Nueva victoria de McGuiness (Honda) en el TT de la Isla de Man

Velocidad. TT de la Isla de Man de Motociclismo. John McGuinness (Honda) se alzó con la victoria en el Senior TT, después de no tener mucha suerte en las carreras del Junior TT y en la de Superbike. El TT de la Isla de Man ha vuelto a confirmarse como la carrera con más sabor del motociclismo internacional
Ildefonso García. Fotos: www.photocycles.com -
Nueva victoria de McGuiness (Honda) en el TT de la Isla de Man
Nueva victoria de McGuiness (Honda) en el TT de la Isla de Man

El triunfo de McGuinness significa que ahora ha empatado a victorias (14) con el gran Mike Hailwood, y ambos ocupan la segunda posición dentro del «ranking» de hombres más exitosos en el Circuito de la Montaña.

John McGuinness tuvo una buena salida, pero los comienzos de su carrera se complicaron debido a que la Honda del piloto del equipo Pagett’s se encontró en su camino aceite que había tirado el motor de la montura pilotada por Conor Cummins. Antes de finalizar la primera vuelta el liderazgo lo ostentaba el neozelandés Bruce Anstey, por delante de McGuinness y Donald. En la segunda vuelta aumentó su ventaja para entrar a repostar con cinco segundos de respiro frente a su compañero Donald, que entonces ya iba tras los pasos del piloto de Nueva Zelanda. Pero la primera parada a rellenar los depósitos de combustible puso la carrera patas arriba. Anstey tuvo que retirarse con problemas con el embrague y la cadena de su Suzuki. Por su parte, Guy Martin, que navegaba en cuarta posición en el puente de mando de la Honda Hydrex Bike Animal, se quedó clavado a la salida de los boxes. Martin fue capaz de volver a poner la moto en marcha, pero finalmente se retiró en Quarterbridge. Estos contratiempos y un gran repostaje por parte de la escuadra Pagget’s puso a McGuinness líder por delante de Donald, con una ventaja de cuatro segundos en la tercera vuelta. Después del segundo y último repostaje Donald iba primero con tres segundos de ventaja. Durante la quinta vuelta parecía que la victoria se iba a decidir del lado de Donald, pues llegó a tener nada menos que siete segundos de colchón, pero luego McGuinness fue capaz de reducirla hasta cinco. ¡Pero de pronto en Glen Helen el increíble piloto de Pagget’s Honda apareció con 9,2 segundos de ventaja! Donald tenía problemas mecánicos y caía en la clasificación como una piedra en un pozo, tanto que entró en meta a 50 segundos de John McGuinness, aunque así todo fue capaz de conseguir la segunda plaza. Pues Ian Hutchison (tercero) acabó a casi un minuto.

John McGuinness aseguró
«No tengo palabras para expresar todo lo que siento. Ha sido una carrera especial, durísima, una de las más difíciles de las que he realizado en el TT y encima con una moto de gran cilindrada. He disfrutado una barbaridad y di absolutamente todo lo que tenía. En esta prueba he tirado de todos los años que tengo de experiencia, no podía haber hecho nada más, iba al límite. Era imposible girar más deprisa. Estoy realmente orgulloso de haber conseguido 14 victorias y 28 podios. ¡Igualar a Mike Hailwood en el segundo puesto es algo maravilloso!». McGuinness, además, confirmó que había llegado a un acuerdo con Honda para regresar en 2009 al TT en busca de más victorias.

Donald tampoco se mordió la lengua:
«Me sentía muy bien, las condiciones de la carrera me iban que ni pintadas. Ha sido una pelea auténtica y verdadera. Trabajé duro y las cosas parecían que venían de cara, pero luego vi que había aceite en mis botas. Pero pensé que el motor seguía funcionando bien, y puesto que le llevaba una gran ventaja al tercero, si era capaz de llegar a meta iba a conseguir un buen resultado. La semana de carreras ha sido increíble. Terminar aquí segundo, además, detrás de John McGuinness, ¿qué más se puede pedir?».

Hutchinson no podía esconder su desánimo:
«Cuando has ganado aquí, vuelves con sólo una cosa en la cabeza: volver a vencer. Pero las cosas no nos han ido de cara. Al menos hemos podido salvar algo. Piloté al límite que me podía permitir. He tenido muy poco tiempo para adaptarme a la moto, y creo que he ido lo mejor posible teniendo en cuenta la falta de entrenamiento».

SBK
Cameron Donald se llevó su primera victoria en el TT al triunfar de forma clara en la carrera de Superbike. El australiano supo sacar partido a los problemas que sufrieron Guy Martin y John McGuinness. Donal (Suzuki) se puso primero cuando quedaba un tercio de carrera para el final y llegó a meta con 10 segundos de ventaja sobre su compañero de equipo Bruce Anstey. Lo que supuso un fantástico doblete para la escuadra TAS Suzuki. La marca japonesa redondeó el día, pues el tercer clasificado, Adrian Archibald, también defendía los colores de Suzuki.

Con el cielo brillando encima de la Isla de Man, las condiciones meteorológicas fueron perfectas para la carrera. En la salida hubo algunos problemas y Guy Martin salió con nueve segundos de retraso. Conor Cummins y John McGuinness también partieron después de cuando realmente les tocaba. En el paso por Glen Helen era Ian Hutchinson quien mandaba la prueba, perseguido por Donald, Anstey, Farquhar, McGuinness y Martin. Poco a poco Martin fue aumentando el ritmo a lomos de su Honda y en la primera vuelta ya iba primero con una media de 129,103 mph (206,5 km/h), perseguido por McGuinness a cuatro segundos, quien a su vez veía como Donald, Anstey, Hutchinson y Farquhar le pisaban los talones.

El drama continuó en la segunda vuelta, cuando McGuinness tuvo que parar debido a problemas técnicos. Fue capaz de continuar en carrera hasta que la moto rindió su alma en Sulby Crossroads. Esto supuso un preciado balón de oxígeno para Martin –10 segundos–, quien realizó su segunda vuelta a una media de 129,540 mph (207,2 km/h) –la más rápida de la carrera–. El piloto inglés de Lincolnshire siguió al mando hasta que, en la cuarta vuelta, dejó de pasar por Ramsey Hairpin. Luego se supo que había tenido que retirarse él también en Sulby. Otro que tuvo mala suerte fue Hutchinson, que quedó apartado de la carrera en Union Mills, y algo parecido le ocurrió a Cummins en Keppel Gate. La carrera se había convertido en una debacle, con casi todos los punteros fuera de juego.
En cambio las Suzuki TAS iban como tiros, rodando juntas. Anstey intentó escaparse, pero se dio cuenta que era imposible, por lo que siguió a Donald como su sombra durante el resto de la prueba.

El australiano Cameron Donald, que tomaba parte sólo en su tercer TT, estaba rodando a 129 mph. Ambos pilotos cruzaron la meta casi juntos, pero la victoria fue para Donald por una ventaja de 10,77 segundos. Lo que suponía un nuevo récord de 1h47m05s89. A una media de 126,82 mph (202,9 km/h). No sólo era la primera victoria de Cameron Donald, sino la primera de un australiano desde que Graeme McGregor se llevó el Junior TT en 1984.
Archibald, que había sido noveno en la primera vuelta, comenzó a recuperar terreno hasta alcanzar el tercer peldaño del podio. Gary Johnson, que fue uno de los mejores «newcomers» (novatos) en 2007, llegó en cuarto lugar, precediendo a Ian Lougher y a Farquhar.

Supersport Junior TT (primera carrera)
Menos de tres horas después de haber terminado en segundo lugar, Steve Plater se enteró de que, en realidad, había ganado la carrera de Superport Junior TT. La alegría de uno era el pesar del otro, pues quien en principio había vencido la carrera, Bruce Anstey, era descalificado. El piloto de la escuadra TAS Suzuki había «ganado» con más de 20 segundos de ventaja, pero Dirección de Carrera decidió descalificarlo por no llevar un sistema de escape homologado. Así el bravo piloto neozelandés se «cayó» de la clasificación oficial y Steve Plater fue aclamado como vencedor. Así, el piloto del equipo AIM Racing Yamaha, que había sido elegido «mejor novato» en el año 2007, conseguía su primera victoria en el TT con 3,39 segundos de ventaja. Los otros dos peldaños del podio fueron para John McGuinness y Keith Amor, ambos con Honda.

La niebla matinal se había levantado, por lo que las condiciones eran perfectas para la carrera. Pero los golpes de efecto no pueden faltar en el Tourist Trophy. Así, Guy Martin (Honda), uno de los pilotos punteros, se tuvo que retirar en Highlander. Mientras tanto, Anstey había pasado por Glen Helen con 1,7 segundos de ventaja, seguido por Ian Hutchinson, McGuinness, Ryan Farquhar, Amor y Lougher. Anstey seguía apretando como si no hubiese mañana, y finalizó la primera vuelta con 12 segundos de ventaja.

Bruce Anstey parecía no tener a nadie que le tosiese y en la segunda vuelta rompía el récord de Martin establecido el año pasado al rodar a 125,372 mph (200,5 km/h). El piloto de 39 años tenía a McGuinness controlado y tras terminar las cuatro vueltas iba a alcanzar lo que el pensaba que era su séptima victoria en el TT. McGuinness, por su parte, tampoco estaba exento de problemas, pues se había roto el amortiguador de dirección y el aceite de éste le caía en la pantalla del casco.

Al concluir la carrera, parecía que el segundo puesto había ido a parar a las manos de Plater, pero una vez descalificado Anstey, Steve Plater (Yamaha) se hacía con la victoria, por delante de John McGuinness (Honda) y Keith Amor (Honda).

Supersport Junior TT (segunda carrera)
Bruce Anstey se quitó la espina de su descalificación en la primera carrera de Supersport al llevarse la segunda, lo que suponía su séptima victoria en el TT. El piloto neozelandés fue capaz de superar un gran duelo con Ian Hutchinson al principio de la prueba, para luego distanciarse a mitad de la misma. Anstey (Suzuki) se presentó en meta con 34,04 segundos de ventaja. La suerte, por fin, sonrió a Hutchinson (Yamaha), quien se alzó con la segunda plaza, precediendo a su vez a Ryan Farquar (Kawasaki). Por tanto tres marcas diferentes se subían al podio.

La carrera se desarrolló bajo un cielo azul, pero con bastante viento. Los primeros compases fueron mandados por Hutchinson, quien pasó por meta líder en la primera vuelta, aunque con menos de un segundo de ventaja sobre Anstey. John McGuinness navegaba en tercer lugar, seguido por Ian Lougher and Farquhar. Keith Amor, en cambio, se vio obligado a retirarse. Steve Plater fue otro de los punteros que acabó, antes de tiempo, tomando el camino a casa. Muy pronto McGuinness también tuvo que decir adiós, por los que los tres primeros de la carrera anterior quedaban fuera de juego como muñecos rotos. En la segunda vuelta Anstey dijo aquello de «aquí estoy yo», al girar a 125,372 mph (200,5 km/h), un nuevo récord. Hutchinson se aferraba a la segunda plaza con Farquhar tercero. El neozelandés no aflojó un ápice, sino al contrario, siguió apretando el puño derecho de su Suzuki como si le persiguiese el mismísimo demonio. El de TAS Suzuki machacaba a la oposición -si bien también se vio beneficiado por los abandonos de unos cuantos punteros– al finalizar con 30 segundos de ventaja sobre Hutchinson, quien a su vez precedía a Farquhar.

Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...