Ducati y los pilotos australianos, un idilio de 25 años

El fichaje de Jack Miller por el equipo oficial Ducati abre un nuevo capítulo en la relación entre la marca italiana y los ‘aussies’.
Ducati y los pilotos australianos, un idilio de 25 años
Troy Bayliss, Casey Stoner y Troy Corser (Fotos: Gold & Goose).

Ducati ya ha anunciado el fichaje para MotoGP 2021 del australiano Jack Miller, que por fin ve cumplido su objetivo tras un complicado camino hasta y en la clase reina. Un fichaje que llega una década después del adiós a la marca de Casey Stoner, el piloto que consiguió llevar a la marca italiana a la cúspide de MotoGP.

De aquello han pasado ya doce años y medio, pero para encontrar el inicio del idilio entre Ducati y los pilotos australianos hay que hundirse más en las raíces e ir hacia atrás el doble de tiempo: 25 años.

TROY CORSER CONQUISTA SUPERBIKE

El aniversario exacto será en mes y medio: fue el 9 de julio de 1995 en Salzburgring, cuando Troy Corser se hacía con su primera victoria a lomos de la Ducati 916 en la segunda manga de la ronda de Superbike, batiendo a Carl Fogarty por dos décimas. Por primera vez, un australiano llevaba a una Ducati a lo más alto del podio mundialista.

Ducati y los pilotos australianos, un idilio de 25 años

Troy Corser.

Un año después, en 1996, el mismo Corser se convertiría en el primer campeón australiano de Superbike, y el cuarto para Ducati tras el francés Raymond Roche (1990), el estadounidense Doug Polen (1991 y 1992) y el británico Carl Fogarty (1994 y 1995). No consiguió repetir título con la marca de Borgo Panigale, pero hasta 1999 acumuló victorias hasta un total de 16: cuatro en 1995, siete en 1996, dos en 1998 y las tres últimas –ya con la Ducati 996- en 1999.

Publicidad

Ese mismo año otro australiano triunfaría con dicha máquina: fue Anthony Gobert, que curiosamente había completado el podio en la primera victoria de Corser cuatro años antes (entonces con Kawasaki); y que pese a que ya no corría el campeonato a tiempo completo, salió como wild card en Laguna Seca y se llevó el triunfo en la primera manga por tres segundos ante otro invitado, el local Ben Bostrom.

Ducati y los pilotos australianos, un idilio de 25 años

Anthony Gobert.

TROY BAYLISS, DOMINIO EN SBK Y SORPRESA EN MOTOGP

En 2000 Corser se fue a Aprilia y siguió ganando allí, pero eso no puso fin al idilio entre Ducati y Australia. La lesión que llevó a la retirada a Fogarty abrió la puerta de Troy Bayliss, que ese mismo año logró sus dos primeros triunfos con la Ducati 996.

Como hiciera su tocayo Corser, Bayliss conquistó el título mundial con Ducati en apenas su segundo año, llevándose seis victorias por el camino. En su intento de revalidar la corona, ya con la Ducati 998 F02, cosechó la friolera de 14 triunfos… pero perdió el título en la cita final ante un inabordable Colin Edwards en la histórica temporada 2002.

Ducati y los pilotos australianos, un idilio de 25 años

Troy Bayliss.

Pese a esa derrota, Ducati le eligió para ser uno de sus dos pilotos en su proyecto más ambicioso: el desembarco en MotoGP en la temporada 2003 junto a Loris Capirossi, que acabaría siendo realmente prometedora. El italiano logró el podio en su estreno, y Bayliss apenas tardó tres carreras al ser tercero en Jerez, posición que repetiría en Sachsenring y Brno para acabar el año sexto.

Publicidad

Lejos de mejorar tuvo un 2004 mediocre –salvado con un tercer puesto en Valencia- y en 2005 se fue al Camel Honda Pons, donde tampoco le fue bien y acabó optando por volver a Superbike; donde, en su ausencia, otro australiano había llevado a una Ducati a la victoria: fue Garry McCoy en Phillip Island 2004, cuando se impuso en la segunda manga con la Ducati 999 RS.

Ducati y los pilotos australianos, un idilio de 25 años

Garry McCoy.

Nada más volver al WorldSBK, Bayliss reanudó su cuenta de victorias en un 2006 que no pudo ser más perfecto: con doce victorias se hizo con su segundo título mundial y, varias semanas después de acabar la temporada en Superbike, Ducati le llamó para subirse a la Desmosedici en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, sustituyendo a Sete Gibernau. Lo sucedido es historia: se llevó su única victoria en MotoGP, con Capirossi rubricando el doblete de Ducati en el día que Nicky Hayden conquistó el título mundial.

En 2007 no pudo repetir pese a sumar siete victorias, pero en 2008 conquistó su tercer y último título mundial ganando once carreras y retirándose como campeón del mundo, aunque haría un breve retorno en 2015. Antes de eso, también se produjeron apariciones esporádicas de australianos sobre Ducati: ocho de Brendan Roberts en 2009 y seis Mark Aitchison en 2013, mientras que el último fue Mike Jones, que corrió dos mangas en 2016.

CASEY STONER, LA ÚLTIMA FRONTERA

En el mencionado final de 2006, mientras Bayliss lograba su única victoria en MotoGP, un joven Casey Stoner ponía punto final a su primer año en la clase reina despidiéndose del LCR Honda, puesto que ya había firmado por Ducati para ser piloto oficial en 2007.

Publicidad

Fue una temporada absolutamente mágica: Stoner se hizo con diez victorias y dio a Ducati su primer título en la historia de los grandes premios, coronado con el título de constructores, para convertirse en la mayor leyenda de la historia de la marca italiana, que se relamía pensando en que el brillante piloto de Southport.

Ducati y los pilotos australianos, un idilio de 25 años

Casey Stoner.

No fue así. Su deslumbrante primer año no encontró réplica en las siguiente temporadas, donde pese a que no dejó de ganar carreras cada año iba a menos, lastrado por el rendimiento de una Desmosedici que irremediablemente se iba quedando atrás respecto a Yamaha y Honda. Seis triunfos en 2008, cuatro en 2009 y tres en 2010.

La situación no remontaba y Stoner decidió aceptar la oferta del Repsol Honda para 2011. Paradójicamente, ese fue el último año en el que tanto Ducati como Australia tocaron el cielo del motociclismo de velocidad… pero por separado: Carlos Checa dio a Ducati su último título en Superbike y Casey Stoner el último de Australia en MotoGP.

Desde entonces, la relación entre Ducati y Australia en MotoGP se ha limitado a una rrera de Damian Cudlin en 2011 y tres de Mike Jones: dos en 2016 y una en 2018, el mismo año en el que Jack Miller recaló en el Pramac, donde ha pasado las dos últimas temporadas y donde correrá en este 2020 antes de dar el salto al equipo oficial el próximo 2021, año en el que se cumplirán los 25 años del primer título de un australiano con Ducati y en el que intentará devolver la relación a sus mejores épocas.

Publicidad
Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

La positiva recuperación de las ventas de motos en los concesionarios de Kymco ha mot...

Ya está en los kioscos el número 2.601 de la revista MOTOCICLISMO que incluye de rega...

Bihr facilita a los amantes de las aventuras sobre dos ruedas la preparación de su pr...

Con esta iniciativa, la intención de la marca es ofrecer seguridad y tranquilidad a l...

La colección primavera-verano de Tucano Urbano propone múltiples opciones en cuanto a...

Porque el 2020 también puede ser el año que estrenaste tu Honda....