Honda CR 125 2007, guía de compra

Deseada durante toda su vida comercial, la CR 125 se dejó de vender en 2007. Aun así hoy es una moto buscada y apreciada, avalada por ser una Honda, disponer de un chasis de aluminio todavía actual, y brindar una alta fiabilidad.
Santi Ayala | Fotos: MPIB -
Honda CR 125 2007, guía de compra
Honda CR 125 2007, guía de compra

El chasis doble viga de las CR es uno de los elementos más valorados.

Para la mayoría las siglas CR siguen siendo sinónimo de excelentes motos de cross de dos tiempos, admiradas y admirables, que por motivos empresariales Honda dejó de producir hace ya casi una década. Pero ello no ha sido motivo para que las CR 2T sigan teniendo adeptos que las usan, las tienen en regla y disfrutan de ellas. Mientras que otros las buscan usadas, bien para coleccionarlas o para montarlas. Esta 125 sigue siendo una moto ideal para los que el cross es una diversión y no una profesión.

Montura de excelente factura y diseño que, aunque su última evolución data de 2004, aún resulta moderna gracias a una arquitectura adelantada a su tiempo. Sobre todo en lo que se refiere a su bastidor doble viga de aluminio que la confiere un comportamiento soberbio. Gracias a él la CR 125 es estable y entra en curva muy intuitiva, ayudada por sus buenas suspensiones Kayaba.

El chasis doble viga de las CR es uno de los elementos más valorados.

La entrega de potencia resulta muy lineal, siempre con muy buenas sensaciones.

En esta CR todo funciona con suavidad, incluso su motor, motivo por el que resulta recomendable para todo el que empieza en el cross. Una mecánica que tiene una ventaja tecnológica que aún hoy muy pocas motos usan como es la válvula de escape con gestión electrónica. Muestra de que Honda, en su día, se adelantó a la competencia ofreciendo algo sofisticado y exclusivo. Gracias a ella la entrega de potencia resulta muy lineal dejando siempre muy buen sabor de boca. Y eso que no era la mecánica más potente de su época pues apenas rendía 33 CV a 10.840 r.p.m., quizás el único punto flaco del propulsor. Bueno ese y su corta estirada siendo su régimen máximo de giro 12.250 r.p.m. unas mil revoluciones por debajo que el resto de sus rivales. Por otro lado ninguna adversaria iguala sus bajos permitiendo la Honda enlazar bien las marchas sin tener que exprimir a fondo el motor mostrándose dócil y divertida.

La entrega de potencia resulta muy lineal, siempre con muy buenas sensaciones.

El silencioso de la CR 125 ofrece un sonido muy comedido.

Por su escape de serie se escuchaba un sonido muy comedido, debido al gran silencioso montado. En su día los técnicos decidieron montar una caja de cambios de cinco marchas, para ahorrar peso al eliminar la sexta, solución técnica que le perjudicaba. ¿Motivo? Su escalonamiento no siempre permite encontrar la marcha adecuada y al cambiar, sobre todo entre cuarta y quinta, el salto es tan grande que hace que baje mucho de vueltas el propulsor. Ello obliga a exigir más al embrague de la nipona roja que, de todas formas, trabaja de forma agradable y suave, no cansando el brazo izquierdo.

Precisamente el cambio es el único punto flaco en la fiabilidad de esta CR pues se han dado casos de rotura, sobre todo de la quinta y la cuarta marchas, avería más acusada en aquellas unidades con mucho uso sobre terreno exigente como la arena o el barro. Por lo demás es un motor muy fiable del que no se conoce punto débil en todas sus versiones. Eso sí, híper fiable con un adecuado mantenimiento rutinario y se use buen aceite de mezcla y de motor.

El silencioso de la CR 125 ofrece un sonido muy comedido.

Los frenos son otro de los puntos fuertes de la Honda CR 125 2007.

En su día la CR 125 fue utilizada como moto de enduro, bien valorada, a la venta incluso matriculable, dotada del kit de luces, también comercializadas con la marca HM. De las más caras de su clase en su época junto a la Yamaha YZ 125, los precios de segunda mano se mueven entre los mil y los dos mil euros, según año y estado, muchas con buen equipamiento extra e incluso algunas aún con el cajón de recambios original que se entregaba con la moto nueva.

ES MI MOTO

La Honda CR 125 2007 es la actual moto de Marcos Abelenda, nuestro redactor y probador de MOTO VERDE. “Ofrece como pocas usadas una excelente relación prestaciones/precio. Además, encuentras todo tipo de material para repararla y prepararla. Yo le acabo de poner un escape, plásticos y adhesivos actualizados”, explica Marcos.

En una de las pruebas que realizamos en su momento a la CR 125, también contamos con la experiencia y opinión de Jonathan Barragán, que nos dejó estas sensaciones sobre la moto: “La suspensión Kayaba es muy buena pero queda algo blanda para un piloto profesional. Tiene una posición de conducción muy agradable y unos frenos potentes. Lástima que el motor se quede corto a alto régimen, ya que a bajo y medio régimen resulta estupendo, de lo mejor de su clase».

Los frenos son otro de los puntos fuertes de la Honda CR 125 2007.

ZOOM

Hacemos hincapié en los detalles a destacar de la antigua 125 de Honda:

  • Otro punto fuerte de esta moto es la frenada gracias al soberbio trabajo del material Nissin que hacen que pilotemos seguros.
  • Posición de conducción excelente gracias a sus reposapiés bien ubicados, a su estupendo manillar Renthal con barra central, y a un tacto de los mandos muy suave.
  • La suspensión suave hace que la moto se comporte excelente, si bien para un nivel «pro» quedan blandas aunque cuesta llegar al tope de recorrido…
  • Aún encontráis para ella todo tipo de recambios oficiales así como de la industria auxiliar (escapes, silenciosos, pistones, bielas, plásticos, adhesivos…) con los que actualizarla o mejorarla.

Galería relacionada

Fotos Honda CR 125 2007

Te recomendamos

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...