Cómo limpiar el carburador de tu moto

El carburador es un órgano de vital función que alimenta el motor. Como nuestro corazón debe estar limpio para evitar «infartos».
José María Torres Acero -
Cómo limpiar el carburador de tu moto
Cómo limpiar el carburador de tu moto

El carburador tiene como misión hacer llegar al motor la mezcla de aire/gasolina que, en cada momento y en la dosis exacta de mixtura, necesita el propulsor. Es el corazón del motor que bombea los nutrientes necesarios para que le mecánica cobre vida. Una misión que se no podrá desempeñar bien si, usando un símil cardíaco, el carburador tiene un alto índice de «colesterol». Es decir, que sus conductos internos se encuentran sucios o hasta obstruidos, lo que impide el correcto fluir del líquido. La falta de limpieza del carburador es una típica avería que se produce cuando la moto ha estado parada una larga temporada pero, también pasa, incluso cuando se usa de forma frecuente.

Hay muchos tipos de carburadores y muchas similitudes entre ellos. Pero en este capítulo de nuestra sección de mantenimiento nos hemos centrado en los que cuentan con campana con apertura a depresión (no se levanta con el tiro del cable de gas) que es el que montan la mayoría de las trail con mecánicas de cuatro tiempos.

Para realizar este trabajo resulta necesario tener ciertos conocimientos de mecánica. Más que nada porque en algunos modelos es más complicado el acceso al carburador que su posterior limpieza. Para no eternizarnos con los pasos, y dado que cada modelo plantea su propia dificultad, vamos a iniciar la operación con el carburador ya fuera de la moto. ¿Lo vemos?

1 LIMPIEZA EXTERNA.

Con una brocha y gasolina (lo del agua y jabón de la foto de apertura no va en serio, es sólo una simulación), y las manos protegidas con guantes de goma -cuidad vuestra piel-, limpiaremos a fondo el exterior del carburador una vez lo tengamos sacado de la moto.

2 SISTEMA DE «ESTÁRTER»

Para el arranque en frío, lo que decimos tirar del aire, se encarga esta válvula que veis bajo el muelle. Hay que limpiarla con gasolina o spray específico para limpieza de carburadores. Luego, aseguraos de que desliza bien en su alojamiento.

3 TAPA DE LA MEMBRANA

Si los tornillos que la fijan van duros dadle unos toques de martillo en sus cabezas, con cuidado para no golpear en la tapa. Hay que fijarse muy bien en la posición de la tapa sobre el carburador para el posterior montaje, pues no va colocada al azar y tiene una postura determinada.

4 JUNTAS LAS DOS

Esta membrana de goma va unida a la campana. No ha de presentar pliegue, cortes o agujeros. Verificadla con lupa si fuera necesario. Como en el caso de la tapa lleva una posición exacta en la parte alta del carburador que debéis recordar para el montaje. El muelle, más estrecho arriba, tiene un solo sentido de apoyo.

5 TORNILLO DE RIQUEZA DE AIRE

Antes de sacarlo, o mientras los quitáis, apuntad el número de vueltas al que está atornillado. Ese reglaje influye en la carburación pues este tornillo ejerce de válvula que permite la entrada de más o menos aire hacía el interior del carburador. Con aire a presión limpiad sus conductos.

6 SACAD LA CUBA

Aquí se almacena la reserva de combustible que va a entrar en el motor. Para sacar los tornillos que la fijan haced lo explicado en el paso 3. Fijaos en la cantidad de sedimento que tenía este carburador, motivado

7 MÁXIMA LIMPIEZA

Podéis usar aire a presión, spray limpia carburadores o las dos cosas a la vez, para eliminar los restos solidificados de combustible y la suciedad acumulados. El líquido de limpieza los ablanda y el aire a presión os ayudará a expulsar los residuos del carburador.

8 EXTRAED LA BOYA

Este flotador, o boya, mediante la aguja que lleva adosada a él, regula el paso de combustible a la cuba a medida que lo va consumiendo el motor. Para sacarla hay que retirar la aguja horizontal que la mantiene. ¡Ojo con la aguja vertical, en color aluminio! que no se os caiga o pierda.

9 LOS «CHICLÉS», A LA VISTA

Estos tornillos perforados calibrados son los que ajustan la entrada de gasolina en la toma de admisión. Desmontadlos (el que más sobresale es el del circuito de alta y el más oculto, el de baja) y limpiadlos a conciencia. Sanead también sus conductos, con aire y/o spray.

10 SEDIMENTOS

Era imposible que este carburador funcionara bien con tanto «colesterol». Si nos encontramos con este «cuadro clínico» su limpieza y restauración requiere paciencia. Para ello, os podéis ayudar con un pequeño cepillo de raíces. Aunque uno de dientes viejo también os puede valer.

11 AIRE A PRESIÓN

Soplad bien por todos los recovecos. Puntualizaremos que algunos mecánicos no son partidarios de hacerlo así. Argumentan que el aire puede incrustar las impurezas en los conductos internos más pequeños. Como ya hemos apuntado lo suyo es combinarlo con líquidos que diluyan esas impurezas.

12 «CHICLÉS» LIMPIOS

Una vez seguros de que hemos hecho un buen trabajo de saneado volved atrás sobre vuestros pasos del desmontaje, montando cada pieza en su sitio. Un filtro de gasolina intercalado en el macarrón del depósito, y vaciar el carburador al dejar la moto parada largo tiempo, os evitará tener que repetir este trabajo.

Te recomendamos

El próximo 2 de junio, el circuito de MotorLand Aragón, en Alcañiz, Teruel, acogerá l...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...