Ana Carrasco: La leyenda estaba escrita

Píldoras 2018, capítulo 9: Ana Carrasco, campeona Mundial de Supersport 300.
Nacho González -
Ana Carrasco: La leyenda estaba escrita
Ana Carrasco (Fotos: Gold & Goose)

Por mucho que vivamos en un universo determinista, una de las creencias más fuertes y mayoritarias es la de la fe en el destino. Sabemos que todo suceso tiene unas causas y conlleva unas consecuencias, y sin embargo al mismo tiempo nos encontramos pensando que algo “tenía que pasar”. Grandes y pequeñas profecías que, cuando se cumplen, derivan en el clásico “te lo dije”. Da igual que dichas predicciones fallen con frecuencia: nos recreamos en los aciertos.

El 30 de septiembre de 2018 es un día que quedará en la historia del motociclismo para siempre, y parece incluso que ya estuviera destinado a serlo desde antes. Aquel día, la española Ana Carrasco conquistaba el título mundial de Supersport 300 y se convertía en la primera mujer piloto de la historia en ganar un mundial absoluto.

Lo sucedido en el trazado francés de Magny-Cours hace pensar que el destino intervino de alguna forma. Carrasco se había hecho acreedora del título con sus incontestables victorias en Imola y Donington para depender de sí misma a la hora de la verdad, pero tenía que rematar la faena en la cita francesa, donde las cosas se le fueron complicando desde los entrenamientos.

La 25ª posición en parrilla invitaba al optimismo, no siendo la murciana una especialista en el cuerpo a cuerpo. Cumplidos dos tercios de la carrera todavía rodaba en la 19ª plaza, y la presencia constante del valenciano Mika Pérez en la cabeza del grupo comenzaba a decantar la balanza de las apuestas en su contra.

Publicidad

Ana Carrasco: La leyenda estaba escrita

Ana Carrasco: La leyenda estaba escrita

Carrasco apretó los dientes en los últimos giros para intentar colarse en la zona de puntos, ya que arañando un par obligaba a Pérez a ganar. De forma agónica, cumplió su parte. Se antojaba insuficiente: su rival lideraba la carrera en los últimos compases de la misma y acariciaba un título que también hubiera sido muy merecido.

Los relojes marcaban las 13:04 cuando el destino hizo su intervención, de la mano de otro español. Dani Valle superó a Pérez, ganó la carrera y le restó cinco puntos. Apenas dos segundos de eternidad pasaron hasta que Carrasco cruzó la bandera a cuadros. Tardó unos cuantos más en enterarse de que sí, de que era campeona del mundo. De que había cambiado de una vez y para siempre la historia del motociclismo.

Después vendría el éxtasis, los baños de masas y su ya icónica camiseta de ‘Ride like a girl’ (Pilota como una chica). Un poco más adelante, las entrevistas en programas de 'prime time' como La Resistencia que irían viralizando su figura más allá del motociclismo. Todavía, con el año ya apurando sus últimos días, siguen llegando reconocimientos y premios de toda índole.

Nada de eso hubiera existido si Valle no hubiera pasado a Pérez, o si ella llega a perder un par de puestos. Son tantos los sucesos posibles que hubieran conducido a otro desenlace muy distinto que parece increíble que aquel día se alinearan los planetas exactos. Es como si la página más brillante de la leyenda de Lady GasGas ya estuviese escrita antes de comenzar esa carrera. Como si fuera cosa del destino.

Ana Carrasco: La leyenda estaba escrita

Ana Carrasco: La leyenda estaba escrita
Publicidad
Te recomendamos

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...