En EEUU, un desacuerdo sobre vacas puede acabar con una subida de impuestos en las motos europeas

Y sí, has leído del todo bien. Estados Unidos ha propuesto mayores impuestos sobre motos de procedencia europea después de un desacuerdo con la Unión Europea.
Carlos Domínguez -
En EEUU, un desacuerdo sobre vacas puede acabar con una subida de impuestos en las motos europeas
En EEUU, un desacuerdo sobre vacas puede acabar con una subida de impuestos en las motos europeas

Ésta es una de esas noticias rocambolescas que parecen haber salido de un diario satírico, pero no. Estados Unidos ha propuesto muy seriamente una subida de impuestos sobre las motos de origen europeo de entre 51cc y 500cc, donde se mueve prácticamente todo el sector scooter y todas las motos de iniciación. La decisión no es aleatoria y sería la forma de responder a uno de los últimos movimientos de la UE en cuanto a importación de carne de vacuno. Desde Bruselas se ha decidido prohibir la carne americana producida con animales a los que se han dado hormonas de crecimiento.

No es algo nuevo y esta técnica es más común de lo que podríamos pensar. Son ya décadas de presiones por parte de EEUU a la Unión Europea a través de distintas "sanciones" en forma de impuestos sobre otros productos; véase el aceite de oliva, por ejemplo. Tal y como nos recuerda Jensen Beeler (A&R), en el pasado estas situaciones tradujeron en absurdos como una gravación del 50% sobre motos japonesas en 1983, bajo el mandato del expresidente Ronald Reagan, para proteger a la industria local, Harley Davidson. Podría ser difícil de creer que en pleno 2017, una medida de presión y proteccionista de este tipo pudiera llegar a consolidarse pero quizás sea bueno recordar que desde el próximo día 20 de enero, Donald Trump tomará posesión de su nuevo cargo como presidente de los Estados Unidos. 

Donald, por su parte, ya ha tenido sus primeros roces con la industria automotriz europea y japonesa. Afirmó que impondría un arancel del 35% a los vehículos BMW que salieran de la nueva planta de los bávaros en México, exactamente la misma estrategia que sugirió para Toyota anteriormente. No deberíamos extrañarnos si mañana el objetivo son los vehículos de dos ruedas.

La propuesta, como podéis imaginar, ha sido tremendamente critica por parte de todas las asociaciones motociclistas. Desde la AMA, se oponen a esta subida de impuestos y declaran que los asuntos agrícolas no deberían ser, en ningún caso, arreglados con sanciones a otra industria de otro tipo. “No hay relación alguna entre ganado y motos”, decía su vice-presidente Wayne Allard, y continuaba subrayando los efectos negativos que tendría sobre no sólo las ventas de motos, sino toda la industria auxiliar. Antonio Perlot, de la ACEM (Association des Constructeurs Européens de Motocycles) ha coincidido con Wayne y prometido seguir el problema de cerca destacando de nuevo la falta de criterio al relacionar la industria alimenticia y la del motor.

Y no sería sólo eso, sino que podríamos vernos envueltos en un toma y daca sin sentido que podría acabar con la UE respondiendo a estas medidas e imponiendo mayores impuestos sobre las motos de origen estadounidense como puede ser Indian o Harley Davidson.

Vía | FEMA

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...