OSSA TR 280I

Jordi Tarrés prueba la OSSA TR 280I. OSSa La mítica marca española del trébol vuelve con una revolucionaria trialera, la TR 280I, que ponemos en manos de otro mito, Jordi Tarrés.
Jordi Tarrés | Joan Carles Orengo | Fotos: Orengo -
OSSA TR 280I
OSSA TR 280I

Tras unos rumores que para muchos eran infundados, llegó la confirmación de que el legendario emblema del trébol volvería a lucir en una moto española. Finalmente, en el Salón de Milán del año pasado una doble sorpresa: la OSSA del siglo XXI era una realidad y además, llegaba cargada de tantas innovaciones tecnológicas que por sí solas ya justificarían este reportaje. En un tiempo récord, apenas un año después de su "premiere" internacional, ya la tenemos en nuestras manos, o mejor dicho, en las manos del mejor piloto de trial de la historia para que nos cuente en exclusiva sus impresiones acerca de tan innovadora y revolucionaria trialera, la OSSA TR 280I.

Prácticamente no existen diferencias técnicas entre aquel prototipo de la OSSA TR 208I de Salón y la moto que finalmente se está produciendo en Girona, salvo la sustitución de una horquilla invertida que se estaba desarrollando en colaboración con Marzocchi y que por el momento, según los responsables de la marca, se ha pospuesto hasta que no alcance un desarrollo óptimo.
Pero el resto, que no es ni mucho menos poco (ver recuadro del detalle técnico) se ha mantenido. Para la primera prueba que publicamos elegimos a otro mito como Jordi Tarrés para que nos diese sus valoraciones.

Esta nueva OSSA TR 280I ofrece una disposición de sus componentes principales muy diferente a la habitual y con una importante influencia en el comportamiento dinámico, por lo que más que nunca, teníamos verdaderas ganas de saber si, en marcha, la nueva OSSA TR 280i respondía a las expectativas visuales creadas.

Vamos a hacer un repaso técnico rápido para que veáis por dónde van los tiros de la OSSA TR 280I. El monocilíndrico 2T monta el cilindro invertido (escape por detrás, admisión en la parte delantera) y además está inclinado hacia atrás, con el radiador ocupando el espacio libre que queda entre cilindro y el depósito de gasolina, que pasa a la parte frontal del chasis, formando parte integrante del mismo y creando un reparto de pesos completamente distinto del habitual, con un centro de gravedad adelantado. Por último, la adopción de un sistema de inyección electrónica en la alimentación supone también una novedad absoluta en una moto de 2T off road de serie y por lo tanto, era también otro enigma a resolver.

Pero dejemos que sea el propio Jordi Tarrés quien nos cuente sus impresiones acerca del funcionamiento de la TR 280i: "Pese a que la moto visualmente impresiona al tener tantos componentes ubicados en sitios diferentes, lo cierto es que a nivel de ergonomía difiere muy poco del resto de motos que he probado y enseguida encuentras la posición idónea a sus mandos. Una vez en marcha, las sensaciones a nivel de parte ciclo sí que son diferentes. Por un lado, me ha sorprendido la buena rigidez del chasis. Sinceramente, viendo su estructura no las tenía todas conmigo, pero me ha gustado. La moto es muy ligera, pero ciertamente, el reparto adelantado de pesos se nota y es una moto lenta de delante, obligándote a una conducción diferente a la que estamos habituados, puesto que a su vez, es muy ligera de detrás. La moto no llevaba el depósito lleno, por lo que supongo que de ser así esta sensación tiene que ir en aumento. Creo que para un piloto profesional esto no tiene que suponer un problema especial, pero en mi opinión, un aficionado se verá obligado a trabajar más y se cansará antes".

"Por lo que se refiere a la suspensión trasera, el amortiguador TTX muestra un funcionamiento correcto, aunque pienso que al llevar gran parte de la estructura en el exterior, esto supondrá una ventaja en un funcionamiento prolongado o en épocas calurosas, máxime al estar tan cerca del colector de escape. Esta ubicación del escape ha obligado también a que el guardabarros trasero esté más alto de lo normal, cosa que en algún momento me ha molestado. Los frenos muestran un funcionamiento correcto, aunque el tacto del trasero me ha resultado un tanto extraño, no haciendo tope la palanca cuando alcanzas el momento de máxima frenada, supongo que debe ser por una extensión excesiva del latiguillo. Un último aspecto es el radio de giro, que me ha parecido mayor que el de la competencia, supongo que por la ubicación del depósito en la parte delantera y que limita un poco el giro del manillar".

"El funcionamiento del motor es en general bueno, de hecho no notas la diferencia causada por la inyección electrónica en marcha salvo que, supongo por los reglajes que trae la moto de serie, en el primer cuarto de gas la moto parece ir escasa de gasolina. En este régimen de giro no tiene la respuesta a la que estamos habituados, obligando a elevar las revoluciones para que la moto empuje con ganas, como si fuera un modelo de menor cilindrada. Supongo que para compensar esto, emplea un puño de gas con recorrido más corto para facilitar la aceleración. Es una táctica que utilizamos nosotros en las 125 cc y que en esta moto parece que funciona también. Una vez superado esto, la potencia es muy correcta, no destaca por encima del resto, pero tampoco echas en falta más caballos".

"El escalonamiento del cambio está bien logrado, salvo el salto de quinta a sexta que yo he encontrado excesivo, cayendo mucho de vueltas cuando engranas esta última. Sí que me he fijado en que el ventilador estaba más tiempo del habitual funcionando, es lógico por la situación más escondida del radiador, pero hemos de tener en cuenta que probé la moto con una temperatura bastante fría, por lo que tengo mis dudas acerca de cómo se desenvolverá en verano. Otro aspecto que me ha sorprendido positivamente ha sido el sonido del escape. Siendo más corto de lo habitual tenía miedo de que la moto fuera más ruidosa de lo normal, pero lo cierto es que no es así".

"Resumiendo, a mí entender y conociendo bien lo que cuesta el desarrollo de una moto, pienso que la gente de OSSA ha realizado un trabajo fantástico lanzando una moto tan nueva y tan diferente del resto y que muestre un funcionamiento tan correcto del mismo. Son muchas novedades en una misma moto que por el momento, siempre en mi opinión, no aportan unas ventajas evidentes en este momento, pero que es posible que en desarrollos ulteriores sí lo hagan, especialmente la inyección electrónica, con su capacidad de autorregulacion dependiendo de los cambios de temperatura y de altitud, algo que en algunos triales puede resultar una ventaja decisiva".

Galería relacionada

OSSA TR 280I

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...