Crisis institucional en la RFME

Las enmarañadas elecciones en la Federación Catalana y Española han perjudicado la imagen y el funcionamiento de este deporte y han puesto de manifiesto las luchas internas por el poder. Esperemos que a partir del 24 de noviembre, fecha en la que se proclamará al nuevo presidente de la RFME, todo el mundo se ponga a remar en la misma dirección.

Pablo Bueno. Fotos: FMCV/Iván Terrón/FCM -
Crisis institucional en la RFME
Crisis institucional en la RFME

El próximo 24 de noviembre, con el nombramiento del nuevo presidente electo de la Federación Española de Motociclismo (RFME), se dará carpetazo a un año demasiado enmarañado en el panorama federativo, que ha dañado la imagen del motociclismo deportivo por culpa de partidistas luchas de egos y poder.

La defensa de los intereses de pilotos, clubes organizadores y cargos oficiales ha quedado relegada a un segundo plano durante demasiado tiempo y ya es hora de que todas las federaciones se pongan a trabajar en una misma dirección, pues son muchos los problemas que azotan al deporte de la moto: drástica disminución del número de licencias de quienes practican este deporte (y por tanto de ingresos de las federaciones y moto clubes que organizan competiciones por la falta de inscripciones), aumento de los costes de los circuitos (que en plena crisis y con los grifos de las administraciones casi cerrados tienen que pedir más dinero por acoger carreras) y la reducción del número de aficionados que pagan una entrada o asisten a las competiciones (que provoca que no se rentabilicen las inversiones y sea insostenible promover u organizar carreras).

En esta tesitura tan complicada del motociclismo deportivo español llegó el pasado 12 de marzo el inicio del proceso electoral que tendría que haber terminado el 7 de julio (¡cinco meses después!) con la proclamación del nuevo presidente de la Federación Española. El resultado de las elecciones a la asamblea general había sido abrumadoramente favorable a quienes apoyaban la candidatura de Ángel Viladoms (ex presidente de la Federación Catalana).

Sin embargo, la oposición a Viladoms impugnó las votaciones a la asamblea de los estamentos de pilotos y cargos oficiales denunciando irregularidades en el voto por correo. La Junta electoral de la RFME no consideró procedente el recurso, pero sí la Comisión de Garantías electorales del Consejo Superior de Deportes que instó a la RFME a repetir los comicios.

Juan Moreta, que ya había decidido no repetir como Presidente de la RFME, presentó su dimisión y el mando de la federación quedó en manos de una Comisión Gestora, encabezada por Julián Martínez Flores. Tras esa primera impugnación, hubo otra del calendario electoral, lo que al final ha resultado en 6 meses de tiempo perdido. Una vez repetidas las elecciones, los resultados han sido prácticamente los mismos y al parecer Ángel Viladoms será el próximo presidente de la RFME, pues su candidatura cuenta con el apoyo del 65-70% de los asambleístas.

La Federación Catalana de Motociclismo ha sido históricamente la que más miembros de la asamblea ha aportado a la RFME y, por consiguiente, ha movido los hilos del poder en las últimas legislaturas. El problema es que, a raíz del «Caso Parcmotor» (la gestión del circuito de Castellolí está en manos de la justicia), la FCM se dividió en dos facciones: los seguidores de Viladoms, frente a los de Josep Abad y Jordi Mas, acuales presidente y vicepresidente (Viladoms y Mas fueron promotor y director de Parcmotor).

A finales de 2011 se celebraron las elecciones a la Federación Catalana y ambas facciones quedaron patentes desde el principio. El resultado dio ganador a Ángel Viladoms por una escueta ventaja. Estas elecciones también fueron impugnadas (por la anulación del voto de 9 clubes) y tuvieron que repetirse. En la segunda votación el resultado dio la victoria a Abad frente a Viladoms por tan sólo dos votos.

El problema es que esta división en la federación catalana ha llegado hasta la española, donde siempre han sido mayoría y, al llegar fragmentados, otras federaciones de tamaño medio como la valenciana o la castellano-manchega han sido decisivas.

Tras la repetición de las elecciones a la asamblea de la RFME, en la que como comentamos, la opción que tiene una mayoría holgada es la de Viladoms, la catalana (oposición, en este caso) emitía un comunicado en su web denunciando un boicot a su Campeonato Mediterráneo, solo disponible en la versión en catalán.

Por un lado, acusa a la Federación Castellano-Manchega de poner unas condiciones económicas para la celebración de una prueba en Albacete «absolutamente inadmisibles». Y por otro, a la Federación Valenciana, por prohibir a sus pilotos participar en la carrera de Montmeló del 7 de octubre e invitar a los pilotos catalanes a que no lo hagan en la de Cheste del 20 y 21 de octubre.

MOTOCICLISMO ha tenido acceso a las cartas que las federaciones castellano-manchega y valenciana enviaron a la catalana y su lectura es muy clara y argumentada. La FCMM comunica que «la aportación de la FCM para sufragar parte de la facturación del Circuito de Albacete será de 16.800 euros» y que deberá abonar el importe «con 10 días de antelación a la carrera». Andrés Sánchez Marín, director del Circuito de Albacete, con el que hablamos por teléfono en vísperas del Europeo de Velocidad, rebate que «ese precio es un chollo, teniendo en cuenta el gasto en mantenimiento, seguridad, comisarios... Y que las condiciones económicas han cambiado este año y cambiarán el que viene», puesto que la administración ha reducido las aportaciones públicas en un 50 o 60% en los últimos años y hay que compensarlo.

Por su parte, el escrito de la federación valenciana aseguraba que hay muchas diferencias en los reglamentos, «insalvables, para la participación conjunta del Campeonato Catalán de Velocidad» con el valenciano, que «no se resolvieron a principios de año (2012), al olvidarse que hay otro campeonato (Motodes) con las mismas categorías, que no fue convocado a una reunión para llegar a una entente para la unificación de reglamentos». A su vez, instan a la Federación Catalana a solventar estas diferencias de cara a la temporada 2013.

A las acusaciones de boicot, la Federación Valenciana respondió con una carta de su presidente Jose Luis Berenguer dirigida a Josep Abad (presidente de la catalana), en la que afirma que «la FMCV está muy satisfecha con la participación de los pilotos catalanes en todas sus carreras y, como no puede ser de otra manera e históricamente ha ocurrido, con la participación de cualquier otro deportista, tanto nacional como extranjero».

Añade que no quieren «ser partícipes de persecuciones personales que, como nuevo presidente, parecen marcar el carácter de su gestión [...] marcada por el rencor e impregnadas de acusaciones y falsedades» y denuncia «un cúmulo de malas artes para menoscabar el honor de los dirigentes de otras federaciones».

Según Jose Luis Berenguer, ninguna federación está exenta de estos problemas: «Nosotros también tenemos nuestros propios problemas, pero no le llamamos “boicot”. Nuestros campeonatos que, por cierto, también pueden ser los suyos si quiere como le he dicho, van pagando siempre a los circuitos, a veces solo con los inscritos, aunque para su conocimiento, últimamente y desde hace dos años, las pistas nos piden dinero aparte, porque entre la crisis, la falta de acuerdos entre nosotros y algunos otros agentes externos, se ha contribuido a un descenso de los participantes».

Y continúa: «Las pistas también lo pasan mal y “aprietan” con sus problemas, pero no lo llaman de otra manera. Hay otros circuitos que no nos dejan organizar pruebas ni pagando, y no lo llamamos “boicot” ni pensamos en manos negras constantemente (esperamos que su conciencia esté tranquila)».

Sobre las elecciones a la RFME, el presidente de la valenciana le dice a Josep Abad: «“No vale todo” para esconder la mala gestión. No pueden culpar de sus decisiones a los demás, ni llamar irregularidades de los demás a las estrategias propias (así reconocidas por una de las otras tres federaciones que estaban con usted) para conseguir un tiempo para ganar unas elecciones a la RFME. Ya nos hemos enterado que el sistema de impugnación les funcionó en sus propias elecciones en Cataluña. Ni siquiera lo voy a valorar, son cosas internas de ustedes, pero las maniobras que su entorno llevó a cabo para conseguir la anulación por la Junta de Garantías Electorales de 102 votos de deportistas valencianos emitidos ante notario a las elecciones de la RFME, debe parecerse mucho a sobrepasar esas líneas rojas».

Berenguer termina instando a Abad a ponerse manos a la obra: «Espero que empiece ya a trabajar, que creo sabe hacerlo, y ponga en marcha todas sus ideas sobre este deporte ayudando a sus clubes, deportistas y cargos a sentirse orgullosos de su Federación. Todos esperamos el trabajo con las autoridades de Medio Ambiente, ya que hemos dejado de recibir esas noticias que tanto nos ilusionaban a todos, y agradezca a todos los deportistas catalanes la representación que hacen de nuestro deporte en todas las especialidades y en todo el mundo. Usted sabe que representa a la federación más significativa y sus pilotos hacen que su trabajo de gestión sea más fácil y brillante».

Manuel Casado, candidato a la presidencia de la RFME, aunque está en minoría, nos comenta: «voy a seguir adelante, porque nuestro proyecto alternativo tiene muchos apoyos y porque hay mucho trabajo por hacer. Me gustaría poder sentarme a hablar con la candidatura de Viladoms y conocer sus propuestas, pero nadie ha contactado conmigo, ni estas han sido publicadas con detalle».

Esperemos que todos (federaciones, pilotos, clubes, cargos oficiales, instituciones...) remen unidos en la misma dirección a partir del 24 de noviembre, porque el maltrecho deporte motociclista lo necesita. Se nos ha ido casi un año en el que demasiada gente ha dedicado gran parte de sus energías a asuntos que nada tienen que ver con su obligación de proteger los intereses de este deporte, su divulgación y la promoción de la base, que es la única forma de asegurar que el futuro del motociclismo español prosiga en la senda de los éxitos del pasado y del presente. La unión hace la fuerza, que nadie lo olvide.

A continuación te ofrecemos los enlaces a los escritos a los que hace referencia esta noticia:

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...