Grandes viajeros: el pasajero, otro punto de vista

Viajar en moto. VII Encuentro Grandes Viajeros. Experiencias y consejos.. El 27, 28 y 29 de mayo se celebrará el VII Encuentro de Grandes Viajeros en Navacerrada, Madrid. El evento contará con la presencia de varios de los moteros con más kilómetros recorridos, quienes compartirán sus experiencias con todos los asistentes. Esta semana os presentamos a Chelo Cañizares, quien nos da su propio punto de vista de cómo son los viajes en moto. Tweet

Texto y fotos: Chelo Cañizares

Grandes viajeros: el pasajero, otro punto de vista
Grandes viajeros: el pasajero, otro punto de vista

No me gusta la palabra paquete para el pasajero de una moto, yo considero que somos auténticos copilotos. Un copiloto es el que ayuda al piloto, y un paquete es un bulto, pues con esto ya está todo dicho.

He recorrido muchos miles de kilómetros, en todo tipo de motos por cuatro continentes, me falta Oceanía pero algún día iré por allí, y puedo aseguraros que ir de pasajero no es sólo dejarse llevar como un bulto inerte. Son muchas las cosas que podemos hacer para ayudar al piloto y hacer los viajes mucho más fáciles, seguros y por supuesto mucho más divertidos.

Entre las muchas cosas que podemos hacer una de nuestras misiones es encargarnos del equipaje, pues en una moto casi todo lo que necesitamos lo transportamos en la parte trasera, que es nuestro puesto de mando, y donde tenemos que tener todo el control.

Así mientras el piloto maneja los mandos de la moto «por delante», nosotras nos encargaremos de otras funciones complementarias «por detrás».

El equipaje

Con el equipaje ocurre lo mismo, ahora las maletas están tan bien pensadas, que apenas necesitamos llevar objetos fuera de las mismas, salvo si se va de camping. Pero ahora y antes, cuando bajamos de la moto para descansar, comer o pasar la noche es cuando el equipaje adquiere protagonismo, cargando las maletas al hotel o abriéndolas en mitad del campo si se duerme en tienda de campaña.

Muchos son los que piensan que viajando en moto no se puede llevar todo lo que quieras en el equipaje. En cierto modo hay algo de razón, pero tampoco viajando en avión se puede llevar gran número de cosas.

Cuando viajando en moto afrontas rutas extremas, te llegas a dar cuenta de cuántas cosas habituales puedes llegar a prescindir. Si sabes que no vas a encontrar hoteles o las comodidades a que estamos acostumbrados, camas de dudosa higiene, falta de agua caliente o te ves haciendo vivac en medio de la nada, entonces vas a tener que pensar en llevar sacos y tal vez un bidón para agua, porque a veces te verás obligado a no ducharte a diario. El bidón de agua nos será muy útil para establecer una higiene básica, como cepillarte los dientes, lavarte la cara y las manos.

Pensándolo bien, hasta llevando poco, siempre se traen cosas que ni se han tocado. A mí me ha pasado más de una vez. Veréis, viajando en moto sí que puedes llevar bastantes cosas, bien colocadas más de las que crees. Pero recapacitad bien y preguntaos, ¿se necesitan tantas cosas para ir de viaje a cualquier parte?

Haciéndote esta sencilla pregunta te llega a la memoria el último viaje y cuántas cosas llevaste y no necesitaste, entonces averiguarás de cuántos elementos puedes prescindir.

De todos modos y a la hora de hacer el equipaje, hay que tener en la cabeza adónde vas y cómo vas a hacer ese viaje. No es igual ir de camping, hotel o de lo que se encuentre, pero tanto de una manera o de otra siempre se puede llevar menos de lo que piensas. En los primeros viajes puedes picar porque no te crees, aunque te lo digan, que no vas a necesitar tantas cosas. Naturalmente, cuando hayas hecho más viajes aprendes a tener en cuenta lo que debes y no llevar.

En fin, la famosa experiencia. Hay que pensar que el equipaje es un peso que llevarás durante todo el viaje y que día tras día has de cargar y descargar. Por ejemplo el famoso secador de pelo cuando lo tienes en la mano te preguntas: ¿lo incluyo o no? Tú decides, pero si es verano no lo lleves nunca.

También hay que tener en cuenta y es conveniente llevar huecos en partes de la moto accesible, sobre todo si se viaja por lugares poco desarrollados pues tendrás que comprar y transportar comida y bebidas. Si encima planeas llegar tarde hay que hacer acopio de comida para no quedarte sin cenar, porque no en todos los sitios tienen el mismo horario y es habitual cerrar muy pronto.

Hay varias maneras de hacer un equipaje para no olvidar lo imprescindible. Yo he probado muchas. La primera, la famosa lista, según te vayas acordando. Otra es empezar apartando las cosas que creas vas a necesitar y reunirlas poco a poco hasta la hora de colocarlas en las maletas.

Otra es fijarte, como guía, de la lista u objetos que llevaste en el último viaje. Otra… habrá algunas más pero siempre, a la hora de colocarlas en las maletas tendrás que dejarte algún objeto.

Viajando en moto, las cosas a llevar, también han de ser escrupulosamente colocadas, aunque también es cierto que por muy bien que las coloques en tu casa, hasta la segunda o tercera jornada, yo al menos, no he logrado colocar todos los objetos correctamente para acceder a ellos cuando se necesitan. Esto sí que es una norma práctica, aunque no seas ordenado/a, con el equipaje en la moto hay que ser sumamente organizado.

El equipaje, en fin, es tan importante que la moto nunca hay que dejarla descuidada. A la hora de pasar fronteras, siempre alguien ha de quedarse junto a ella. Simplemente al tomarte un café has de mantener un ojo constante vigilando la montura. El casco y los guantes dentro de él, siempre has de llevarlo encima.

Los documentos, pasaporte, tarjetas y, por su puesto, dinero también siempre debes llevarlo encima, aunque sólo pares a hacer pis, que esta es otra historia entre las mujeres. Que fácil lo tienen los chicos. Ellos no se imaginan lo duro que es morirse de ganas en mitad de un pueblo musulmán lleno de hombres... uff .
 

¿Y la ropa qué?

Todos hoy viajamos con unos equipos de vestuario especializado, que ni soñábamos hace tan sólo 10 ó 15 años. En la actualidad podemos prescindir de mucha ropa antes necesaria como varios jersey, chubasqueros, cubre botas, etc. Porque los equipos de motoristas están fabricados con tejidos con los que no pasamos apenas frío en invierno, y en verano hasta poseen ventilación.

La ropa dependerá si viajas con frío o calor, indudablemente el equipaje de invierno es más abultado, pero también se puede reducir al mínimo, por ejemplo te aseguro que no vas a necesitar tres pantalones, ni tres jersey, ni tres de nada. En invierno y con el equipamiento moderno, podemos reducir bastante el vestuario de abrigo.

Si las botas de moto son cómodas ya podemos prescindir de unos zapatos para andar, con otros más para todo, ya tenemos calzado suficiente. Cuando se está de viaje inmerso en la emoción de donde te encuentras, con quien convives y el ambiente que te rodea, entonces empiezas a olvidarte y dejas de darle importancia a tantas comodidades a las que estás acostumbrado a disfrutar.

Además has de tener en cuenta los hábitos de los países que se visita. Por ejemplo, en China, como en muchos países orientales, los inodoros no existen, sólo un agujero en el suelo o las duchas son comunes a toda una planta de habitaciones. No se trata de ser un cochino, la higiene la puedes arreglar de otras maneras, hay que ser práctico y dejarte llevar por el mundo que te rodea y yo diría mucho más, disfrutarlo, intentando introducirte al máximo en la vida de los lugareños y dejando a un lado el resto de 330 días que tendrás en tu mundo cuando vuelvas.

En conclusión, si se viaja con acompañante, opino personalmente que el equipaje mejor hacerlo sólo una persona, aunque la lista esté hecha por los dos. Y si el acompañante no es tu pareja, que cada uno se haga su maleta, así habrá menos discusiones. En cualquier caso mi mensaje es lleva siempre menos de lo que piensas necesitar.

El día 28 de mayo en Navacerrada (Madrid), mi pueblo, tendremos ocasión de comentar muchas más cosas. Os espero en Navacerrada.