Montesa Texas 4RT 260

Sueños reales nacidos de la pasión de algunos «locos» amantes de Montesa. El emblemático modelo Texas de los años sesenta e inicios de los setenta tiene su reinterpretación en el Siglo XXI mediante esta versión, homologada y matriculable, nacida sobre base de la Cota 4RT 260, con un kit específico desarrollado en Barcelona por Comercial Impala y sus colaboradores.
Santi Ayala. Fotos: Comercial Impala/Box Zero -
Montesa Texas 4RT 260
Montesa Texas 4RT 260

El nombre de Texas os evoca a muchos al estado famoso de Estados Unidos, uno de los más destacados, al del sur del país, que llega hasta la frontera con México con el Río Grande, tiene costa en el Golfo de México y ciudades como Austin, Dallas, Houston y San Antonio.

Pero en el mundo de la moto, la denominación Texas se asocia a Montesa pues fue el apellido puesto a una variante de campo realizada sobre la Impala de carretera, a medio camino entre una enduro y una trail. Destinadas sobre todo al mercado americano por eso se le puso un nombre «yankee», el de Texas, además de darle un toque de color particular con el amarillo como tono dominante, con pinceladas negras, en lugar del corporativo rojo Montesa.

Montesa Texas 4RT 260

El espíritu que transmite la moto es genuino, muy aventurero. Todo el que la ha visto la Texas al natural, o en las fotos, ha quedado sorprendido por la originalidad del modelo. ¡Gran trabajo!

La Texas destacaba por su guardabarros alto, metálico como el trasero, neumáticos de tacos, manillar ancho… Su vida comercial comprendió el periodo de 1966 a 1971, con producción de dos versiones: la primitiva con el motor 2T de 175 cc. con una potencia de 15,5 CV a 7.000 revoluciones, alimentada por carburador Irz, Amal (69-70) y de la que se fabricaron escasamente 186 unidades. Y la siguiente, con cilindrada más grande de 250 cc -21 CV de potencia a 7.000 rpm- alimentada con carburador Amal de 30 mm-, denominada Texas Scorpion -Texas para España, Scorpion en Estados Unidos-, de la que sí hubo gran venta hasta las 2.410 unidades fabricadas.

Montesa Texas 4RT 260

Montesa Texas 4RT 260

Texas en el Siglo XXI

Más de 50 años después, con cambio de siglo incluido, la denominación Texas vuelve a la palestra, por supuesto asociado a un modelo Montesa. La nueva moto nace de la pasión de tres «locos» de la moto como son Pere Ferrer, que fuera Jefe de Homologaciones de Montesa e Ingeniero del departamento de desarrollo, que ahora lleva adelante su primera creación fuera de la fábrica pues está jubilado; Xavi Arenas del concesionario Honda Impala -hombre moto/empresa por excelencia, con sangre rojo Montesa en las venas- y de Jordi Soriano, sobrino de Pere Ferrer, gerente de Box Zero (concesionario Kawasaki), bien conocido por su afamado equipo de motocross pero, en lo que a este proyecto se refiere, aporta su especialización en homologaciones y legalización de modelos.

Montesa Texas 4RT 260

Imagen de ayer en formato de hoy. Han pasado más de 50 años y volvemos a tener a la venta una Montesa con el apellido Texas. Aunque en estas fotos la vemos en uso on road, el off road está en su ADN. Más aún si la calzamos con ruedas de tacos.

Así que el triunvirato se puso manos a la obra, con autorización por parte de Montesa, para desarrollar la moto, un modelo diseñado por Pere Ferrer, con todos los planos en 3D y sin dejar un detalle al azar. Entre los tres han dado forma a una propuesta bizarra, empeño por hacer real un capricho/sueño, y por darle más utilidad a las Cota 4RT. Tras el desarrollo del primer prototipo se pasó a la parte industrial para producirla en serie, idea quizás descabellada, y ciertamente, complicada, pero llevada adelante. Entended que la Texas no es una «transformación» es una moto nueva tal cual, de producción artesanal, limitada inicialmente en cuanto a unidades y ritmo de fabricación, pero que irá atendiendo a la demanda. En realidad lo que se hace es sobre la base de la Cota 4RT 260 se instala todo el kit de piezas y así nace la nueva Texas. No se modifica la estructura vital de la base mecánica ni de parte ciclo, que mantiene la reconocida fiablidad Montesa/Honda.

Montesa Texas 4RT 260

Sillín del pasado en moto del presente. Materiales modernos en un diseño clásico para aportar buena comodidad en el puesto de mando.

Auténtica obra de arte, la nueva Texas cuenta con un puesto de conducción que nos recibe con un depósito de 4,5 litros y un cómodo asiento -auténtico en su forma-, sustentado sobre un subchasis metálico específico. A él se ancla el conjunto de guarbabarros trasero/portamatícula, metálicos ambos, como también es de metal la aleta delantera, como en la Texas original -entonces porque era el material que había, ahora por fidelidad al pasado-. El uso del metal, con piezas mecanizadas, se deja ver por ejemplo en los soportes del faro delantero -óptica redonda como corresponde a fidelidad del diseño pasado- o en las tapas laterales que incluyen los vistosos portanúmeros.

Montesa Texas 4RT 260

Producción y diseño artesanal, en Barcelona, para dar forma a esta versión nacida del esfuerzo de apasionados montesistas.

Como en la Texas «original» se monta llanta delantera de 19” y trasera de 18”, empleando gomas Metzeler de tipo mixto, únicas modificaciones en la parte ciclo sobre la Cota 4RT pues los frenos (Braktec) y suspensiones (horquilla Tech y amortiguador R16V) son las de serie de la 4RT 260. Sí que se modifican los desarrollos secundarios finales para que no sean tan cortos y se incorpora la palanca de cambios S3, con reenvío, para que quede próxima al estribo -no alejada como en la de trial-. Opcionalmente se podrán incorporar muchos elementos extras como otro silenciador, diferentes espejos, componentes para mejorar la suspensión… E incluso está en la lista de accesorios el nuevo sistema de arranque eléctrico desarrollado por S3 para las Cota 4RT que le viene como anillo al dedo a esta Texas por su tipología de montura aventurera y de paseo en formato disfrute.

Montesa Texas 4RT 260

Fidedigna a su época pretérita, el metal tiene mucho protagonismo en la nueva Texas en piezas como los guardabarros. Le aporta un toque retro muy especial y personal a la moto.

¿Cuáles son los clientes potenciales? Pues desde jóvenes que tenga pasión por lo retro/moderno a los más maduros que incluso tuvieron una Texas, y que gustan de ir por el campo en sus rutas de excursión con una moto tan agradable como cautivadora. Dinámicamente es una trail ligera para rodar con divertimento en cualquier terreno sin más pretensión que el ir en moto placenteramente.

Montesa Texas 4RT 260

Montesa Texas 4RT 260

El modelo lo distribuye Comercial Impala (www.motosimpala.com/ tel. 93 240 60 30), está ya a la venta por menos de nueve mil euros, puesta en la calle y matriculada, lista para rodar. Un capricho que muchos se darán, especialmente los amantes de Montesa que gustarán de tener una obra de coleccionista.

CONCLUSION

Evidentemente la nueva Texas nos traslada a tiempos pasados con una reproducción moderna, obra artesanal, que tan bien recupera el espíritu de aquella Montesa producida el siglo pasado. Fidedigna reproducción en imagen pero con soluciones modernas, desde el motor 4RT con inyección, los frenos de disco o las partes de carrocería en materiales actuales.

Montesa Texas 4RT 260

Montesa Texas 4RT 260

Galería relacionada

Montesa Texas 4RT 260

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La propuesta de Yamaha en el segmento trail con su Ténéré 700 está calando hondo en e...

La leyenda italiana del motociclismo visitará el Salón Comercial de la Motocicleta de...

Deja volar tu imaginación y diseña la moto de tus sueños en una nueva edición del con...

La marca renueva su gama con un casco urbano ideal para motos naked y vintage, muy mo...

Sin asistencia técnica ni ayuda externa, pero con el apoyo de Motul que ha proporcion...