El CEV a examen

El Campeonato de España de Velocidad siempre ha gozado de un gran nivel y ha dado muchos buenos pilotos para el Mundial. Pero el CEV sigue teniendo puntos negros si lo comparamos con otros campeonatos.

Yiyo Dorta / Eva Ávila/ J.G.M. Fotos: MPIB -
El CEV a examen
El CEV a examen

El CEV está de moda. Después del éxito de los pilotos, españoles o no, que han pasado por este campeonato y que en la actualidad disputan el Mundial de MotoGP, llegando a proclamarse campeones del mundo como es el caso de Jorge Lorenzo, Casey Stoner, Dani Pedrosa, Marc Márquez, Nico Terol, Álvaro Bautista, etc., las miradas están puestas en este campeonato nacional que en 2010 proclamó como campeón a una de las «estrellas» del Mundial de 125 cc la pasada temporada, Maverick Viñales.

La gran mayoría se sorprendió por la aparición de un novato, capaz de ganar cuatro carreras en el año de su debut en el Mundial, de plantarle cara y vencer al mismísimo Terol solo cuatro carreras después de debutar y de finalizar tercero en la clasifi cación de 125 cc.

¿Que de dónde había salido ese chico? Pues del CEV. Maverick, como tantos otros, se ha formado primero en los campeonatos regionales y desde el CEV ha dado el salto al Mundial. Que el CEV es el paso previo con más garantías para llegar al Mundial de MotoGP es algo evidente.

Sin embargo, se «acusa» a los españoles de ser multitud en ese campeonato y a Dorna de favoritismo con los pilotos del CEV porque ambos campeonatos están dirigidos por la misma empresa. Hoy por hoy, si eres español y quieres entrar en el Mundial de MotoGP, lo tienes mucho más complicado que cualquier otro piloto, ya sea británico, americano o ruso, precisamente porque Dorna quiere dar cabida al mayor número de nacionalidades posibles.

Es un contrasentido entonces que los españoles tengan más «influencias» para acceder al Mundial, y lo es más, poner barreras a pilotos válidos y sobradamente preparados por el hecho de tener una u otra nacionalidad. Lo que debería primar es el talento, y eso, lamentablemente, no siempre es lo que marca el destino de los pilotos.

El resto de los países mira con cierta «envidia» a nuestro CEV, pero no por ello debemos conformarnos. Este campeonato con sus «pros», y también con sus «contras», se llena cada temporada de talento. Savia nueva procedente de los diferentes campeonatos regionales y territoriales y de las copas de promoción, que, por cierto, nada tienen que ver con Dorna, sino que están dirigidas por las federaciones regionales y la RFME.

A pesar de todo ello, no todo es de color de rosa en el CEV. Los altísimos costes que supone para pilotos y equipos una temporada del Nacional de Velocidad, un calendario con solo siete pruebas, la escasa repercusión mediática y una paupérrima entrada de espectadores para presenciar las carreras conforman el talón de Aquiles del ¿mejor campeonato nacional del mundo?

El CEV es un campeonato abierto, es decir, que pueden participar pilotos de todo el mundo con licencia internacional. Jóvenes de Japón, Brasil, Rusia, Australia, Sudáfrica, EE.UU, Argentina y, por supuesto, de muchos países europeos que eligen el CEV para aprender y como paso previo al Mundial.

La auténtica «Torre de Babel» fue la categoría de 125GP donde casi la mitad de la parrilla estaba formada por pilotos foráneos, una cifra que aumentó hasta el 62% en las carreras que se celebraron en el mes de noviembre en Valencia y Jerez, cuando el resto de los campeonatos nacionales e internacionales ya habían finalizado.

El clima seguía siendo benévolo en nuestro país y propicio para la práctica de la velocidad.

TVE siempre ha ofrecido en directo al menos una de las categorías del CEV, normalmente 125GP seguido de un amplio resumen de Moto2 o, en el pasado, Stock Extreme. En 2011 se han ofrecido también en directo las carreras de Moto2 y en diferido ambas categorías en Teledeporte, líder de los canales temáticos.

En noviembre de 2011 la cadena francesa Motors TV comenzó a retransmitir en directo las carreras. En 2011 se han distribuido las carreras, así como resúmenes, a diversas televisiones interesadas, como son CVN (EE.UU), Sport TV (Portugal), AGM (Italia), Canal Extremadura, Aragón TV, Castilla León TV, Marca TV, V Televisión, RTVCM, TV3, Zaragoza TV, Motocafé TV (Argentina), Motomax (Argentina), Network 10 (Australia).

El contrato de TVE terminó con la última carrera de 2011 en Jerez y en 2012 estará Telecinco. Desde la cadena de Mediaset nos han confirmado que estarán en todas las carreras del CEV 2012 con Queco Ochoa como comentarista y todas las carreras se emitirán en directo a través de su nuevo canal Energy, estrenado el pasado 9 de enero.

Además de la cobertura televisiva, una docena de radios nacionales y territoriales dan cobertura al CEV durante la temporada. La repercusión en medios digitales ha crecido en los últimos años. Más de 22 medios en internet han informado del CEV durante la pasada temporada. La prensa escrita también da cobertura al Nacional.

Aunque son las revistas especializadas las que más páginas dedican al CEV durante el año, periódicos deportivos nacionales y diarios locales han dado información del campeonato en momentos puntuales de la temporada.

Ya sucedió con la categoría de Moto2 hace un par de temporadas y se ha vuelto a repetir en 2011 con Moto3. El CEV es el laboratorio de Dorna para probar las novedades que se van a introducir en el Mundial un año antes.

Si en 2009 las primeras Moto2 compartieron pista con las motos de Fórmula Extreme durante la temporada, en las dos últimas pruebas de 2011 varios pilotos corrieron con las nuevas Moto3 junto a las 125GP.

Además, el debut no pudo ser mejor con sendas victorias del portugués Miguel Oliveira con la pequeña «4T». En 2012, al igual que en el Mundial, la menor de las categorías será exclusivamente para Moto3.

La asistencia a los circuitos por parte de los aficionados es el principal escollo del CEV. A pesar de que la entrada a los circuitos durante el fin de semana es gratuita y el acceso al paddock es libre, el público sigue sin acudir a presenciar las carreras en vivo.

Según Dorna, una media de 14.000 espectadores han seguido las carreras en los circuitos en 2011, aunque al no tener que pasar por taquilla esta cifra no nos parece del todo «fiable»...

A favor

Casi nada que decir, salvo que el público que ve una carrera del CEV repite y son auténticos aficionados al motociclismo que han disfrutado conociendo antes que nadie a los Viñales, Oliveira, Torres, Stoner, Lorenzo o Márquez.

En contra

La escasa asistencia del público a los circuitos denota que o no se están haciendo bien las cosas para que los espectadores llenen las gradas... o que los españoles son aficionados solo a los GG.PP y no al motociclismo en general.

Si algo caracteriza al CEV es la gran diferencia que existe entre unos equipos y otros. Si empezamos por los más modestos nos podemos encontrar con presupuestos para una temporada que rondarían los 20.000 euros, todo esto sin contar el valor de la moto, y que los componentes del equipo no cobren.

Es muy frecuente la presencia de familiares y amigos que hacen de mecánicos, telemétricos, ayudantes, prensa, mánager y lo que toque. Y no son pocos los que se incluyen en este grupo y que, además, son los que completan, mejor dicho casi llenan, las parrillas de privados.

Hay un grupo de pilotos que pagan por correr, y ahí las cifras son muy variables dependiendo de los equipos donde se incluyan, pero podemos decir que una temporada con ciertas garantías puede rondar los 90.000 euros.

Pero nos encontramos con términos medios, es decir, pilotos enrolados en equipos donde ni cobran ni pagan, pero aportan patrocinadores. Y por último, el grupo de los elegidos, los que cobran. Según nuestras informaciones, no son más de 10 los que están en estas circunstancias y los salarios pueden estar entre 15.000 y 30.000 euros por temporada. Y en este apartado también podemos incluir a los mecánicos y telemétricos, incluso a los auxiliares, pagándose salarios de incluso 3.000 euros a los más «afamados y prestigiosos», mientras que un mecánico puede cobrar entre 600 y 1.500 euros por carrera.

Entre los equipos que llenan las parrillas del CEV, existen grandes diferencias. Están los que llamaremos los «humildes», que son prácticamente «familias» que hacen todas las labores y cuyos presupuestos pueden rondar los 30.000 euros al año. Los equipos intermedios, que tienen presupuestos de 150.000 a 250.000 euros, y los equipos de «arriba», que dependiendo del número de pilotos pueden cerrar temporadas con cifras que se aproximan a los 400.000 euros.

En el CEV los equipos más grandes suelen llevar dos camiones, los medianos uno y, los pequeños, se arreglan con furgonetas y coches particulares. Desde hace unos años lo mismo ocurre con los «hospitalities», cada vez se ven menos en el paddock y son las carpas con pequeños catering las que predominan, sin menospreciar a las muchas autocaravanas de los más humildes, donde desarrollan la vida durante el fin de semana.

El CEV es un campeonato muy dispar de presupuestos, con cifras y cantidades muy altas para unos, y con importes muy reducidos para otros. De ahí que normalmente cuando hacemos las «porras» de favoritos, no nos equivocamos mucho. Los fuertes y grandes siempre estarán delante y se jugarán el título, mientras que los humildes luchan por hacer un resultado «espectacular» durante la temporada y lograr entrar en el «top ten».

Cuatro circuitos que acogen el Mundial de MotoGP también son los trazados donde se disputa el CEV. Jerez, Circuit de Catalunya, MotorLand Aragón y el Ricardo Tormo, a los que se une en dos ocasiones durante la temporada, el circuito de Albacete. Como novedad, en 2012 el circuito de Navarra debutará siendo la sede de una prueba del CEV.

Cada circuito moviliza alrededor de 150 personas cada uno de los días del fin de semana de CEV entre comisarios de pista y «pit lane», técnicos, cronometraje, personal médico, seguridad, limpieza, prensa, etc… Los gastos de los circuitos por carrera son diferentes, pero podemos indicar que una carrera del CEV puede costar unos 50.000 euros al organizador.

Éste, por otra parte, cobra a los equipos las tandas del viernes (que son libres) y el alquiler de los boxes. El importe de los premios, que los da la RFME, que es fijo para todo el año, y los acuerdos con Dorna de cada circuito, cuyas cifras son confidenciales, hacen que los costes puedan variar.

Organizar una carrera del CEV tiene un elevado coste para el circuito que ha de sufragar los gastos con su presupuesto, pues como la entrada es gratuita, el organizador tampoco recibe como compensación económica el montante de la taquilla, algo que sí ocurre en otros campeonatos nacionales como el de motocross.

A favor

Cuatro de los mejores circuitos del Mundial acogen el CEV.

En contra

Desde que en 2005 el circuito del Jarama dejase de acoger pruebas del CEV, el campeonato se ha celebrado solo en cuatro circuitos. En 2010 MotorLand Aragón se incorporó al calendario del CEV y en 2012 lo hará el circuito de Navarra.

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...