KTM apuesta firmemente por la Moto3

A KTM le está saliendo bien su apuesta por Moto3 y ha empezado a dar pasos adelante para afianzarse en ella con una política de hechos consumados. Primero de manera oficial y ahora también para los pilotos privados, la firma austriaca quiere ser la referencia de la categoría.

Pepe Burgaleta -
KTM apuesta firmemente por la Moto3
KTM apuesta firmemente por la Moto3

Es cierto que KTM fue una de las firmas más reacias al cambio de reglamento en las dos categorías inferiores en el pasado, al menos por boca del que entonces era su referencia en el campeonato, Harald Bartol, pero las tornas han cambiado por completo. La marca naranja decidió apostar por Moto3 desde la primera temporada aprovechando su intensa experiencia con los motores monocilíndricos de cuatro tiempos de motocross y enduro, y en estos momentos sus motos son favoritas para ganar en cada carrera.

Con esta temporada ya totalmente cerrada, el siguiente paso no podía ser otro que empezar a vender réplicas de sus actuales monturas, algo todavía más lógico si se tiene en cuenta que la próxima temporada las KTM seguirán siendo las monturas de la Red Bull Rookies Cup. Había que sustituir las actuales motos de dos tiempos por una nueva colección de unidades de características similares a las Moto3.

Hasta ahora la única posibilidad para correr en Moto3 era hacerse con una Honda. Bueno, también estaba la opción de comprar una Oral, pero de momento ha sido absolutamente minoritaria. La firma japonesa ha puesto a la venta una moto carreras cliente a un buen precio, aunque con unas ciertas carencias de chasis, que enseguida se han encargado de solventar los constructores de bastidores, eso sí, a costa de multiplicar el precio de la operación. Ahora KTM presenta una alternativa, que como ocurría con Aprilia en su día, apuesta por ofrecer una moto más competitiva, y también más cara. Si una NSF250R cuesta 20.000 euros sin impuestos, la KTM se va a ir a 45.000 €, eso sí, sin la necesidad de tener que seguir invirtiendo en componentes de chasis ni en kit de potenciación, lo que al final pone a las dos en una posición mucho más equilibrada en términos económicos.

 

KTM apostó por el chasis multitubular de acero, era lógico basándose en su experiencia, ya que todas sus motos lo utilizan, y el resultado ha sido bueno, incluso mejor que la opción de doble viga de aluminio que emplea Kalex, y que ha tenido problemas de juventud en esta primera temporada. Teniendo en cuenta que los alemanes tienen en sus manos el título de Moto2 en estos momentos, superarles de primeras era algo que no todos esperaban. En cualquier caso el bastidor de KTM también ha sufrido modificaciones durante el año. Al comienzo era bueno en cuanto a flexión longitudinal, pero necesitaba más rigidez en torsión. Se crearon primero nuevos anclajes de motor para aumentar la rigidez, luego un chasis más resistente en general que se estrenó en Barcelona, y otro más en Silverstone, que parece el definitivo.

Los técnicos de KTM tienen mucha experiencia en chasis multibulares, conocen todo sobre los tubos, sus posibles aleaciones, las medidas, ángulos, las técnicas de soldaduras y su preparación en cada una de las zonas. Aunque los prototipos se han fabricado en KTM, Stefan Pierer se ha hecho con un rosario de empresas de alta tecnología, capaces de suministrar componentes, las suspensiones de WP, la fibra de carbono de Wethje o las piezas de motor de Pankl. Lo mismo ocurre con los chasis, que se producen en la misma calle en una empresa perteneciente al grupo.

Al contrario que otros fabricantes, KTM no va a vender motores sueltos «al por mayor», solo se los va a suministrar de momento a Kalex, como ha ocurrido esta temporada, que seguirá siendo el único constructor que cuente con ellos. El reglamento dicta que un fabricante tiene que suministrar motores o motos completas al menos a 15 pilotos a partir de su segunda temporada, pero entre las motos oficiales, las nuevas carreras cliente y las Kalex, KTM cumplirá de sobra.

Durante la presentación de la nueva carreras cliente de KTM, una moto que va a competir tanto en Moto3 como en la Red Bull Rookies Cup, Wolfgang Felber, el director de «KTM Customer Motor Racing», hizo una enumeración de las diferencias entre las motos oficiales, que se denominan«M32» ?Moto3 2012?, y la nueva dedicada a los privados. Las piezas que la separan de la oficial son elementos del motor, ya que el oficial tiene un régimen máximo de 14.000 rpm, mientras el privado corta 500 rpm antes, la potencia, unos dos caballos inferior, el escape, que en la M32 atrona a 115 dBA y en la privada y de la «Rookie» a 108 dBA, las llantas OZ de magnesio, que en la nueva versión son de aluminio, el sistema Brembo de frenos, más económico que el de la oficial y las suspensiones oficiales WP, que salvan peso y mejoran las prestaciones. También hay menos fibra de carbono y menos titanio. En cualquier caso, como es sabido, en la categoría todo el material tiene que estar disponible para todos, así que quien tenga suficiente dinero puede llevar posteriormente su moto privada al mismo nivel que la oficial a base de piezas sueltas.

Con la llegada de las nuevas carreras cliente Moto3 se anima, y también empieza a parecerse a lo que en un día fue 125 cc, con dos filosofías bien distintas, la japonesa que marca una base económica y la posibilidad de mejorar hasta donde se pueda y quiera, y la europea, que quita la mayoría de los pasos intermedios. Como dicta el lema de la compañía «KTM, Ready to Race».

MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...