Visita a la fábrica de Brembo

Brembo nos abrió las puertas de su fábrica en Bérgamo (Milán), gracias a la cual ha conseguido ser líder mundial en el diseño y fabricación de sistemas de frenado y componentes de altas prestaciones.

Óscar Pena | Fotos: Brembo -
Visita a la fábrica de Brembo
Visita a la fábrica de Brembo

Más de 6.700 trabajadores, implantación en 15 países diferentes con 35 plantas de fabricación y oficinas de ventas, hacen de Brembo un referente indiscutible en su segmento. Este nombre es sinónimo de altas prestaciones y máxima calidad en cualquiera de los campos en los que actúa. Es elegida por numerosas marcas premium para equipar sus modelos más exclusivos, y está presente en todas las competiciones deportivas, ya sea del mundo de las cuatro o de las dos ruedas.

Su facturación anual supera los mil millones de euros, que se reparten al 50 por ciento entre el mercado europeo y el del resto del mundo. Dentro de Europa, Alemania, seguida de Italia, son los países más potentes. Por segmentos, el de los coches de producción ocupa el 65 por ciento de toda la facturación, el de vehículos comerciales el 15,5 %, las motocicletas se conforman con el 11 %, y el de la competición es de 6,4 %, entre otros.

Como no podía ser de otro modo, Brembo nace en el periodo de posguerra en la pujante zona de Lombardía (Moto Guzzi, Benelli, Laverda, Alfa Romeo, Ferrari, etc.), en 1961, de la mano de Emilio Bombassei, a partir de una pequeña empresa familiar. Enseguida empiezan a diseñar y fabricar componentes para las más prestigiosas marcas y a vincularse con la competición, consagrándose en 1975 de la mano de Ferrari.

Las pistas han sido y son su verdadero banco de pruebas, donde experimentar con los productos que luego llegarán a la serie. Una metodología esencial en su sistema de trabajo. Así, por ejemplo, y en el campo que nos atañe, Brembo ha marcado varios hitos de innovación. La bomba radial fue utilizada por primera vez en competición en 1985, y pasó a la serie en 2002. En el año 2000 llegaron las pinzas de cuatro pastillas y tres pistones, en 2002 las pinzas de anclaje radial y en 2007 las monobloque.

Todos estos nuevos productos, que se logran tras horas de trabajo en la planta de Bérgamo donde se encuentra el departamento de I+D con más de 120 trabajadores, derivan de minuciosos estudios que incluyen nuevas tecnologías y materiales. El factor diseño se añade a la funcionalidad y a las prestaciones. Efectivamente, unos componentes tan a la vista como son los sistemas de frenado tienen en su imagen un factor esencial en su diseño.

Brembo se ha especializado en diferentes áreas de actuación, que comprenden multitud de componentes todos ellos relacionados con la seguridad. Podemos destacar las pinzas de freno, ya sean fijas de anclaje radial o convencional, y las flotantes. Los discos de freno fijos, semiflotantes y flotantes; las bombas de freno delanteras y traseras, las tapas de embrague; los equipos de freno ensamblados para diferentes fabricantes (se entregan la llanta, rodamientos, y discos montados; y la bomba, latiguillos y pinzas también montados); y finalmente las pastillas de freno. Igualmente, todos estos productos se estudian en función de los diferentes segmentos de motocicletas. Actualmente está cobrando gran auge el de las V-twin, custom y Muscle bikes, para las que se desarrollan diversos kits «plug and play». A éstas se suman obviamente los mercados de las motos deportivas, naked, custom, turismo y «off road», para las cuales se fabrican productos específicos.

El departamento de competición de Brembo se encarga del desarrollo de múltiples productos, no solo los más específicos de competición de alto nivel. También los dirigidos a los entusiastas de las dos o las cuatro ruedas que buscan mejorar las prestaciones de sus vehículos ya sea para usar en circuito o en carretera. En este sentido desarrollan un extenso catálogo que cubre las expectativas de los más diversos clientes por un lado, pero por otro son capaces de fabricar series de tan solo una o varias piezas únicas de acuerdo con las necesidades de cada moto o coche y piloto, incluso en función de cada circuito. Lo mismo podemos aplicar a las pastillas de freno. El departamento de competición también se encarga de investigar con nuevos materiales buscando la mayor ligereza y prestaciones, dentro de los reglamentos particulares de cada campeonato. De no ser así, podrían incluso mejorar más si cabe el rendimiento de los diferentes componentes recurriendo a materiales exóticos, etc, pero los costes de producción y el precio posterior se encarecería hasta el punto de no ser viables.

La imponente fábrica de Brembo, el «Kilometro Rosso» como así se denomina el complejo donde está ubicada en los alrededores de Bérgamo, y el resto de delegaciones y plantas, están preparadas para afrontar un futuro de éxitos deportivos y comerciales gracias al entusiasmo, la innovación y la máxima competitividad de todos sus productos.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...