Triumph Thruxton y Thruxton R 2016

Triumph presenta dos versiones de la Thruxton, una normal y otra R mejor equipada.
Víctor Gancedo. -
Triumph Thruxton y Thruxton R 2016
Triumph Thruxton y Thruxton R 2016

Una vez contempladas en vivo, se puede confirmar que las Triumph Thruxton son los «buques insignia» de la nueva saga Bonneville. La verdad es que son dos café racer realmente bonitas, con posibilidades de preparación casi infinitas. Además, entre ambas versiones existen importantes diferencias, muchas más de las que hay en las T120.

Las Thruxton declaran las mayores prestaciones. Su motor de 1.200 cc comparte la mayor parte de sus características con el de la T120, pero su compresión es mayor, monta un cigüeñal más ligero y también incluye modificaciones en el sistema de gestión. Con esto declara un par máximo de 112 Nm a 4.950 rpm, lo que supone un 62 por ciento más que el de la Thruxton de 860 cc que conocíamos hasta ahora.

Los silenciadores cónicos y ligeramente inclinados hacia arriba, son un rasgo que pretende ensalzar el aspecto de estas bellas Triumph, que se caracterizan por montar semimanillares y llantas de radios calzadas con unos deportivos Pirelli Diablo Rosso Corsa en medidas 120/70-17” y 160760-17”.

Gracias a todo esto, a las geometrías de dirección más radicales y a la parte trasera más elevada, Triumph anuncia que el comportamiento de las Thruxton es comparable al de una moto deportiva moderna, especialmente en el caso de la versión «R», que monta horquilla invertida Showa BPF, amortiguadores Öhlins, así como un equipo de frenos delantero firmado por Brembo y compuesto por discos de 320 mm, pinzas monobloque M50, bomba radial y latiguillos inextensibles.

La Triumph Thruxton «normal» incorpora elementos más convencionales en frenos y suspensiones, coincidiendo en estos con las T120 y T120 Black, por lo menos en apariencia. Así cuenta con horquilla convencional, amortiguadores regulables solo en precarga y pinzas de freno de dos pistones paralelos en el tren delantero.

Como detalles comunes a ambas variantes, destacan el ABS y el control de tracción desconectables, y tres modos de motor (Rain, Road y Sport). También montan grupos ópticos delantero y trasero con tecnología LED, toma de corriente USB e instrumentación con dos relojes analógicos combinados con sendos paneles digitales en el interior de sus esferas.

La presentación dinámica de la Thruxton y T120 será a finales de febrero del año que viene, y se espera que estén disponibles en las tiendas durante la primavera. 

Te recomendamos

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...