Yamaprilia 521

Si montas un motor de Yamaha RD350LC en un chasis de Aprilia RS 250, la mezcla puede ser brutal. Pero si además aumentas la cilindrada hasta ¡521 cc!, el resultado es una auténtica «bomba».
Texto: Víctor Gancedo Fotos: Juan Sanz. Moto: Fernando Rodríguez -
Yamaprilia 521
Yamaprilia 521

Hace una par de semanas publicábamos en esta sección una Yamaha RD500LC muy transformada. En ese artículo os advertíamos de que su propietario era una auténtico fanático de las mecánicas de 2T y que poseía también una importante colección de RD350LC, a cual más especial y preparada. Entre todas ellas, si es que todavía se puede decir que es una RD «tres y medio», hay una que destaca especialmente y que hemos creído oportuno mostrarla en estas páginas. Se trata de un poderoso cóctel que mezcla el chasis de doble viga de aluminio y el basculante de tipo «banana» de una Aprilia RS 250 de 2002, con un motor de Yamaha RD350LC «made in Japan» y preparado hasta la saciedad, con unos cilindros de los americanos de TDR (Toni Doukas Racing) acompañados de pistones Wiseco, que aumentan la cilindrada hasta 521 cc. Para ello, el diámetro y la carrera originales (64 x 54 mm) han aumentado hasta 72 x 64 mm, lo que ha obligado a tornear los cárteres para dar cabida a un cigüeñal especial con unos contrapesos de 10 mm más de diámetro y unas bielas de 115 mm de longitud.

Las culatas son de la firma NOSS y cuentan con culatines intercambiables que permiten jugar con la compresión. En este caso, para facilitar el arranque por palanca y no hacer sufrir en exceso a los pistones durante el funcionamiento, se ha optado por rebajar la compresión con respecto a la de la RD350LC en origen. Y para que los nuevos cilindros rindan debidamente, se han acompañado de carburadores Mikuni de 38 mm de compuerta plana con filtros K&N, escapes artesanales realizados por El Gatet con sensores de temperatura EGT y radiador de Yamaha YZF-R6, con lo que se espera una potencia máxima en torno a 125 CV, más del doble que la declarada para el motor de 350 cc. En el embrague también se ha trabajado, montando muelles reforzados y discos EBC, además de un sistema centrífugo que lo comprime al subir de revoluciones. Su tapa transparente permite apreciarlo desde fuera. Por otro lado, la transmisión secundaria se ha alargado y se ha montado una cadena de «520».

Parte ciclo muy robusta

Además del chasis y el basculante de Aprilia RS 250, en la parte ciclo nos encontramos con un tren delantero completo de Honda CBR1000RR de 2004, un amortiguador de Yamaha YZF-R6 de 1999 con un muelle más blando y una llanta trasera Brembo de Yamaha SZR 660. Otro aspecto reseñable es que para anclar el motor al bastidor con las necesarias garantías, se han acoplado debidamente las cunas inferiores del chasis de acero de la RD350LC.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Pit lane walk abierto al público de acceso libre para los que adquieran la entrada pa...

El próximo Spidi Tour se celebrara el 5 de octubre por las serranía malagueña. ¡Más d...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...