Justin Barcia gana el Supercross de París

Motocross. Justin Barcia es el piloto más joven en convertirse King of Bercy. Justin Barcia se ha convertido en el piloto más joven en ganar el Supercross de Paris, y lo hizo venciendo en la primera y tercera jornada de carreras.
A. Wheeler/Ll.Llurba. Fotos: Ray Archer -
Justin Barcia gana el Supercross de París
Justin Barcia gana el Supercross de París

Viernes: Primera de Justin Barcia

No había pasado ni una hora, cuando Justin Barcia y Gautier Paulin empezaron a vérselas en los entrenamientos cronometrados. Ambos fueron los primeros en levantar la liebre al marcar los mejores tiempos para llevarse la «Superpole». El primer «cara a cara» entre franceses y americanos al final se decantó hacia el piloto local para el agrado de su público. Además, Paulin no dejó pasar la oportunidad para vencer al americano en la última manga «L’Americaine» (se disputan tres carreras donde se eliminan a los cuatro últimos clasificados hasta que, en la tercera serie, sólo quedan los cuatro mejores en liza).

Lo cierto es que ambos llegaban a París bastante calientes por una disputa que tuvieron la semana anterior en Génova. Al parecer, Barcia tuvo un «calentón» y le soltó un puñetazo a Paulin, por lo que fue interesante ver a éste último salvar los violentos ataques del americano.

Una vez en la final (15 vueltas), que se hizo muy tarde por culpa de un retraso en el horario, el cansancio empezó hacer mella entre los pilotos, lo que propició multitud de caídas. Además, el trazado de Bercy no era precisamente un camino de rosas. Paulin lideró la serie hasta la cuarta vuelta, momento en el que se fue por los suelos al impactar contra una de las protecciones que había en el salto de meta. Él y la moto se fueron directos al coche anuncio que había aparcado justo al lado… En ese mismo lugar también besaron el suelo, Aranda, Anstie, Byrne y De Dycker.

Con Paulin fuera de escena (se quejaba de dolor en el cuello), Barcia dominó a placer por delante de Musquin y Chisholm. Cairoli rodó nada cómodo, pues no estaba totalmente recuperado de una anterior caída. «Tengo suerte de correr aquí. Esta semana he tenido una caída brutal mientras entrenaba», comentó el campeón del mundo.

Sábado: ¡Qué no pare la fiesta!

El primer día pasó factura a varios de los grandes: Langston se fue para casa con la pelvis dislocada y Byrne y Anstie con una fractura en la muñeca y en la rodilla, respectivamente, tuvieron que hacer una inesperada visita al hospital. Así pues, Barcia se quedaba sin rivales y ganó las tres mangas «L’Americaine» gracias a tres extraordinarias salidas. La verdad es que a Justin se le veía mejor y con una mayor confianza sobre la pista, ahora más dura.

La final del sábado fue la más emocionante del fin de semana. Barcia, que hizo una mala salida, dio rienda suelta a su agresividad en pista y se pegó con cuatro pilotos -Paulin, Rouis, Morais y Izoird-. Por supuesto, el público enloquecía con las barbaridades del americano, mientras que, los pilotos, muy, muy enfadados, acudieron a su box para recriminarlo. «¡Se lió una buena allí dentro!», declaró Justin. Lo cierto es que Izoird se tomó la justicia por su mano aprovechando que su moto y la de Barcia se habían enganchado en una curva, por culpa de un adelantamiento nada limpio de éste. El francés, simplemente, aprovechó la inercia de la curva para echarlo de la pista.

El «holeshot» fue para Marvin Musquin, pero fue perdiendo rápidamente posiciones hasta que, inesperadamente, se fue a su box. El campeón del mundo de MX2 alegó que se sentía mal al dolerle mucho la rodilla. Luego tomó el camino del hospital de Caen a hacerse una resonancia magnética.

Domingo: Traca final

Barcia no bajó el nivel y siguió repartiendo leña a diestro y siniestro en la pista. Arrogancia que le valió la admiración de todos aquéllos que el viernes decían barbaridades sobre él. Con una nueva victoria, ésta más contundente respecto a las anteriores jornadas, Barcia se coronaba «Rey de Bercy». No obstante, sólo un punto le separaba de su compatriota Kyle Chisholm, que fue segundo a tan sólo dos segundos de diferencia. Y es que Kyle aprovechó la desdicha de Barcia con Musquin para liderar el computó total de las dos primeras noches.

Una ventaja que Jastin Barcia sólo podía remendar con una victoria. Sea como fuere, los dos americanos fueron los más rápidos y consistentes durante todo el fin de semana, al igual que el francés Soubeyras que, al manillar de la única 2T de la carrera, subió al podio. Cairoli, por su parte, alcanzó su mejor resultado con un cuarto puesto. El siciliano cruzó la línea de meta junto con Coulon, pero fue incapaz de arañarle la décima que les separaba.
 

Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...