Kawasaki KXF 450 SR Paulin

Bajo una estética próxima a la de la moto de serie, la KXF 450 de Gautier Paulin esconde una preparación propia de una montura oficial puntera del Mundial. Así es la segunda clasificada actual en MX1.

M.A.L.

Kawasaki KXF 450 SR Paulin
Kawasaki KXF 450 SR Paulin

El Kawasaki Racing Team está firmando una de sus mejores temporadas en la clase reina del Mundial, con el galo Gautier Paulin en segunda posición provisional y un Jeremy Van Horebeek que, tras un titubeante inicio, parece haberle cogido ya el hilo a la 450 en la segunda mitad de la temporada. Tanto es así, que el KRT puede presumir de ser de los pocos equipos con sus dos pilotos metidos habitualmente en el «top five». Y en ello, seguro que algo tiene ver la KXF 450 SR oficial.

El desarrollo de la moto se lleva a cabo en la sede del equipo, en Francia, donde trabajan en los motores siempre con el respaldo de Kawasaki Japón para el suministro de piezas especiales –culatas, árboles de levas, encendidos, cigüeñales, cárteres aligerados, soportes de motor…-. También se mantiene la colaboración con Leo Vince, suministrador de escapes y de la mayoría de componentes en carbono, como el depósito de gasolina, los protectores de los frenos, el cubrecárter, etc. Destaca el empleo de la caja del filtro Air4orce de Tassinari, así como de algunos sistemas electrónicos de serie como el «launch control» y el cambio de mapas con los tres conectores –Paulin lleva habitualmente el blanco-. También queda patente el especial cuidado por una óptima refrigeración al ver el generoso tamaño de los radiadores, los manguitos Samco en silicona, e incluso en la curiosa situación del regulador de tensión, atornillado directamente a la viga derecha del chasis -bajo el aletín del radiador-.

Más material de primera encontramos en la parte ciclo, empezando por el equipo de frenos que en el tren delantero combina pinza Nissin, con bomba Brembo, disco Moto Master y pastillas SBS. La preparación de las suspensiones corre a cargo de los especialistas de Technical Touch, estrenando este año una nueva horquilla Kayaba, con barras de 50 milímetros, de espectacular acabado –llamativas botellas de diámetro variable-. Ello ha obligado a emplear también unas nuevas tijas, de la marca Xtrig. Por supuesto, no falta en la KXF 450 SR unas estriberas en titanio de escalofriante afilado.