriormente. Los datos almacenados en el GPS nos valen para ver después el recorrido que hemos realizado, con todo tipo de detalle: velocidad en cada punto, velocidad media, máxima, tiempo total, tiempo en movimiento, altitud, temperatura -el que lleve termómetro-, pulsaciones -los provistos de pulsómetro-, desnivel,...

Para eso necesitamos un programa informático. Aparte del software propio de cada marca de GPS para manejar los datos -que suelen incluirse en un CD cuando uno compra el artilugio-, hay otros en el mercado que son compatibles con las dos firmas principales, Garmin y Magellan, y que son los más utilizados. Éstos son el Google Earth, el Ozi Explorer y el CompeGPS.

El primero, como todo lo que lleve el sello de Google, es uno de esos programas de éxito, pero que hasta hace poco, para lograr la comunicación con un GPS había que abonar una cuota anual. Ahora, al ser gratuito, ha aumentado su popularidad entre los aficionados a los GPS, que ven en él la manera de seguir sobre un mapa con imágenes reales la ruta realizada. También sirve para planificar recorridos, pues vemos por dónde hay o no caminos, ríos, pasos de montaña,... Eso sí, cuidado con las vallas, pues hay detalles que no se ven tan fácilmente en este programa.

El programa CompeGPS es español, cuenta con numerosas actualizaciones y, tras pasar unas cuantas horas con él, nos parece más intuitivo y sencillo de utilizar que el de la competencia, que no es otro que el Ozi Explorer. Éste, por su parte, fue el primero en aparecer, por lo que está más extendido -el que golpea primero, golpea dos veces-, pero no ha recibido apenas actualizaciones, por lo que la interfaz está algo más obsoleta y eso hace que vaya perdiendo usuarios. Después de probarlos no encontramos razones de peso para decir que uno es mucho mejor que el otro.

Quizá la sencillez de manejo del CompeGPS nos agrade algo más, así como algunas de sus opciones -manejarlo con varios mapas abiertos al mismo tiempo, por ejemplo-, nos permite hablar mejor del español que del extranjero, pero también es cierto que para trabajar con los «tracks» es mejor el Ozi. Lo ideal sería usar los dos al mismo tiempo aunque si no podéis permitiros pagar por ambos, os recomendamos que los uséis vosotros mismos, que para eso están las versiones de prueba descargables en sus respectivas páginas web, www.compegps.com y www.oziexplorer.com.

Por otro lado, como ya os hemos comentado, uno de los puntos fuertes del GPS es el de poder descargar de internet «tracks» de otras personas, con lo que podremos visitar zonas desconocidas sin temor a perdernos. La mayorías de las páginas de rutas están enfocadas al senderismo y a la bici de montaña, por lo que, como siempre, os pedimos que uséis con sentido común esa información. Una de las páginas web más útiles es la de www.wikiloc.com, con cientos de itinerarios subidos por los usuarios con el logotipo de si son de bici, para andar o para motos. Haced un buen uso de ellas.


Conectar un GPS a la batería de la moto

Los GPS funcionan con pilas, pero para un uso de varias horas o para evitar apagones por las vibraciones de la moto una buena opción es la de alimentar al aparato con la corriente de la batería de la moto. Se puede hacer de dos maneras. Una, sacando un cable que termine en una toma de mechero, la cual tendrá que quedar en algún sitio más o menos cercano al GPS. Esa toma de mechero nos valdrá, para conectar el GPS con su correspondiente adaptador -las marcas lo venden como accesorio-, e, igualmente, por ejemplo, para conectar un compresor para inflar las ruedas o un foco para ayudaros a reparar algo por la noche. El problema de este sistema es que las vibraciones podrían hacer fallar la conexión, además de que los adaptadores para las tomas de mechero suelen resultar excesivamente aparatosas -y fáciles de romperse en caso de caída-.

Otra opción la tenéis cogiendo el adaptador original del GPS para toma de mechero, quitarle esa toma y conectarlo directamente a la batería. Esta nos parece la solución idónea porque las vibraciones no afectan, pues el cable une directamente el receptor y la batería. Tanto en una opción como en la otra os recomendamos poner un fusible, para evitar males mayores en caso de cortocircuito. La instalación no resulta excesivamente complicada, pero si tenéis dudas lo mejor es que os lo hagan en un taller -os costará poco y evitaréis meter la pata- pues ya se sabe que los temas eléctricos generan muchos quebraderos de cabeza.

Soportes de moto para GPS off road

El GPS no es como un teléfono móvil, el cual puede tener cobertura aunque vaya dentro de una mochila o en un bolsillo. Para recoger la señal de los satélites, aquél tiene que encontrarse «a la vista». Por otro lado, su ubicación también nos debe permitir el que podamos ver bien su pantalla mientras estamos conduciendo... Vamos, que o lo colocamos en el frontal de la moto mirando hacia nosotros -por lo general, en el manillar- o mejor lo dejamos en casa -a no ser que sólo lo queramos para indicar nuestra posición en caso de emergencia-. Soportes para el manillar encontramos los que las propias marcas ofrecen en su catálogo de accesorios, generalmente para bicicletas, o los de la industria auxiliar, con dos empresas que dominan el mercado: RAM y Touratech.

Los soportes de bici, de plástico, resultan algo más frágiles, sobre todo las abrazaderas que enganchan al manillar. Ahora bien, una opción, para los que uséis manillares sin barra, consiste en atornillar la plataforma en la que descansa el GPS a la brida del propio manillar -hay que «ñapear» un poco-. Se trata de una solución bastante más económica que la de adquirir un soporte de aluminio. En cuanto a los otros soportes, los más populares son los de Touratech. Los hay para prácticamente todos los modelos de GPS, están fabricados en aluminio, de muy buena calidad y resistente a los golpes. Éstos cuentan con «silentblocks», para reducir el nivel de vibraciones que llegan al aparato, y su diseño permite conducir el cable de la conexión a la batería, en el caso de que lo tuvierais.

RAM tienen también un amplio abanico de soportes, dependiendo del GPS que queramos «atar». A diferencia de los Touratech, los RAM cuentan con dos partes, una de aluminio, donde se sujeta el receptor, y otra, de plástico, que se une al manillar, por lo general, o a otra parte de la moto -los hay para las manetas, por ejemplo-. Lo bueno es que si cambiamos de GPS sólo tendríamos que comprar una parte, pues los enganches son universales, los cuales, por cierto, son de tipo bola, con lo que resultan muy fáciles a la hora de orientarlo para tener una buena visión.

A pesar de su aspecto frágil, os podemos asegurar que aguantan muy bien los impactos, algo que hemos podido comprobar «en directo».

Os recomendamos que aseguréis el GPS al soporte con algún tipo de hilo de nylon o algo similar para que no se vaya al suelo en el caso de que fallase el cierre del propio soporte. Ese tipo de cordel resulta similar al que algunos teléfonos móviles traen consigo en su caja, cuando se compran nuevos, por lo que seguro que en casa tenéis alguno de éstos. También os recomendamos el uso de fundas de neopreno y de láminas transparentes adhesivas para evitar arañazos en la pantalla.

PDA y teléfono con GPS off road

Una opción utilizada por muchos es la de usar una agenda electrónica -PDA- o un «smartphone» con GPS incorporado, debido a la versatilidad de estos productos. Ésta es, por cierto, la principal ventaja, pues unificamos en un solo aparato todas los «gadgets» electrónicos: teléfono, GPS, agenda, cámara de fotos...

Otro punto a favor es que suelen contar con una pantalla más grande que la de los GPS -normalmente táctil-, con memoria «ilimitada» gracias a la posibilidad de insertar tarjetas de memoria, y con posibilidad de cargar mapas para ir viendo por dónde vamos en tiempo real, mientras avanzamos con la moto. ¿Cuáles son sus inconvenientes? Para empezar, las agendas resultan más delicadas a los golpes y a los agentes externos, como el sol, el agua, el polvo,... y su batería no dura lo mismo que la de los GPS, aunque esto tiene solución, siempre que el que queremos permita conexión de 12V.

Actualmente, con la aparición de los modernos «smartphones» -tipo iPhone-, las PDA han perdido la importancia que tenían hace unos años -las famosas Palm-. Marcas del prestigio de Nokia o Sony cuentan con aparatos de este tipo, aunque el abanico de precios y posibilidades resulta enorme. Seguro que encontráis una que se amolde a lo que queréis, aunque, en nuestra opinión, si el uso que le vais a dar es muy «cañero», es preferible que optéis por un GPS. Si preferís la PDA, proveeros de una funda, que las hay estancas y de muy buena calidad en las tiendas de accesorios para este tipo de instrumentos. Por supuesto, también necesitáis un soporte, y los encontraréis en Touratech y RAM igualmente.

Balizas para uso off road con sistema GPS

Con la ayuda de los satélites sabemos en todo momento en qué punto del globo terráqueo nos encontramos. Y a esa información no sólo tiene acceso quien lleve encima el GPS, también la pueden conocer terceras personas que se encuentren en cualquier otro punto. Eso se consigue gracias a una baliza, como la que algunas empresas del sector del transporte utilizan para saber en cada momento dónde se encuentran sus vehículos.

Muchos de vosotros conoceréis los localizadores de coches o motos robados, o los famosos «iritrack» que llevan los pilotos de raids en las carreras. Estos sistemas cumplen una función de seguridad increíble y funcionan de la siguiente manera: el satélite y el aparato se conectan entre sí de la misma manera que lo hace un GPS, pero después el satélite envía una señal a un tercer receptor, «chivándole» la posición exacta del aparato en sí. Esto tiene gran utilidad para hacer el seguimiento de pilotos en una competición -por seguridad y pare controlar que no recorten el recorrido-, pues permite programarlo para que haga el envío de la señal por segundos, minutos, horas..., o para que mande una señal de seguridad al estar parados un determinado tiempo -en caso de accidente en el que el herido quede impedido para moverse-.

Incluso acepta programarlo para que envíe la señal en formato SMS o e-mail, para que llegue a un teléfono móvil indicando o a un ordenador las coordenadas. En la Panáfrica, por ejemplo, todos los pilotos tienen que llevar una baliza de seguridad de la marca Spot -www.findmespot.com- y en el centro de operaciones de la organización de esta carrera, utilizando de fondo de pantalla un mapa de Google Earth, todos los presentes pueden seguir en tiempo real la prueba, sabiendo dónde se encuentra cada piloto.

Por lo general, además del precio de la baliza en sí, se pueden contratar servicios adicionales, como el envío de señal a móviles o vía e-mail, asistencia médica,... Algunas de estas balizas permiten incluso ponerse en contacto vía voz, lo que resulta útil para indicar si se necesita ayuda urgente.

Galería relacionada

Accesorios para GPS off road

Te recomendamos

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...