Adrián Garrido: "al volver de Macao a España, avisé a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Adrián Garrido, piloto español de motocross y freestyle con residencia y trabajo actuales en Macao, nos cuenta su experiencia durante la crisis del coronavirus COVID-19, que ha vivido primero en terreno asiático, luego en España y ahora de nuevo en Macau.
Marcos Abelenda
Adrián Garrido: "al volver de Macao a España, avisé a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".
Adrián Garrido: "al volver de Macao a España, avisé a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Pese a que ya hace unos cuantos años que hizo las maletas para irse a trabajar y vivir fuera de España, Adrián Garrido es un gran conocido en la escena crossera nacional. El piloto de Verín, Orense, lleva una vida entera compitiendo en los circuitos de motocross, y siempre con resultados muy destacados. Su palmarés incluye múltiples títulos autonómicos en Galicia, así como un título en el Campeonato de España de Motocross Junior 125 en 2002, Campeón de España de Supercross 125 en 2002, tercer clasificado final en el Nacional MX Élite 2010 y resultados de «top ten» en el Mundial de MX3. Además, Garrido ha probado suerte en otras disciplinas como el enduro, los rallies y también el freestyle, además de mostrar su inquietud emigrante, como buen gallego, para buscar trabajo en diversas partes del mundo, como Portugal, Brasil y, ahora, en Macao.

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

The House Of Dancing Water, Macao.

Adri reside y trabaja desde hace cinco años en Macao, una excolonia portuguesa que actualmente forma parte de China como región administrativa especial, a donde se fue con su pareja y su hijo Enzo, recién nacido en la época del traslado, y a quien años después se le unió su hermana Chloé -ambos nacidos en España pero crecidos en Macao-. Garrido participa en el show The House Of Dancing Water, un espectáculo artístico que combina música, danza, acrobacias y exhibiciones de freestyle motocross, en el cual han participado, y aún participan, otros «riders» españoles como Xavi Hernández, Antonio Navas y Víctor Córdoba, entre otros.

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Cuarentena en Macao

Hemos hablado con Adrián Garrido para que nos cuente cómo le ha afectado la crisis del coronavirus COVID-19 al vivir tan cerca del epicentro donde se originó la pandemia, pues resulta que al de Orense le ha tocado vivir la cuarentena primero en Asia, para luego venir a España y regresar hace poco de nuevo a Macao por cuestiones laborales…

Publicidad

Entrevista con Adrián Garrido

- ¿Cómo viviste en primer lugar la crisis del virus desde Macau? - «Pues éramos conscientes desde finales de diciembre que estaba pasando algo en el centro de China, al otro lado de la frontera de Macao pero que era como una gripe muy fuerte que estaba afectando a mucha gente ... (todavía no sabíamos qué era el corona virus ). A principios de enero tuvimos los primeros casos más cercanos e incluso algunos positivos dentro de Macao lo que hizo actuar al gobierno muy rápido y enseguida se cerraron fronteras y se entró en modo cuarentena. Se siguió un protocolo muy severo y hubo mucha información para prevenir y, bueno, después de dos meses, las cosas están más estables aquí aunque la gente todavía continúa con las medidas de prevención y no se sale tanto a la calle. Poco a poco volverá a la normalidad pero es cierto que Macao al ser un país que vive del turismo ha recibido un fuerte golpe, la suerte es que tienen un gobierno de los más ricos del mundo y creo que lo están gestionando muy bien».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Prueba Honda CRF 450 2012 de Adrián Garrido para MOTO VERDE.

- ¿Parecía grave desde el principio o la situación se infravaloró como en otras partes del mundo? - «Al principio parecía algo lejano, pero creo que tenían información suficiente como para actuar a la que se presentaran los primeros casos. A principios de enero ya teníamos muchas imágenes de lo que estaba pasando en China, eso era suficiente para saber que no era un virus cualquiera... Se veían muertos en la calle y personal sanitario con los trajes de máximo aislamiento... El que no lo quiso ver estaba ciego».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Adrián Garrido ha probado las carreras de velocidad en Macao.

- ¿Cuáles fueron las medidas que tomaron allí y cómo te afectaron a ti? - «Lo primero fue prohibir entrada a turistas que procedieran de los países infectados. A estos se les analizaba la temperatura y se le miraba las visitas a otros países. Si pasaban, iban a un hotel habilitado para cuarentena y aislamiento. Los que ya estábamos aquí empezamos la cuarentena en nuestras casas, cerraron todo, solo permanecían los servicios básicos y de emergencia. A nivel personal, fue un gran cambio para mi familia y para mí, nunca habíamos estado en esta situación y, bueno, estuvimos tres semanas en casa haciendo las clases de mi hijo Enzo por internet y entreteniéndonos como podíamos. Salía una vez al súper con mi máscara, guantes y volvía. Iba directo a la ducha, la ropa a lavar y desinfectaba todo lo que traía. Hasta que nos dijeron desde nuestro trabajo que después de la cuarentena si queríamos viajar a nuestros países que fuéramos hasta que nos notificaran la vuelta al show. Así que nos preparamos todo y volvimos a España. Pero fue un viaje complicado; desde que salimos de Macau, con guantes, mascarillas y preocupados con los niños para que no tocaran nada, lavando las manos cada poco. Fueron muchas horas hasta que llegamos a casa y nos pudimos relajar un poco, aunque, una vez España, seguíamos manteniendo el chip de lo que acabábamos de vivir y viendo las cosas desde otro punto de vista. Por dentro sabía que el virus un día llegaría a otras partes del mundo, e intenté mentalizar a la gente de mi alrededor».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Prueba de la Kawasaki KXF 250 2015 de Adrián Garrido para MOTO VERDE.
Publicidad

- ¿Podías entrenar, trabajar, salir a la calle, ir a la compra, al cole los niños, o teníais que estar en casa sin salir? - «Entrenaba en casa, hacía mis circuitos de fuerza, resistencia, estiramientos y también los rodillos con la bici. En nuestro caso, se podía salir a la calle, así que dos días a la semana, ya en horario nocturno, sin cruzarme con nadie, salía a correr una larga distancia y otro día de intervalos. Esto me daba un poco de oxígeno para el resto de días. El trabajo estuvo cancelado hasta que volví de España el 4 de marzo y sí, volví solo porque no sabía muy bien lo que me iba a encontrar y, bueno, sin colegio para los niños era un poco precipitado. Se estaba mejor en España por entonces».

Al llegar a España me decepcionó que no se hubiera tomado ninguna medida, incluso con las noticias que ya había de China

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

The House Of Dancing Water es un show que combina música, con acrobacias y FMX.

- Y al llegar a España, ¿cómo veías la situación? ¿Pensabas que podía pasar lo mismo que en China o ni lo imaginabas? - «La verdad es que me sorprendió y en cierto modo me decepcionó, al ver que llegaba a España desde Macao y no había ningún tipo de medida de prevención. Me crucé por el aeropuerto con cientos de personas y, claro, nos miraban por llevar la máscara o guantes. Entiendo que no eran conscientes pero ya había información en la tele , mi familia me llamaba cada día y me informaba de las noticias de China -sabían más que nosotros, que estábamos allí-. Era consciente de que un día podría llegar a otras partes del mundo y más con el tráfico que tiene actualmente China, Hong Kong y los países asiáticos. Además coincidió cerca de la época en que los Chinos celebran su año nuevo y hay millones de desplazamientos. Es más, si llega ser en febrero, estaríamos con muchísima más dificultades, ya que ellos enseguida se aislaron y cancelaron sus viajes».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Adrián ha competido en Mini GP y en GP 250 en Macao.

- ¿Se ha dado el caso de que has tenido que hacer cuarentena en dos países diferentes? - «Yo personalmente no, pero una semana después de llegar yo a Macao sí que hubo compañeros míos que al proceder de Italia, España y otros países se fueron directos a cuarentena en Macau. Conozco a algunos que incluso han tenido que hacer cuarentena en más de dos países».

- Así que, finalmente has vuelto a Macau por tu trabajo. ¿Cómo están las cosas por ahí? - «Están intentando volver a la normalidad, evidentemente dentro del área de trabajo son muchas las normas de prevención. Firmamos un justificante diario individual de que no tenemos ningún síntoma, usamos máscaras y mantenemos espacio en las zonas conjuntas. El empezamos a entrenar el día 5 de marzo con el objetivo de ofrecer el show a finales de este mismo mes. No está siendo fácil pero hay que ser optimista y apoyar a la compañía. En nuestro caso se han portado muy bien, han mantenido a la plantilla y los salarios».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Una década de gran éxito para el show en Macao.
Publicidad

Españoles crosseros por el mundo

- Al margen de esta situación de crisis, ¿cómo te ha ido ahí en los últimos años? ¿Qué tal va el show? - «El vivir aquí ha sido una gran experiencia en todos los sentidos. Fue un cambio muy grande al principio ya que recientemente había sido padre, acababa de finalizar segundo en la baja Aragón de 2014 por detrás de Gerard Farres e intentaba hacerme un hueco en algún equipo para orientar mi carrera hacia el Dakar. Fue cambiar por completo el timón y el rumbo de mi vida. Pero estoy muy satisfecho con mi rendimiento profesional y personal antes y después de esta experiencia. Este show es un espectáculo increíble, créeme, aunque intente describírtelo, es muy difícil de expresar los sentimientos cuando lo ves por primera vez . Es una auténtica obra de arte. Las cifras lo dicen todo… Casi diez años abierto de jueves a lunes con capacidad de 2000 personas por show y ofreciendo 2 shows diarios y la media de asistencia anual supera el 80% de aforo diario. Estoy muy orgulloso de haber formado parte de este show durante casi 6 años. Además he conocido algunos amigos relacionados con el mundo de la velocidad, que para mí era una experiencia nueva el entrar a correr el campeonato internacional de MiniGP en Macau. Gané el campeonato y al año siguiente uno de los mejores equipos de Macao (Retro Garage Team ) me dieron la oportunidad para correr con ellos en 250 cc y, bueno, sin mucho tiempo para probar acabé segundo en el campeonato, consiguiendo dos victorias, una en lluvia y otra en seco. El piloto que ganó es el actual campeón de china de Superstock 1000. Así que, ¿qué más puedo pedir? Todo esto me ha valido para darme cuenta que pasen los años que pasen sigo siendo competitivo, especialmente conmigo mismo. En el área deportiva aquí en Macau he competido en carreras de ciclismo, de triathlon y marathon con resultados satisfactorios a nivel personal».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Sesión de fotos noctura con la Honda CRF 450 2012 de Adrián Garrido para MOTO VERDE

- A nivel personal, ¿cómo es vivir allí? - «Se vive muy bien, hay mucha seguridad y es un sitio perfecto para la gente que le gusta un estilo de vida más tranquilo. Yo echo un poco de menos el tener más opciones para mis horas libres y más libertad para viajar. Además yo soy una persona de estar en familia y amigos y claro echo eso de menos».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Enzo y Chloé Garrido han vivido sus primeros años de vida en Macao.
Publicidad

- ¿Y qué tal se adapta tu familia? - «Mis hijos muy bien, el que más ha aprovechado esta experiencia ha sido Enzo pues se ha criado aquí. Estudió en un colegio internacional y su nivel de inglés es espectacular, de hecho he aprendido mucho con él. También maneja un poco el mandarín así que son cosas que le quedan para su futuro y ya que Macao no ofrece muchas opciones pues lo apuntamos a la escuela de fútbol y a gimnasia. Le encanta el deporte y es un gran competidor. En mis ratos libres solo nos quedaban los bolos, patines, bici, moto y la piscina. A mi pequeña Chloé, esta experiencia le va pillar de pasada, pero tendrá unas bonitas fotos para su futuro».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Familia Garrido Barrios: Enzo, Chloé, Adrián y Conchita.

- ¿Planeas regresar a España de forma permanente? - «Sí, la verdad es que llevábamos dos años barajando la posibilidad de ir España u otros países, pero ahora mismo lo que más nos apetece es volver a España, estar en casa con los nuestros y disfrutar la vida de otra manera. Cada año era como; ¿un año más aquí, o no? Pero, bueno, al final por incertidumbre de si hacíamos bien o no, pues optábamos por quedarnos. Pero ahora mismo al volver de España he tenido un meeting y me han dicho que a pesar de que estaban muy satisfechos con mi trabajo en el escenario, lamentablemente no podían renovar mi contrato. Lo entiendo perfectamente porque sé que se acercan momentos difíciles y la verdad siempre me han apoyado así que no hay queja. Soy una persona que con el paso de los años he aprendido a que las cosas si tienen que pasar es por algo y que detrás de un episodio se abrirá otro mejor».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Prueba de la Kawasaki KXF 250 2015 de Adrián Garrido para MOTO VERDE.

- ¿Has pensado en lo que harás aquí? - «Tengo muchas ideas y ganas de hacer cosas, habrá que llegar y organizarse. No tengo prisa. Antes, disfrutar de estar con los míos y dedicarme a mis hijos».

Publicidad

- Parece que a tu hijo Enzo le van las dos ruedas. ¿Cómo le entró el gusanillo y crees que seguirá los pasos de su padre? ¿Mejor motocross o también asfalto? - «Sí, Enzo tiene una gran capacidad para el deporte en general. El fútbol le encanta pero solo jugar, no es fan de equipos y tampoco lo ve mucho en la tele. Allí donde lo llevamos siempre me dan muy buen feed back de él, no solo a nivel técnico sino también en comportamiento y dedicación. Estamos hablando de un niño que acaba de cumplir 6 años, pero lo que más me enorgullece de el es que es muy bueno en el cole, un buen compañero de clase y siempre tiene buena actitud. No he podido tener más suerte con él. En cuanto a las dos ruedas, empezó con la strider (bici de balance) cuando tenía dos años y lo llevé a un par de carreras que organizan de la copa asiática Strider. Ganó una final y fue segundo en la otra. Cuando los veía me preguntaba cómo es posible que los niños sepan correr a esa edad… En Navidades, mis padres le trajeron una Mecatecno eléctrica y con menos de tres años la llevaba como si de la bici se tratara. También el hecho de verme en las carreras de velocidad, subirse al pódium conmigo y vivir ese ambiente desde dentro le ha despertado ese gusanillo que todos hemos vivido. Ahí empezó a montar casi todos los días un poco, por la urbanización y por un sitio de tierra que tenemos cerca de casa. Luego llegó la Torrot y ahora la KTM 50, ya de gasolina. No hay previsión de que corra, simplemente de disfrutar un hobby y que pueda compartirlo con él, sea el que sea, y cuando Chloé tenga la edad pues igual».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Enzo Garrido participando en la Dani Rivas Cup.

«Estando en España antes de mi regreso a Macao, coincidía la prueba de selección de la Dani Rivas Cup, y tras enseñarle unos videos vi que estaba interesado en probar, así que enviamos la solicitud y nos la aceptaron para ir a las pruebas de selección. Buscamos una pocket bike para que pudiera probar el día de antes y fuimos al karting a dar unas vueltas. Al día siguiente nos fuimos para Madrid, yo ya con las maletas para salir directo hacia Macao, y Enzo todo excitado por la prueba de la Dani Rivas Cup. Eran niños de 6 a 9 años, la mayoría con experiencia ya y, claro, un circuito en el que los rápidos podían dar 5 vueltas por tanda, pero Enzo solo daba 3 o 4 . Yo estaba muy contento porque lo vi disfrutar y mejorar con cada vuelta un montón pero claro estaba muy lejos de los más rápidos. Él se creía que el que salía en la siguiente tanda con su moto era su compañero de equipo y lo animaba. Así que fue una experiencia muy bonita para él. Cuando acabaron las tres tandas me despedí de todo el equipo de la Dani Rivas cup, en la que estaban implicados Óscar Haro, Julito Simón y Fonsi Nieto, que hacen un trabajo estupendo para la cantera del motociclismo. Me fui dando por hecho que Enzo no sería seleccionado, por lo que arrancamos antes de los resultados finales. De repente me llaman y me dicen que lo han seleccionado, por los puntos correspondientes y sobre todo porque fue el que más evolucionó durante toda la sesión. ¡Imagínate su felicidad!».

Adrián Garrido: "cuando volví a España desde Macau, intenté mentalizar a mis allegados que el virus llegaría a todo el mundo".

Prueba de la Honda CRF 450 2010 de Adrián Garrido para MOTO VERDE.

«Así que ahora que está seleccionado iremos a pasarlo bien en familia a las carreras , sin ningún otro objetivo que el de disfrutar. Él decidirá su futuro , mi familia lo apoyará en lo que quiera de igual manera a Chloé. Conocemos muy bien el mundo del motor, sabemos lo bueno y lo malo pero uno tiene que descubrir su pasión. Me encantaría compartir con ellos cualquier hobby durante el resto de mi vida. Por último quería decir que tengo una mujer increíble, que se ha sacrificado al máximo siempre para acompañarme y darme apoyo cuando más lo he necesitado . Ella es el motor de nuestra familia».

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Debido al Covid-19 a muchos clientes de BMW les ha caducado la garantía de sus motos ...

Las campañas «Easy days» y «Plan dúo» suponen grandes descuentos, ventajosos programa...

Ya tenemos el nombre de los dos ganadores que podrán disfrutar de un fin de semana de...

La firma SW-Motech ha realizado mejoras en la bolsa Pro y su sistema de anclaje para ...