Pol Espargaró: “Un día como el de hoy compensa todo el sufrimiento de dos años y medio”

El español saca pecho y no se conforma: “Hay que creer más, y si creemos podremos ir para arriba".

Todo el equipo KTM festeja el resultado de Pol Espargaró (Fotos: Gold & Goose).
Todo el equipo KTM festeja el resultado de Pol Espargaró (Fotos: Gold & Goose).

La pole del Gran Premio de San Marino 2019 de MotoGP ha sido para el español Maverick Viñales, pero el hombre más feliz de todo el Misano World Circuit Marco Simoncelli es el que aparece en el segundo lugar de la Q2: su compatriota Pol Espargaró, que ha logrado el mejor resultado de la historia de KTM en parrilla.

No solamente ha superado el tercer puesto logrado por su compañero Johann Zarco en Brno, sino que lo ha hecho en condiciones totalmente normales, con neumáticos de seco y la pista caliente. Un resultado que sabe a victoria, que devuelve lo sufrido desde que se enroló en el proyecto de la marca austriaca y que, lejos de llevarle al conformismo, le reafirma en su atrevida apuesta y, como consecuencia, le lleva a soñar con cotas todavía mayores.

Celebración como si fuera una victoria

Y lo es, para nosotros lo es. Ya lo he dicho, para nosotros es más que una victoria, estar aquí después de sólo dos años y medio, en condiciones normales, iguales para todo el mundo, con mucho calor, es algo increíble.

¿Se ha visto en pole?

No, no…

Lo ha sido un instante

Bueno, he cruzado la meta, y he dicho ‘hombre, la vuelta es muy rápida, pero estos tíos van muy rápido también’. Hay una pantalla que he empezado a mirar desde el tercero para abajo y no me he visto, he vuelto a mirar del tercero para abajo y no me he visto, y luego me he visto primero.

Y he alucinado. Porque ya había pasado Quartararo, y había varios pilotos que sabía que no me iban a mejorar porque ya habían dado bandera y sólo he visto a Maverick. Por eso me he puesto tan contento, porque me he dicho ‘bueno, mira, voy a estar segundo o tercero, ¿qué más da?

Daba igual segundo que primero

Sí, para nosotros la pole, segundo, tercero, es lo mismo, la primera línea es una pasada.

Primera fila en seco con KTM con el nivel que hay en MotoGP

Pues no tengo ni idea. Si lo intentamos repetir probablemente no me saldría. Se han juntado muchas cosas. Aquí la moto funciona muy bien, lo cierto es que hemos mejorado mucho en las frenadas, algo que nos dio muchos problemas en el test. Puedo frenar muy, muy tarde, más incluso que la Honda cuando he ido detrás de Marc. Perdemos en algunos puntos pero puedo compensarlo con esas frenadas fuertes, y además en el oficial hemos mejorado en la curva rápida, en la 11, que es donde tenía más problemas y donde perdía más.

Además he tenido a Quartararo justo delante, que se ha apartado en el T4, y ese sector es justo el que mejor hago… O sea, ha sido perfecto, aunque aún con eso antes también hacía vueltas perfectas para cómo estamos nosotros y no era capaz de estar donde estoy ahora.

Expectativas para la carrera

No lo sé… Sinceramente, siendo realistas, hemos calculado que del sexto para abajo, será muy complicado aguantar a los pilotos de arriba. Ojalá podamos hacerlo durante las primeras seis, siete, ocho vueltas, eso sería muy bueno porque me podría escapar de los pilotos de detrás, pero hay un grupo respecto al que no creo que yo sea más rápido, Morbidelli, Dovizioso… Evidentemente, hay pilotos oficiales que seguramente van a dar un paso hacia adelante mañana.

Pol Espargaró: “Un día como el de hoy compensa todo el sufrimiento de dos años y medio

Pol Espargaró en Misano.

Punto fuerte: la frenada. Punto débil…

Durante todo el fin de semana he estado sufriendo mucho en las curvas 3, 8 y en la 11. La 3 y la 8 son curvas de aceleración, donde el control de tracción tiene que actuar muchísimo, y ahí no hacemos los metros que, por ejemplo, Honda hace. Luego en la 11 no hacemos el paso por curva que hace la Yamaha y perdemos dos o tres décimas cuando el neumático está usado. Será cuestión de arriesgar mucho en las primeras vueltas y si sale bien disfrutar al final de carrera.

Está en el mejor momento de su vida

Sí, sin duda.

Mejor que en Moto2

Sí, esto es mucho más difícil que Moto2 y sacarle el rendimiento que le estamos sacando a la KTM es una pasada. La KTM funciona muy bien ahora, tengo que decirlo, pero me estoy esforzando mucho, me estoy esforzando muchísimo tanto en casa como aquí, y junto al equipo estamos sacando resultados muy buenos este año, mucho mejores de los que me hubiera imaginado si me hubieras preguntado a principio de año.

Compensa las lesiones y los días malos

Sí, sin duda alguna. Un día como el de hoy compensa todo el sufrimiento de dos años y medio que tengo en mi espalda. Imagínate lo orgulloso que estoy, que estamos todo el equipo, de conseguir esta segunda plaza.

Esto hace real el sueño ‘imposible’ de ganar con KTM

Sí, siempre estás contando ‘tengo 28 años, Dovizioso tiene 34, me parece, Valentino la edad que tiene: ¿cuántos años podré aguantar aquí a mi mejor nivel? ¿Llegaremos a ganar como ellos dicen y cuánto tardaremos?’. Siempre todo parece imposible, anecdótico cuando te lo cuentan. Y al final en días como hoy te das cuenta que no hay dioses aquí, que son pilotos muy buenos, con motos muy buenas, pero que si nosotros tenemos el día, y la moto funciona, estamos ahí. Sin duda hay que creer más, y si creemos pienso que podremos ir para arriba.

Parece desear que se jubilen Dovi o Rossi

(Risas) No, pero yo también hago mis cálculos, ya no soy el más joven de la parrilla, ya tengo 28 años, que no es mucho, pero se va acercando a los 30. Claro, con la tecnología que tenemos ahora, con cómo operan los médicos, con cómo se superan las lesiones… Porque esto es un equipo, hasta los médicos que nos abren para ponernos placas y quitarlas forman parte de esto, y de nuestras carreras deportivas. Como todo está mejorando me digo que no soy tan mayor. Aún podría estar aquí, si KTM se pone las pilas, para luchar por ganar.