Husaberg FE 250

Llega la última «Berg» de la clase E1, dotada de una mecánica totalmente nueva. Cabeza arriba, lista para afrontar la despedida dejando huella en el recuerdo por su audacia, arresto y atrevimiento

Texto: Ayala Basante. Fotos: Lluis Llurba -
Husaberg FE 250
Husaberg FE 250

La primera vez que nos comentaron que Husaberg llegaba a su despedida no dimos crédito. Nos ha costado entenderlo pero, asumida esa contraria realidad, acometemos con entusiasmo cada uno de los encuentros con alguna de las últimas motos azules. Tras la presentación de los modelos 2014 ya tenemos modelos a probar, comenzando por la 250 4T,  la más interesante de la gama FE porque estrena propulsor.

Menos exigir y dar más. Esta mentalidad llega a la 250 que transforma en cierta medida su personalidad al darle prioridad al par a bajo y medio régimen que a la potencia máxima arriba. Nuevo ritmo de latido que se consigue con un cilindro/pistón de mayor diámetro (78 mm) y carrera más corta (53,3 mm), unas válvulas de admisión más grande además de la electrónica adaptada, tanto en el CDI como en la inyección. Los tiempos cambian y si antes la obsesión era ofrecer muchos caballos ahora el pensar se centra en tener un golpe de gas continúo desde el primer instante, pudiendo incluso olvidar la necesidad de estirar a tope la mecánica para tener empuje eficaz. No os asustéis que es una reorientación cargada de lógica que no implica irse hacia un excesivo endulzamiento que acabe por empalagarnos. Ni tampoco temáis con que esta nueva 250 haya perdido agresividad y se quede falta de empuje en la zona alta. Al revés, pues al salir mejor de abajo, el propulsor llega arriba con más salud y los caballos, aunque en cifra neta sean menos que antes, tienen un empuje real más efectivo. En marcha la FE nos ofrece una respuesta muy compacta, con mucha linealidad, más progresividad que permite poder disfrutar de una conducción cargada de emotividad en la que pilotamos menos estresados pues ayuda más. Y si la mente se siente con ganas, el resto acompaña. Esta FE nos regala ese empuje psicológico instigador a intentarlo todo, cada uno acorde a su nivel, pero incluso a sentirnos por encima de nuestra capacidad porque sabe darnos los que le pedimos. Musculada como se siente ahora, la capacidad que gana de empuje y progresividad le permite asemejarse  en su forma de ser a la referencia en la que se mira, la 350. Si antes la 2.5 había perdido terreno sobre la 3.5 ahora se lo ha recortado, recuperando así protagonismo al volver a ser válida también para los que no compiten. Rodando en sendas de ritmo medio ya no hace falta ir cambiando con tanta frecuencia pues el motor agunta más la marcha, recupera mejor y mantiene la capacidad para revolucionarse con la alegría propia de una 250.


Sí que notamos que la entrada de la potencia útil y del par aprovechables se adelanta a menor régimen, lo que anticipa la patada, permitiendo ahorrarnos incluso el uso del embrague que ahora no tiene tanto protagonismo para el buen aprovechamiento del motor. Mecanismo con el sistema DDS de diafragma que nos gusta por la solidez en el tacto y la progresividad en la respuesta acompañada de gran resistencia a la fatiga.


Algo que incluso trialeando se aprecia porque no necesitamos tanto embrague pues la FE sube con más facilidad ayudado también por un superior poder tractor apoyado en un escalonamiento del cambio corto, sí, pero bien escalonado en sus seis relaciones. Si antes la primera resultaba imprescindible ahora, aún siendo vital, podemos prescindir de ella en muchas ocasiones para subir, cómodamente, en segunda e incluso, cogido el rirmo, en tercera. Sorprende al inicio, tan mentalizados de que trialear con la 250 F es sinónimo de usar mucho primera. Pero, comprobada su renovada mentalidad y verificada su respuesta más sólida, nos identificamos con ella y la dejamos que tome la iniciativa dándole la oportunidad de que sea libre, sin desmadre, claro.
Tampoco filosoféis con que es una superdotada pues sigue siendo una 250, con más recursos pero no es una 350 y menos una 450. Por eso, si seguís pensado en vivir del medio régimen que os resuelva todo optad por las mecánicas de mayor cilindrada. Lo mismo que si queréis más recursos en terrenos rápidos, en esas pistas donde la aceleración prima. A medida que avancéis en caminos con la 250, a una velocidad de crucero, podéis sentir que el régimen medio se queda soso pues no transmite el empuje de par de una 450. Pero si tenéis ganas de marcha, de pilotar en modo de conducción «fun & happy», adelante con esta FE. Realizamos las fotos con Alfredo Gómez, en su zona de entreno indoor y, le gustó el sentir de la «Berg», la patada que tiene desde abajo que permite realizar buena salidas, pasar obstáculos o lanzar la moto a los saltos. Todo ello aderezado con una buena manejabilidad, aunque la 250 ha engordado casi ¡dos kilos! más y eso que el bastidor es más ligero al montar tubos de menor espesor.

La parte ciclo cambia poco su forma de ser y mantiene los pros/contras conocidos. Hay quien prefiere un enemigo declarado que un falso amigo y algunos tenéis esta relación, exagerando un poco, con este bastidor que tantas alegrías aporta en términos de agilidad pero no tantas si hablamos de estabilidad. Más de lo mismo porque en esto la marca sigue fiel a su principio de que más vale poder mover la moto con soltura que tenerla excesivamente atornillada al suelo y perder frescura. La FE cambia muy bien de trazada, dibuja nuestras ideas aunque tengamos que estar alerta a lo que la rueda delantera pretende hacer para meterla en vereda -menos que en las 2T, pues el mayor peso de la 4T aploma algo-. Dulzura en la forma con la que la podemos dirigir, perfecta para juguetear con ella. Más ligera y manejable si la comparamos con sus hermanas mayores, en trialeras se defiende muy bien.

Comportamiento agradable ofrece la horquilla WP 4 CS. Ni tan mala como muchos decís ni tan maravillosa como otros ensalzáis. Es una perfecta solución para uso endurero, suave y con mucho tacto -traga de maravilla las piedrecitas y las raíces- en la que prima la comodidad frente a la deportividad y en la que si lo que hacemos es enduro divertido tenemos una gran aliada. Pero, si saltamos fuerte, hacemos cronos, rodamos por pistas con frenadas bruscas en las que la horquilla se hunde… entonces sí añoramos más solidez. Algo que no sucede en el tren trasero donde el amortiguador permite disfrutar, siempre  que se controle en compresión y tenga buena rapidez de extensión. Óptima la frenada aunque la bomba delantera la sentimos esponjosa, algo que se puede corregir.

Va más directa al grano, rápida como un disparo, la FE es una opción para buscar un nuevo sentir. Montura sin gran exigencia en la conducción ni sobresaltos que comprometan, necesaria para el enduro de pasión en el que la diversión tiene prioridad. ¡Hasta siempre!

Motor

  • Tipo: 4T. Nº de cilindros: Uno.
  • Refrigeración: Líquida.
  • Diámetro por carrera: 78 x 52,3 mm.
  • Cilindrada total: 249 cc.
  • Alimentación: Inyección electrónica Keihin.
  • Encendido: Electrónico CDI.
  • Arranque: Eléctrico.
  • Embrague: Multidisco en baño de aceite con accionamiento hidráulico.
  • Cambio: Seis velocidades.
  • Transmisión primaria: Por engranajes.
  • Transmisión secundaria: Por cadena.

Parte ciclo

  • Bastidor: Simple cuna en acero.
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida WP con barras de 48 mm.
  • Recorrido: 300 mm.
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador WP PDS.
  • Recorrido: 335 mm.
  • Freno delantero: Un disco de 260 mm de diámetro; bomba y pinza Brembo de dos pistones.
  • Freno trasero: Un disco de 220 mm de diámetro; bomba y pinza Brembo de un pistón.
  • Llantas: D.I.D, de aluminio.
  • Neumáticos: Michelin.
  • Delantero: 90/90-21.
  • Trasero: 140/80-18.

Medidas

  • Distancia entre ejes: 1.480 mm.
  • Altura del asiento: 950 mm.
  • Distancia al suelo: 320 mm.
  • Depósito combustible: 9,6 l.
  • Peso declarado (vacío/lleno): 108,5 kg./ND.
  • Peso verificado (vacío/lleno): 109,7/116,8 kg.

Galería relacionada

Husaberg FE 250

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...