Jorge III de España y I de Madrid

Ya es un eslabón más de esa cadena hasta ahora irrompible que comenzó a mediados de la década pasada.
Nacho González -
Jorge III de España y I de Madrid
Jorge III de España y I de Madrid

San Sebastián de los Reyes ya puede sumar otro monarca a su nombre: se trata de Jorge Martín Almoguera, nuevo rey de Moto3. Ya es Jorge III de España y I de Madrid en un año en el que le ha pasado absolutamente de todo pero que ha terminado coronándose en una exhibición de gestión y poderío para evitar la agonía de esperar a Valencia.

Martín ya es el rey Jorge. Un reinado que, como ya es costumbre en Moto3, tiene la fecha de caducidad situada dentro de un año, porque se irá en busca de otras tierras. Al fin y al cabo, con el sistema piramidal que presenta actualmente el motociclismo de velocidad, todo lo que se haga en las categorías denominadas inferiores actúa a modo de trámite para llegar a la tierra prometida de MotoGP.

Siendo cierto, no es óbice para reconocer a Jorge Martín como lo que es: campeón del mundo. Su título eleva la cuenta para España al medio centenar, el segundo país en la historia que lo consigue en base a década y media prodigiosa.

JORGE III DE ESPAÑA

Martín es el vigésimo piloto español que logra hacerse con un trono mundial, convirtiéndose en un eslabón más de esa cadena hasta ahora irrompible que comenzó a mediados de la década pasada con Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo y que se ha ido nutriendo de pilotos como Toni Elías, Álvaro Bautista o Aleix Espargaró hasta alcanzar su punto álgido en Marc Márquez, tras el cual llegan otros como Pol Espargaró, Maverick Viñales, Álex Rins o Joan Mir.

Publicidad

Jorge III de España y I de Madrid

Jorge III de España y I de Madrid

Una pléyade de talentos, casi todos campeones del mundo a la que hay que sumar necesariamente a Jorge Martín. La generación de pilotos españoles es tan amplia y de tanto nivel que destacar se hace mucho más difícil que en otros países, y el overbooking de banderas rojigualdas en el Mundial encarece mucho la llegada al mismo.

Lo encarece en sentido metafórico… y literal. Porque si bien es cierto que en un deporte como el motociclismo el cronómetro sigue teniendo la última palabra, descansar en un colchón de billetes facilita enormemente los accesos. Y no, no es el caso de Martín, que tuvo buscarse las habichuelas en la Red Bull Rookies Cup para que el formato monomarca le permitiese demostrar su potencial. Si hubiese nacido en Kazajstán, Tailandia o Brasil seguramente hubiese encontrado mucho antes una puerta abierta de par en par al Mundial, pero al nacer en España tuvo que sobresalir por encima del resto y circunvalar los accesos al Mundial para colarse por una rendija.

He ahí su gran mérito: de los centenares de niños españoles que compiten en campeonatos que en un momento dado pueden servir de trampolín al Mundial, Martín pudo dar el salto sin tener el apoyo del que muchos sí gozaban. Ahí forjó su personalidad y moldeó su pilotaje hasta convertirse en el vigésimo rey de España con el sobrenombre de Jorge III (tras Aspar y Lorenzo).

JORGE I DE MADRID

Más meritorio todavía: es Jorge I de Madrid. En clave madrileña no es sólo el primer Jorge en lograr el trono: ha estrenado el trono. Nunca un piloto nacido en la Comunidad de Madrid se había proclamado campeón del mundo. Aunque el gran Ángel Nieto fuese madrileño de adopción, es zamorano a todas luces.

Publicidad

Jorge III de España y I de Madrid

Jorge III de España y I de Madrid

Madrid es una comunidad donde el motociclismo de velocidad no ha tenido apenas presencia a lo largo de las dos últimas décadas, desde que el Jarama desapareció de un calendario mundialista que cuenta con cuatro pruebas en España, pero ninguna cercana a la capital. Por eso no es de extrañar que el grueso de los pilotos españoles provenga de sitios con más tradición y medios como Catalunya o la Comunidad Valenciana.

Jorge Martín ha venido a cambiar eso. Ya el año pasado acabó con una larga sequía madrileña: cuando el 12 de noviembre de 2017 se hizo con su primer triunfo mundialista en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, habían pasado 14 años, dos meses y cinco días desde el último triunfo madrileño en el Mundial, a cargo de Pablo Nieto en el Gran Premio de Portugal de 125cc el 7 de septiembre de 2003.

Y tras acabar con la sequía, ha derribado el muro. Madrid ya tiene a su primer campeón del mundo, su propio trono. Es la sexta Comunidad Autónoma española en lograrlo tras Catalunya (20 títulos), Castilla y León (12+1), Comunidad Valenciana (7), Islas Baleares (6) y Castilla La Mancha (3).

Mientras otras comunidades como Andalucía –con Marcos Ramírez como gran referente actual- aspiran a ser la próxima en unirse a la lista, Madrid ya disfruta de su primer campeón del mundo con la esperanza de que no se quede en un caso aislado y que tanto el propio Jorge Martín pueda añadir más títulos a su palmarés como que este éxito sirva para cuidar más la cantera madrileña y los éxitos empiecen a convertirse en algo habitual. Cuando eso suceda, todos recordarán que Martín fue Jorge I, el primer rey de Madrid.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...