Cómprate una segunda moto

10 motivos. Tener una segunda moto no siempre es un capricho. Te compraste un coche más pequeño para moverte por la ciudad y ahora toca cambiarlo. ¿No crees que es el momento de adquirir un scooter o una moto polivalente?
Álvaro Gavín -
Cómprate una segunda moto
Cómprate una segunda moto

En su día, tu mujer vio con buenos ojos que te compraras un segundo coche, más pequeño, más económico, más cómodo... para moverte por la ciudad... Ahora ha llegado el momento de cambiarlo y, sí, la oferta es amplísima, pero... ¿seguro que irías mejor a trabajar cada día que con un scooter o con una moto más polivalente? Me cuesta creerlo. No hace falta echar muchos números para sacar conclusiones favorables a la compra. Los costes de adquisición, seguro, combustible y mantenimiento son infinitamente menores. Si además cuantificamos el tiempo que ganas con la moto en tus desplazamientos urbanos, entonces mejor ni hablar.

De todos los colores
Si el número de coches pequeños entre los que elegir es grande, el de motos «pequeñas» y scooter no lo es menos. Los hay de todas las cilindradas, desde 125 hasta 800 cc; y, por supuesto, con un gasto irrisorio, sobre todo si lo comparamos con los que tiene un vehículo de cuatro ruedas. Y, por si te preocupa el confort, hoy día cualquier modelo carece de vibraciones, cuenta con una buena capacidad de carga e, incluso, se le pueden incorporar accesorios tales como puños calefactados o mantas con las que cubrirse en invierno.

10 motivos para comprar una segunda moto

  1. La moto es el medio de transporte ideal en la ciudad, el más barato y el más rápido. Estos argumentos deberían ser suficientes para tener una segunda moto en el garaje.
  2. Contar con un scooter como medio de transporte diario te hará ahorrarte mucho dinero y tiempo en tu día a día. Puedes usar tu deportiva a diario, pero es menos cómoda.
  3. La satisfacción al tener dos motos es doble que cuando se tiene sólo una, sobre todo sin son de tipos distintos. Los celos no existen entre ellas.
  4. Se trata de la manera más eficaz para evitar cargar de kilómetros inncesesarios a tu primera moto, y así no machacarla en el caso de que sea una más cara.
  5. Si tu hijo o tu pareja quiere acompañarte en tus salidas, ya no hace falta que lo hagan sentados en la parte trasera de vuestro asiento. Pueden llevar la suya propia.
  6. De esta manera puedes tener la moto que más te gusta (corazón), y, por otro, la que realmente necesitas para un uso diario (cabeza). La moto para todo no existe, lo sabes.
  7. Una moto «off road» es ideal para coger técnica, que tanta falta hace en los momentos críticos, aparte de divertida para tener en la casa de campo.
  8. Vende tu segundo coche, alquila la plaza de garaje y con lo que saques pagas los gastos de la moto, que cabe en la plaza donde tienes la otra moto.
  9. Una segunda moto te vendrá bien para cuando no dispongas de la otra (por averías, revisiones,...), y así nunca dejas de disfrutar al circular con dos ruedas.
  10. Tienes el dinero y no tienes que dar explicaciones a nadie, ¿por qué no comprar otra moto? No me creo que sólo te guste la que ya tienes, eso sería muy raro. Para mirártelo, vamos.
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...