La historia de Suzuki en el Mundial de MotoGP

Repasamos la historia de Suzuki en el mundial de 500/MotoGP
Marta Gastón Fotos: Gold&Goose -
La historia de Suzuki en el Mundial de MotoGP
La historia de Suzuki en el Mundial de MotoGP

La andadura de Suzuki en la extinta categoría de 500cc comenzó a forjarse en el año 1974, curso en el que la firma de Hammamatsu realizó su debut. El mítico Barry Sheene y el australiano Jack Findlay fueron los encargados de conducir la RG500 dicha campaña, en la que finalizaron en unas dignas sexta y quinta posición, respectivamente. Pese a que el inglés consiguió subir dos veces al podio (segundo en Francia y tercero en Austria), la primera victoria no llegaría hasta el año siguiente, cuando Sheene venció la sexta prueba del campeonato, disputada en el trazado de Assen, por delante de Giacomo Agostini.

Primer título

En 1976 Suzuki alcanzaría la gloria con su primer título mundial en la clase reina. Nuevamente fue Sheene quien, con cinco victorias, más alegrías proporcionó a la firma; aunque no fue el único, pues el buen hacer de Lucchinelli, Lansivuori o Read permitieron a Suzuki copar esa temporada el ‘top ten’ de la clasificación final, a excepción de la séptima plaza cosechada por Agostini (MV Augusta). Los éxitos continuarían la campaña siguiente, ganando 9 de las 11 carreras, y Sheene revalidando la corona. Lucchinelli en el 81 y Uncini en el 82, también harían campeona a la marca antes de que ésta decidiese poner fin a su periplo en 500cc, retirándose de la competición a finales de 1983.

Regreso a la competición

Tres años después de su adiós, Suzuki regresaba al circo mundial con la novedosa RGV y con Takumi Itoh y Kevin Schwantz como pilotos. Este último habría de convertirse en la punta de lanza de la firma. No en vano, juntos sumaron la friolera de 25 victorias y 26 podios. Pese a ello, sudaron para alcanzar su primer y único título mundial (1993). El rosario de lesiones que persiguió al norteamericano, así como el enfrentarse a rivales de la talla de Eddie Lawson o Wayne Rainey, impidieron a ambos sellar más campeonatos.

El ocaso de Schwantz, acaecido tras el grave accidente de Rainey, coincidió con el surgimiento de Daryl Beattie, quien permitió al gigante nipón volver a saborear las mieles del éxito en 1995. El aussie, también a lomos de la RGV, logró dos victorias y 7 podios que, a la postre, le reportaron el subcampeonato. Solo Mick Doohan pudo con él.

El último título de Suzuki antes de la llegada de la era de cuatro tiempos llegó de la mano de Kenny Roberts Junior (2000), aunque sería Sete Gibernau el que le proporcionaría su última victoria en 500cc (Valencia 2001).

MotoGP

La llegada de MotoGP condenó a la compañía japonesa al ostracismo. El dominio abrumador de Honda y Yamaha, aunado a las bajas prestaciones de su montura le impidieron brillar como había hecho antaño. Así, en este periodo tan solo consiguió un triunfo y éste llegó en una carrera en la que las condiciones climatológicas fueron adversas (GP Francia 2007). La falta de resultados, así como la existencia de dificultades económicas provocaron que en 2011 dijera nuevamente adiós al campeonato.

Tres campañas más tarde (curiosamente el mismo número de cursos que en su primer abandono), la firma abre un nuevo capítulo en su historia, retornando a la élite del motociclismo. Maverick Viñales y Aleix Espargaró serán los encargados de defender sus colores en 2015, una tarea que no será sencilla pero que a buen seguro tarde o temprano dará sus frutos.

MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...