NTS llegará al Mundial en 2018 con el objetivo de reconquistar Moto2 para Japón

La marca japonesa se convertirá en el sexto constructor de la categoría intermedia.
Nacho González -
NTS llegará al Mundial en 2018 con el objetivo de reconquistar Moto2 para Japón
NTS llegará al Mundial en 2018 con el objetivo de reconquistar Moto2 para Japón

La marca japonesa NTS ya ha confirmado oficialmente que dará el salto al Campeonato del Mundo de Moto2 a tiempo completo el próximo 2018, con el equipo RW Racing GP y el sudafricano Steven Odendaal y el norteamericano Joe Roberts como pilotos. El objetivo no es otro que reconquistar Moto2 para Japón.

El chasis NTS ha sido desarrollado desde cero por NTS Japan -una empresa de Fukushima especializada en el procesado de metales de precisión y en prototipos de alta gama para servicios aeroespaciales, médicos, de deportes de motor, marinos y otras industrias-; en colaboración con Geo Technology, compañía especialista en ingeniería con sede en Suiza y fundada por Osamu Goto, viejo conocido de la Fórmula 1, donde ha estado en Honda, Ferrari y Sauber.

Con las marcas japonesas dominando MotoGP y con Honda turnándose con KTM en Moto3, sorprendía la ausencia de fabricantes japoneses en Moto2, que había quedado en manos de la alemana Kalex, con alternativas como la suiza Suter, la italiana Speed Up, la francesa Tech 3 y, desde este 2017, la austriaca KTM.

Mientras tanto, a nivel japonés se estaba produciendo un traspaso de poderes que, simbólicamente, se hizo efectivo el 11 de octubre de 2015. Aquel día, en el Gran Premio de Japón, NTS logró sus primeros puntos en el Mundial de Moto2 de la mano del experimentado Tomoyoshi Koyama, que logró acabar 13º en la carrera de Motegi, donde participó como wild card con el NTS T.Pro Project. Curiosamente, justo tras él acabó Yuki Takahashi con Moriwaki.

Publicidad

Ya el año anterior, NTS había hecho su irrupción en las últimas cuatro pruebas mundialistas en el Teluru Team JiR WeBike, que hasta entonces había llevado TSR. Koyama corrió tres carrera y Tetsuta Nagashima cerró el año en Valencia, todos ellos sin puntuar.

Pero fue a finales de 2015 cuando heredó el testigo como esperanza nipona en Moto2. Moriwaki, que había logrado el primer título de la historia de la categoría de la mano de Toni Elías en 2010, perdió peso al año siguiente, donde solamente logró una victoria a cargo de Michele Pirro en la cita final de Valencia. En 2012, Gino Rea logró el único punto para la firma, que abandonó el campeonato a mitad de temporada y que ya sólo volvería para esporádicos wild cards en Motegi.

Por el contrario, NTS iba creciendo. Los tres puntos de Koyama fueron el impulso para dar un paso más: entrar al Campeonato de Europa de Moto2 del FIM CEV Repsol en 2016. El piloto elegido fue el francés Alan Techer, que estuvo hasta final de temporada luchando por el subcampeonato –al final fue tercero tras empatar a puntos con Nagashima- y logrando la primera victoria para la marca en la carrera de Jerez. Además, participó como invitado en el Gran Premio de Aragón, donde no pudo terminar la carrera.

En este 2017 dieron un paso más y redoblaron la apuesta: se hicieron con el vigente campeón, el sudafricano Steven Odendaal y le acompañaron con el nipón Hiroki Ono. Odendaal empezó la temporada algo dubitativo con tres cuartas posiciones, y tras un sexto puesto en la primera manga de Valencia, lleva cuatro podios consecutivos –un segundo y tres terceros- para ser tercero en la general, sólo por detrás de las Kalex de Eric Granado y Ricky Cardús.

Publicidad

Por su parte, Ono va escalando posiciones con el paso de la temporada, y con un quinto puesto en Valencia como mejor resultado, ocupa la octava posición provisional a tres carreras del final.

Al igual que Techer el año anterior, Odendaal también ha podido hacer wild card en Motorland, finalizando 24º a 36 segundos de Franco Morbidelli. Una experiencia que NTS aprovechó para confirmar su salto al Mundial para 2018 de la mano del equipo holandés RW Racing GP, con el propio Steven Odendaal y con el joven Joe Roberts, que asegura así su continuidad después del anuncio del adiós del AGR Team.

Ahora toca acabar lo mejor posible el 2017 en el FIM CEV con Odendaal. El título ya está muy lejos, pero el objetivo está conseguido: un proyecto consolidado y con la madurez suficiente como para dar el salto al mundial.

La hoja de ruta está clara: seguir creciendo e ir conociendo todos los circuitos durante el próximo 2018 para intentar asaltar el título en 2019, donde Triumph sustituirá a Honda como suministrador de motores para la categoría, lo que a priori igualará las fuerzas.

En definitiva, la llegada de NTS demuestra que Moto2 está recuperando la diversidad. Después de quedarse con sólo tres marcas en 2016 -Kalex, Speed Up y Tech 3-, en este 2017 ya han sido cinco con el retorno de Suter y la llegada de KTM; un número que la llegada de NTS elevará a seis marcas con presencia a tiempo completo el próximo 2018, una cifra que no se veía desde 2013, cuando participaron Kalex, Suter, Speed Up, Tech 3, Motobi y Moriwaki.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...