TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter

Los italianos definen bien con su expresión «troppo forte» las mecánicas que destacan por su empuje. Un apelativo apropiado para la TM EN 125, una moto «arrabiata» -enojada- que muestra carácter.
Santi Ayala. Colabora: Familia Gómez. -
TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter
TM EN 125 de Manuel Gómez. Fotos: Diego Rojo

Revuelo, eso es lo que siempre levanta una TM cuando pasa por nuestra redacción e, igualmente, lo sabemos, os genera al verla en la revista –o en la web-. Os gustará o no, pensaréis en comprar una o no, os parecerán caras o no… pero nunca dejan indiferentes a los comentarios las monturas que salen de la fábrica de Pesaro.

Así nos lo transmite también esta EN 125, que probamos gracias a su piloto, Manu Gómez. El de Candeleda, Ávila, se estrena a sus 14 años en esta cilindrada del «octavo de litro» pero se mantiene fiel a su marca, TM, tras haber corrido en años anterior con la MX 85. Con ella ha logrado ser Bicampeón de España Junior de Súperenduro, como éxito deportivo de referencia, y ha cimentado su salto hacia la 125. Moto de más talla que acompaña también su crecimiento, pues Gómez mide ya 1,75 m.

TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter

Por edad no puede circular con ella en vías públicas y por ello Manu compite esta temporada en circuito: superenduro, cross country y hard enduro. Concretamente corre cross country en el Nacional, Madrid y Extremadura, los campeonatos de enduro y superenduro de Madrid y Extremadura, junto al certamen de Castilla La Mancha de superenduro.

Racing

Manu Gómez destaca de la TM que permite competir con una moto de serie lista para las carreras, sin tener que invertir en preparación o extras. En italiano suelen decir que es una moto «pronto a gareggiare» -equivalente al ready to race-. Razón no le falta a Manu y se demuestra que su moto de carreras, la que probamos, pues tiene otra de entrenos, apenas incluye cambios sobre la de serie.

El padre de Manu, también de nombre Manuel, nos comenta lo que le han hecho a la moto: «simplemente hemos pulido un par de aspectos para hacer la conducción más fácil. El primero ha sido montar un silencioso Scalvini con el ánimo de ganar más bajos y medios. Hemos probado con el de serie y también con el HGS. El escape de serie con el silencioso Scalvini va más llena desde abajo hasta arriba, no tiene tanda caída. El HGS anda mucho más arriba, lo usaríamos para cross o si fuese solo para correr cross country, pero para hacer enduro y súperenduro hacen falta más bajos». El otro componente modificado ha sido la bomba de embrague «no es la de serie. Por fuera parece igual pero la diferencia está dentro, tiene otro pisón, el que llaman de doble caudal, pistón más grande, que empuja más fuerte. Así Manu se cansa menos pues funciona menos duro».

TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter

El embrague, duro de serie queda mejorado con otra bomba Brembo, de doble caudal.

También han estado jugando con el desarrollo probando un piñón con un diente menos para tener más bajos, para trialeras fuertes y duras, que sí lo admite el motor. La TM incorpora protectores en fibra de carbono en el escape, los cubremanetas, el protector de la bomba del freno trasera… realizados por tallerdecarbono.com. El toque de personalización de la imagen llega con el diseño gráfico realizador por su paisano de Candeleda, Carlos Salinas, de Rótulos Salinas, con el que Manu concreta los diseños que le gustan.

Hablando de la moto con Manu, él nos apunta «voy mucho mejor que con la 85 y muchísimo más rápido. Ya es una moto grande y sobre todo noto el tamaño de la ruedas, con llanta de 21” y 18” que se agradece para enduro y súperenduro. Permite ir mucho más rápido, absorbe mejor los impactos contra los obstáculos y recepciona de lujo los saltos. Voy muy cómodo en ella. Me he hecho bastante bien a la moto».

La portentosa mecánica 125 TM sigue destacando por encima del resto de la moto. Tradicionalmente esta mecánica tenía fama de poderosa pero exigente al ser poco elástica y exigir llevar en la banda útil de potencia para que fuese efectiva. Con la llegada de la gestión de la válvula de escape con servomotor, junto a cambios en el diseño del cilindro, realizada hace unas temporadas eso ha cambio. La TM ya tiene medios e incluso bajos, y aunque no sea la más elástica de la categoría, ya responde sin exigir tanto. Trialeando no pide abusar del embrague –no significa prescindir- pero tiene capacidad para trepar, sin morir en el intento, reaccionando con espontaneidad e ingenio, capaz de solventar papeletas complicadas.

TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter

Se agradece, mucho, la bomba de embrague que ha montado Manu, de tacto más suave y blando que la dura bomba de serie. ¿Se fatigará más? Según el piloto, no, y aguanta bien el mal trato, así que no lo ponemos en duda.

Viendo a Manu rodar, haciendo hard enduro y súperenduro se aprecia la capacidad de la TM para este uso, óptimo en su rodar. Rodando con ella sentimos que consigue recuperar en las caídas de vueltas, y, que no es tan crítica la banda de potencia útil, dejándonos ir pendientes de por dónde vamos por encima de cómo llevamos el motor, más centrados en lo que hacemos. Algo más de par, por si fallamos o nos despistamos, no le vendría mal, aunque con el silencioso Scalvini sí se siente esa ayuda de par que, por pequeña que sea, se agradece.

Pero, sin duda, es en cronos y en cross country donde el motor «Teme» se expresa mejor. Arriba de vueltas la TM se muestra contundente, sensacional molinillo, divertida la «avispa» azzurra. Una 125 de correr, de darle cera, de buscar el expresarse sin limitaciones. Y eso que ya es más endurera que crossera y no tiene tanta potencia máxima, ahora apenas en 35 CV a tope, pero muy poderosa en la parte por debajo del régimen máximo.

TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter

Silencioso Scalvini como mejor solución para dar un toque más endurero al motor.

Ayudada por un buen cambio, con desarrollos de las seis marchas óptimos, con el conocido tacto duro del selector pide hacer fuerza en la palanca pero sabiendo que engrana bien. Y el embrague, lo ducho, no es duro como el de serie y por eso cansa menos el brazo y la mano.

«Aplomb»

Cincuenta por ciento del éxito en su comportamiento racing le viene a la «Teeme» del bastidor, sobrado de «aplomb» -aplomo, en italiano. El propio Manu lo comenta «el chasis me encanta, la metes en curva mejor que ninguna otra moto. Pisa con una confianza que, para un chaval joven como yo que va buscando experiencia, le viene de lujo pues te corrige y te complementa con ese soporte de mucha confianza. No tengo que estar tan atento a los golpes de la dirección y, cuando los hay, la moto se los traga».

Seguridad y serenidad a partes iguales reporta el chasis de aluminio, con la reconocida rigidez que esta configuración que tiene. Siempre con buenas reacciones aunque alguna vez con sorpresa si no tienes adaptación a su sentir. Porque no olvidéis que la rueda delantera no reacciona por espontaneidad natural sino que trabaja por sumisión, inicia la curva por decisión del piloto. Luego acata bien la orden, marca la entrada en la curva, luego la dibuja de forma brillante y precisa. Su capitulación a las órdenes viene derivada además de la posición de conducción, siempre con su particularidad de las estriberas elevadas, que nos hace cargar algo más de peso delante. Ello suma al aplomo general más razones por las que la rueda delantera pisa firme siempre.

TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter

La posición elevada de los pies, favorable en roderas, nos coloca elevados y, de pie, acostumbrados a otras posturas más «habituales» parece que nos falta encontrar apoyo de las rodillas en la moto. Óptima la posición del manillar y su tamaño, lo mismo que el asiento, duro pero sin resultar incómodo.

Tiene buen peso esta moto que en nuestra báscula ha sido de apenas 95 kilos en vacío, 102, 6 kg, llena, de las mejores de su clase. La suspensión también le encandila y le agrada, manteniéndola de serie. «Me he adaptado a ella. Hay quien dice que rebotona, que es seca... Pues a mí me encanta, sobre todo para el uso que le doy en súperenduro con muchos golpes. Para hard enduro va algo más suave pero es todo a base de clicks, nada más».

TM EN 125 Manuel Gómez, fuerte carácter

El motor TM 125 resulta competitivo para correr sin necesidad de prepararlo.

Rodando con ella sentimos buena mezcla entre firmeza y absorción, comodidad y solidez aunadas en ambos trenes que, en el caso del trasero, además significa óptima tracción una óptima suspensión con la que poder rodar deprisa sin sufrir. En opción se puede montar amortiguador Öhlins TTX (1.089 €) en vez del componente TM estándar –ya sabéis que las italianas llevan su propio amortiguador-.

Otro apartado del que habla bien Manu Gómez es el de los frenos por su potencia y tacto, frenando donde y cuando quiere. Nada que oponer a su valoración aunque, a nosotros, sigue sin gustarnos el tacto delantero esponjoso de la bomba, por esa combinación de bomba Nissin y pinza Brembo que no casa del todo bien.

Lo más
  •  

    Chasis estable

  •  

    13.260 rpm máximo

  •  

    Suspensión eficaz

Lo menos
  •  

    Pata de cabra prominente

  •  

    Estribos altos

  •  

    Asiento duro

También te puede interesar

La práctica del enduro encuentra una dimensión especial y notable cuando se realiza con una moto que nos provoca el delirio. Acaloramiento y entusiasmo colosal, desmedido y tremendo, creando un clímax para el recuerdo especial con una moto que nos hace latir el corazón y nos deja perder la cabeza. Porque una TM se compra por pasión por encima de la razón.

Te recomendamos

Los BMW Motorrad Days llegan este año con la novedad de celebrarse en Sabiñánigo del ...

Abrimos la sección del consultorio Bridgestone en nuestra web para acabar con vuestra...

Se pone en marcha la tercera edición del concurso de preparaciones que BMW Motorrad y...

Durante dos décadas he viajado con todo tipo de pick-up con la moto de enduro a cuest...