Marc Márquez ya ha empezado la ruta al noveno título

Mientras todos los demás siguen en 2019, el campeón ya está preparando 2020.
Marc Márquez ya ha empezado la ruta al noveno título
Marc Márquez arrasó en Japón (Fotos: Gold & Goose).

Puede que tuviera 12 trabajos por delante, o incluso más, como lograr de una vez la pole en Motegi. También es cierto que desde Honda le pidieron de forma específica que ganase para poder celebrar en casa el título de constructores. Pero no fue ninguna de esas dos cosas lo que motivó a Marc Márquez a hacer un fin de semana perfecto en Twin Ring Motegi, donde llegaba después de haber sentenciado de forma matemática su octavo título mundial con la victoria en Tailandia.

Su motivación estaba un poco más lejos: en la temporada 2020. En el Gran Premio de Japón de 2019, lo que ha hecho Marc Márquez ha sido empezar a ganar el noveno título. No está en su código genético regodearse en una victoria pasada cuando tiene una nueva carrera. En su mente solamente está volver a ganar. Y ganar como campeón en 2019 es empezar a ganar la carrera por el título de 2020.

Las palabras a Fabio Quartararo en el parque cerrado así lo demuestran. “De rookie poco”, de decía entre risas al galo, que festejaba la consecución del trofeo al mejor debutante del curso. Entre la broma, Márquez le señalaba ya como un rival, y al tiempo le recordaba que no solamente le había vuelto a ganar (Quartararo lleva cuatro segundos puestos y todos detrás de Marc), sino que no le había dejado ni olerle.

El mensaje está muy claro: ‘no os voy a dejar ni las migas’. Y va orientado en dos direcciones: Quartararo y el resto.

Publicidad

El mensaje a Quartararo es ese: ‘te considero mi rival de futuro pero todavía no me has podido ni ganar una sola carrera’. El mensaje al resto es todavía más contundente: ‘ha venido un chico más joven y os está adelantando por la derecha como mi rival.

Los demás tienen sus distintas luchas: Andrea Dovizioso está apuntalando otro subcampeonato para la colección, Álex Rins trata de proteger la tercera posición de un Maverick Viñales que intenta evitar que sea la primera temporada de la historia de MotoGP sin una Yamaha en el podio final de la temporada, un objetivo que también comparte el ya mencionado Quartararo, con el picante de intentar ser la mejor Yamaha en su año de debut. Y así sucesivamente.

Marc Márquez ya ha empezado la ruta al noveno título

Marc Márquez con Fabio Quartararo al fondo.

Todos se juegan algo en el final de temporada menos Márquez, y aun así les arrasa sin piedad. Otros años, sin la presión del título, hubiese ‘jugado’ para intentar ganar en un mano a mano, pero no. Su dominio en Motegi no ha tenido ni una sola grieta. Pole, victoria, vuelta rápida y todas las vueltas lideradas. Podría estar perfectamente de vacaciones pero sigue prolongando al resto la condena de luchar por el segundo puesto.

Como si fuera ese estudiante aventajado que se aburre tanto en clase que decide empezar a ojear el temario del siguiente curso mientras sus compañeros preparan los exámenes finales, Márquez ya está preparando el temario de 2020. Y como en el panorama actual de MotoGP los días de test son limitados y no puede trabajar directamente sobre la RC213V del próximo curso más allá de los días señalados, está trabajando la brecha psicológica sobre el resto de sus rivales.

Publicidad

Lo que hizo en Japón no es solo la representación gráfica de lo que pretende hacer para 2020. En la carrera de Motegi, Quartararo fue más rápido que él en la mayoría de las vueltas, pero fue totalmente insuficiente: el de Honda ya había abierto un hueco al inicio que el galo ya jamás podría cerrar. Pudo tener la sensación de acercarse, pero nada más.

Márquez lo había sentenciado todo en apenas dos giros. El resto fue limitarse a controlar: a sus rivales por los retrovisores y el consumo de gasolina que le hizo aflojar en las últimas vueltas. Que no fuera fácil no significa que no lo tuviese todo bajo control.

Mientras todos los demás rodaban en un pelotón de una veintena de pilotos, él era el único que se había destacado por delante y ya jamás pudieron pillarle; de la misma forma que mientras todos los demás siguen intentando ganar plazas en el tren de MotoGP 2019, él es la locomotora que ha soltado al resto de vagones y ya está en 2020.

El de Cervera sabe que partir con ventaja puede ser la clave si algo se tuerce en algún momento y, como se ha visto a lo largo de este 2019, no siempre podrá ganar y habrá días que tendrá que conformarse con ser segundo, igual que habrá días en los que tendrá que arriesgar hasta la última curva para subirse a lo más alto del podio. Por eso es tan importante ganar mandando mensajes cuando se pueda. Porque, en su cabeza, ya está la ruta al noveno título. Para él, MotoGP 2020 ya ha empezado.

Publicidad
Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...