España, el mercado más sólido de Europa

Mientras los principales mercados motociclistas de Europa experimentan descensos en el número de matriculaciones tras los tres primeros trimestres de 2022, España se mantiene en positivo.

Juan Pedro de la Torre

Venta de motos en Europa
Venta de motos en Europa

La industria motociclista europea disfruta de un periodo de cierta estabilidad en las matriculaciones, aunque con fluctuaciones en los principales mercados. Italia, Alemania, Francia, España y Reino Unido, por este orden, son las principales plazas europeas, aunque en el presente ejercicio están experimentando en general ligeros retrocesos, salvo en España, donde nuestro mercado en septiembre ofrecía un crecimiento del 7 % con respecto al año anterior, en comparación con el incremento del 3,5 % de los británicos y los descensos de Alemania (0,5 %), Italia (3,3 %) y Francia (7,9 %), lo que arroja un descenso conjunto de los cinco grandes de un 1,4 %.

Desde 2020 hasta septiembre del presente año se han vendido en estos países 2,6 millones de motos, a los que habría que sumar más de 750.000 ciclomotores, repartidos por los seis mercados más potentes del sector, por este orden, Francia, Holanda, Bélgica, Alemania, Italia y España donde el comportamiento del sector es claramente negativo. En su conjunto, la industria motociclista en Europa supera los 4,5 millones de unidades matriculadas en todo el continente desde 2020.

El comportamiento difiere bastante dependiendo de cada país, pero la tendencia del mercado permite disfrutar de cierta estabilidad, que habida cuenta del complicado entorno internacional, con una pandemia que sigue teniendo sus secuelas, especialmente por la falta de determinados suministros procedentes de China, y la crisis económica y energética derivada de la invasión rusa de Ucrania, la industria ha conseguido salir adelante con bastante soltura.

En estos momentos el mercado español es el que lidera el sector, no por su volumen de ventas, porque siempre ha sido el cuarto mercado en número de matriculaciones, pero sí por su estabilidad y ritmo de crecimiento, que no ha decaído desde los terribles datos de 2020. En las otras plazas ha habido enormes fluctuaciones.

“El sector se mantiene estable en líneas generales en Europa en unos meses que han estado marcados por la falta de suministro y las dificultades logísticas –señala José María Riaño, secretario general de Anesdor, la asociación gremial de la industria española-. En el caso del mercado en España, que también se ha visto afectado por dichos factores, los datos son mejores que en el resto de Europa. Son buenas noticias para nuestro sector, pero no hay que perder de vista los grandes esfuerzos que están realizando las empresas asumiendo los aumentos de costes propiciados por todas las dificultades actuales, posibilitando así que no se trasladen al consumidor final”.

Para Antonio Perlot, secretario general de ACEM, que engloba a las asociaciones gremiales europeas, “las cifras de matriculación correspondientes a los tres primeros trimestres de 2022 muestran que las matriculaciones de motocicletas y ciclomotores en los principales mercados de la UE se mantienen estables mayoritariamente, a pesar de los problemas creados por la escasez de semiconductores y los retrasos en los envíos”.

No obstante, Perot se muestra optimista respecto al balance general que va a arrojar el ejercicio 2022: "Las cifras del próximo trimestre nos permitirán evaluar el comportamiento de los mercados europeos de motocicletas y ciclomotores para todo el año. Es posible que veamos algunas diferencias entre los mercados nacionales, pero nuestros datos preliminares sugieren que las ventas de motocicletas en 2022 serán tan buenas como las de 2021, que fue un año muy positivo para nuestra industria".

Archivado en:

Crecen las matriculaciones en octubre

Relacionado

Las matriculaciones en octubre crecieron un 3,6 %