Encuentra la moto de la que se enamoró de pequeño… 78 años después

A los 91 años, Harry Graves se ha subido a la moto con la que soñaba desde que tenía 13.
Nacho González -
Encuentra la moto de la que se enamoró de pequeño… 78 años después
Encuentra la moto de la que se enamoró de pequeño… 78 años después

Uno de mis deseos era poder volver a ver esta maravillosa motocicleta otra vez en mi vida”, confesaba un totalmente emocionado Harry Graves, de 91 años de edad, después de encontrarse con su primer amor de la adolescencia: una Triumph Tiger 100 de 1939. Una historia de amor de prácticamente ocho décadas de duración que ha tenido un final inmejorable.

Su sueño siempre fue tener una propia, pero nunca lo pudo cumplir. De hecho, han tenido que pasar 78 años para que pudiera simplemente volver a ver una con sus propios ojos. Y, por supuesto, se ha subido a ella, como se puede ver en el vídeo, después de acariciarla con todo el mimo del mundo.

Era algo que pensaba que nunca sucedería, así que tener la oportunidad de ver una, poder tocarla y sentarme en ella es un sueño hecho realidad”, admite, totalmente emocionado: “Es difícil encontrar las palabras para describir cómo me hace sentir, pero es un momento que jamás olvidaré”, asegura Harry.

Y, aunque hayan pasado casi 80 años, no se olvida del día en que se enamoró. Harry cuenta cómo fue su flechazo con la moto, cuando estaba junto a su hermano mayor, Lenny, limpiando una Coventry Eagle de dos tiempos en la calle y apareció un hombre que iba a recoger a su novia con una Triumph Tiger 100:

Me quedé impresionado con la moto y fui al hombre y se lo dije. Siempre soñé con tener una pero nunca me lo pude permitir. Toda mi vida he querido poseer una Triumph”, admite.

Publicidad

Dos personas han sido fundamentales para que Harry Greeves pueda cumplir el sueño de su vida: su nieto Alex Reeve y Dick Shepherd, coleccionista de Triumph. Y precisamente ha sido Alex el encargado de transmitir las sensaciones de su abuelo en ‘For The Ride’:

Durante años, me contaba muchas historias sobre esta increíble moto y que nunca pudo permitirse una cuando creció, así que quería hacer su sueño realidad”, cuenta Alex. “Siempre que le veo, lo menciona, pero nunca había podido estar cerca de una, ni mucho menos subirse en ella”, asegura. “Cuando lo ha hecho, estaba entre lágrimas”, confiesa su nieto, también emocionado.

Durante años, Alex intentó en vano reunir a su abuelo con la moto de sus sueños, y estaba a punto de rendirse hasta que encontró una pista en Suffolk Triumph. Una búsqueda complicada porque la moto dejó de producirse en 1940 cuando la fábrica fue bombardeada.

No obstante, el final feliz justificó todas las pesquisas que tuvo que llevar a cabo su nieto. “Al final, pasó un rato brillante y siempre lo recordará tanto como yo”, reconoce Alex, que también ha heredado el amor de su abuelo por tan emblemática moto:

Para ser honesto, puedo ver por qué estaba tan enamorado de esa moto. La pasada semana, en su cumpleaños, le di una foto suya subido a la moto y rompió a llorar otra vez”, relata. “Esto demuestra el vínculo tan poderoso que existe entre un hombre y una moto”, concluye.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...