BE ON: Tres motos en una

Prueba Be On 450 GP. Te conozco. Te gustan todas, pero en esta vida tenerlo todo es imposible, y aspirar a ello resulta caro. Pero siempre hay gente brillante dispuesta a ofrecerte interesantes atajos para lograr tu objetivo, o al menos acercarte a él.
Marcos Gil Acción: José Benavente/MG Fotos: Juan Sanz -
BE ON: Tres motos en una
BE ON: Tres motos en una

Si cuando te preguntan si lo que realmente te gustan son las motos de motocross, de velocidad o de supermotard y tardas más de un segundo en contestar, sigue leyendo que te interesa. Las Be On, que desde su presentación en Valencia han suscitado mucha curiosidad, son unas interesantes motos «made in Spain» cuyo objetivo es ofrecerte una moto para todo, o tres motos en una, con el menor desembolso posible. Tener en el garaje una moto de cross, con su kit de supermotard y además una moto de velocidad es algo que no todos podemos permitirnos, así que Santi y a Raúl, de Be On Automotive , se pusieron manos a la obra, pero bueno, eso ya te lo cuentan en la entrevista que les hizo Juan Pedro de la Torre y que puedes ver un poco más abajo en esta misma página. Nosotros vamos a las motos.

¡Vaya pinta!
Nos fuimos con ellos, con Jose, de Race Tech (especialistas en suspensiones que ha colaborado con el proyecto), y Marquinho, mecánico de Laglisse, al karting Correcaminos, de Recas (Toledo) para probarlas, y todos sin excepción alucinamos con la pinta que tienen las Be On. ¿Su tamaño? Pues a medio camino entre una 250 GP y una Supersport, más o menos. En realidad, se han basado más en las geometrías de la primera de ellas, aunque decidieron darle un poco más de amplitud para que todas las tallas puedan disfrutar de ellas. Lo que primero llama la atención es que están muy, muy bien acabadas, a pesar de que en esta fase no se ha recurrido a «metales nobles» para contener los costes (estribos cortados al agua y no mecanizados, por ejemplo). Eso sí, en lo importante, en la búsqueda de un balance apropiado entre ambos trenes, en la elección de componentes como el freno delantero Brembo «radial», neumáticos (Dunlop slicks, trasero de 155), en el detalle del cockpit con toma de temperatura y cuenta vueltas, o en el acabado de las fibras, se deja ver la dedicación que ha habido detrás.

Parecen iguales
Sin embargo, cada una tiene pequeñas peculiaridades, más allá del motor lógicamente (como corre el Suzuki de inyección), heredadas de su pasado crossero, pequeños detalles que las hacen diferentes entre sí, que les dan personalidad. En su comportamiento, todas están muy parejas y quizá con lo que primero te sorprendes es con su ligereza y agilidad. Su peso ronda los 109 kilos, y el tren delantero (completo) del kit cierra el ángulo de dirección y la baja altura del conjunto pone el resto. Quizá para un uso de supermotard (le vuelves a poner las fibras de motocross, reubicas el cuentavueltas, cambias los semimanillares por el manillar ancho, los estribos y pedales, y listo. Les «obligamos» a hacerlo ante nuestros ojos y es super fácil), para supermotard, decía, puede que quede un pelín baja si entrenas con zona de tierra, pero su aspecto es, de nuevo, imponente con las llantas de aluminio (Aprilia Pegaso Strada)... Hablando de Aprilia, pronto podrían tener listo un kit para las SXV.

Una Copa ¡ya!
Agarrados a los semimanillares y empalmando marchas hacia abajo, como buena moto de GP, no notas que estés montado en un engendro hijo de mil padres, sino todo lo contrario. Parece que hayan salido de fábrica así y el tacto de todo es impecable. No te sientes tan alto como en una supermotard yendo rodilla en tierra, y eso da seguridad. Sus posibilidades dinámicas en un circuito como Albacete y no en un karting de asfalto helado «para más INRI» (los ángulos cuestan más que con una supermotard específica) pueden ser proporcionales a la diversión que te pueden ofrecer. Si has visto o, mejor aún, si has participado en una carrera de la animada Copa Trail andaluza, sabes de lo que te hablo. Imagínate una parrilla repleta de Be On de todos los colores… pues esto es algo que puede ser realidad si las federaciones reciben peticiones suficientes por parte de sus federados. Te divertirás seguro, y podrás entrenar cross o supermotard entre carrera y carrera. No tendrás una Husqvarna SMR 450 R y una Ducati 1098 R más una moto de cross, pero tendrás más pasta en el bolsillo, una amplia sonrisa en la cara… y a fin de cuentas la moto de cross de la que partimos tampoco es la YZF de Cairoli, y bien que te divierte.

«MonoGP»
Y no es que lo digamos nosotros. En breve podrás ver en nuestra web la impresión de Julito Simón, al que nos encontramos haciendo supermotard en Recas y que se acabó subiendo a una de ellas. Verás que sus impresiones sobre las Be On son muy positivas, y Julito sabe de esto. Los otros pilotos que han participado en el desarrollo de estas «MonoGP», principalmente, Javi del Amor y Chema Luis Rita, también. Y no siempre se te presenta la oportunidad de tener tres motos diferentes por el precio de una y un pico muy razonable ahora que la crisis aprieta, tres motos con las que estar siempre «On». Que es de lo que se trata. Por cierto, si la categoría acaba denominándose «MonoGP», tranquilos que no pediré derechos... a cambio de una plaza, claro.

Galería relacionada

BE ON: Tres motos en una

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...