Montesa Cappra 360 GP DS 1968

Las excelentes prestaciones de las máquinas españolas les abrieron rápidamente muchos mercados internacionales, el más importante de ellos el americano, para el que llegaron a fabricar versiones especiales, como esta Cappra «DS».
Joan Carles Orengo -
Montesa Cappra 360 GP DS 1968
Montesa Cappra 360 GP DS 1968

Tras unos primeros escarceos en el motocross con derivados primero de sus modelos de asfalto, Brío 91 e Impala, y luego con las «La Cross», en 1967 redefinía definitivamente su oferta en dicha especialidad con el nacimiento de la primera Cappra, una denominación derivada de la «Cabra», apodo con el que se conocía internamente en fábrica a las primeras Brío modificadas para la práctica de esta disciplina.

El lanzamiento de dicho modelo coincidió también con una política más agresiva en competición, participando con gran éxito en diferentes campeonatos, tanto a nivel nacional como internacional y elevando a la marca a la élite de la especialidad.

Montesa Cappra 360 GP DS 1968

Esto se tradujo en una rápida evolución de la gama, con lanzamiento cada año de unidades «réplica» de las utilizadas por los pilotos oficiales de la marca durante la temporada anterior, tanto es así que en 1968, las Montesa Cappra pasaron a llevar el añadido de las siglas «GP» a su nombre, como clara referencia a su origen en las carreras.

Pero este apelativo de «GP» suponía mucho más que una declaración de intenciones, puesto que las novedades técnicas eran más que evidentes con respecto a la primera Cappra, con un chasis completamente nuevo y más reforzado que el anterior, un simple cuna desdoblado a la altura del eje del basculante y con la parte posterior que sujeta el guardabarros trasero cerrada mediante un añadido atornillado, creando así un conjunto más sólido. También había novedades en los frenos, más ligeros y en la suspensión trasera, con unos amortiguadores Telesco de nueva generación.

Vocación internacional

Pero la introducción de la gama GP suponía otra novedad importante: la aparición de una versión 360 (351,2 cc reales) directamente dirigida al mercado exterior, puesto que en nuestro país la federación no convocaba otra cilindrada que los 250 cc.

Con ella, la marca catalana empezaba una expansión internacional en esta disciplina cuyo objetivo no era otro que lo que se cocía al otro lado del charco. Los norteamericanos seguían un planteamiento de la competición off road ligeramente distinto al europeo, abundando las pruebas campo a través en los inmensos territorios de que disponían, con largos recorridos a los mandos de motos no matriculadas que exigían algunas modificaciones en los diseños europeos pensados para correr carreras cortas en circuito cerrado.

Obviamente la mayor cilindrada era una de estas premisas, como también la posibilidad de adoptar depósitos de mayor capacidad o neumáticos de mayor sección más adaptados a las exigencias de las largas distancias.

Montesa Cappra 360 GP DS 1968

De esta forma, Montesa lanzaba en 1969 la versión DS (Desert) de su Cappra 360 GP, con un depósito con 5 litros más de capacidad y un neumático delantero de menor diámetro y mayor sección, ambos elementos opcionales y que no se ofrecían en España. Así, Montesa pasó a competir de tú a tú con las principales marcas del sector, reforzando así su renombre internacional.

Motocicleta propiedad de los hermanos Vañó de Villota.

Color personal. El colorido azul distinguía a primer golpe de vista a esta versión americana de la Montesa Cappra de la europea, pintada en color naranja. Esta unidad, perfectamente restaurada por los hermanos Vañó de Villota, equipa también el depósito opcional de 12,75 l (7,25 l de serie), específico para las carreras americanas de cross country.

Montesa Cappra 360 GP DS 1968

El motor, con un cambio de 4 marchas, rendía una potencia de 39,5 CV a 6.500 rpm. Para la rueda delantera se ofrecía también la opción de un neumático de 3,50 x 19” en lugar del habitual de 3,00 x 21”. Curioso el sutil protector de cárter atornillado a la parte delantera del chasis, al igual que la sección posterior del mismo.

El dato

El éxito internacional provocó un año más tarde el cambio de denominación de las Cappra GP por Cappra MX, siglas con las que se conocía la especialidad en los EEUU.

Montesa Cappra 360 GP DS 1968

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...