El error de Dani Pedrosa

Tras reposar su adiós a MotoGP, cuesta no volver a pensar que se equivocó.
Nacho González -
El error de Dani Pedrosa
Dani Pedrosa (Foto: Gold & Goose)
Te puede interesar

Cuando Dani Pedrosa anunció su retirada de MotoGP al término de esta temporada, las reacciones no se hicieron esperar y fueron de todos los colores. Eso sí, había una que predominaba sobre el resto: el lamento por haber rechazado la oferta que tenía encima de la mesa para continuar su carrera deportiva con una Yamaha YZR-M1, concretamente la del nuevo Petronas Yamaha SRT.

Prácticamente todo el mundo coincide en que la combinación de Pedrosa y la M1 podría haber sido ideal por la finura que caracteriza a piloto y moto. 'Ganadora', es la palabra que usan desde dentro de Yamaha. Sin embargo, Dani había perdido la motivación de antaño y optó por colgar el casco. Inevitablemente, nos fuimos haciendo a la idea de no verle más, respetando –por supuesto- su decisión.

Fueron pasando las carreras y, mientras Pedrosa sufría como nunca antes para hacer resultados, el Petronas anunciaba que Fabio Quartararo sería su segundo piloto, lo que convertía a Franco Morbidelli en el líder del equipo. En la presentación, Yamaha anunciaba que la estructura malasia contaría con una M1 A-spec y una M1 B-spec. Hablando en plata, una moto muy similar a las oficiales –como Ducati con el Pramac y Honda con el LCR- y otra menos evolucionada, al estilo de lo que habían tenido siempre con las dos monturas del Tech 3. Así, Morbidelli se quedaría la moto que Petronas había ‘negociado’ con Yamaha para atraer a Pedrosa.

Meses después, se confirmaba otro secreto horriblemente guardado: el fichaje de Pedrosa por KTM para ser piloto de pruebas en 2019 y 2020. Una solución de continuidad para un piloto que había perdido la motivación por competir pero no la diversión de ir en moto.

Publicidad

La temporada se consumía y llegaba la cita de Valencia, con el nombramiento de Dani Pedrosa como MotoGP Legend y la posterior despedida en carrera, con el Ricardo Tormo preparando un adiós de locura como ya hizo en su día con Casey Stoner.

Dos días después, volvían a abrirse las persianas de los box para los primeros test de MotoGP sin Dani Pedrosa. Habíamos tenido meses para acostumbrarnos a que no veríamos una moto negra con el 26, que su lado del box llevaría un 99 y que él lo estaría viendo desde casa. Por eso tampoco fue un shock, al menos de entrada.

El error de Dani Pedrosa

Dani Pedrosa sobre su Honda RC213V (Foto: Gold & Goose)

El impacto vendría al ver a Morbidelli brillando en la parte alta. Después de un año de debut sufriendo con la Honda, en su primer día con la M1 lograba colarse entre los mejores del mundo. Como ya hicieron Jack Miller o Tito Rabat, el italiano daba un salto de calidad inmediato al soltar la RC213V y coger otra moto. Para más inri, la moto que debía haber sido para Pedrosa.

En ese momento volvió a la mente de la afición la duda de dónde hubiera estado Pedrosa con esa M1 que Morbidelli definía como mantequilla. Una máquina que le podía haber hecho recuperar de inmediato el feeling que había ido perdiendo con el paso de los años en Honda, cuya moto cada vez era más de Marc Márquez –algo totalmente lógico- y menos de Dani Pedrosa, cuya pérdida de feeling y motivación viene a ser como lo del huevo y la gallina: no se sabe qué fue primero.

Publicidad

Lo que sí se puede saber es que con una moto más a su gusto la motivación no hubiese tardado en regresar. Pedrosa es un ganador, y sus 54 victorias así lo atestiguan. Por eso no le motiva pelear por ser quinto, y llego un punto en el que la retirada le pareció un plan mejor que el cambio a Yamaha. Porque ya era tarde.

El error de Dani Pedrosa fue enrocarse en una fidelidad arcaica en unos tiempos donde sólo importa el hoy. Los increíbles pilotos con los que ha compartido champán en estos años han cambiado de marca, la mayoría varias veces: Valentino Rossi, Andrea Dovizioso y Jorge Lorenzo han pasado por Honda, Yamaha y Ducati; y Casey Stoner por Honda y Ducati. Marc Márquez todavía no, pero tiene 25 años.

Unos cambios de marca que les han hecho crecer y, en algunos casos, encontrar la felicidad lejos del box al que alguna vez llamaron hogar, como el caso de Rossi en Yamaha o Dovizioso en Ducati.

Pedrosa se aferró a su primer amor pensando que sería el único, y resulta que cuando se acabó el amor ya se le había pasado el arroz. Sí, al final cambiará de moto para echar un cable a KTM, pero deja la sensación de que es un cambio tardío y frío. Que el cambio tuvo que llegar antes y a otra moto: quizás Suzuki, seguramente Yamaha. Evidentemente él ha tomado sus decisiones con la mano en el corazón, y eso es siempre respetable.

Pero, maldita sea, cómo cuesta perdonarle no haberlo intentado con Yamaha. Cómo cuesta pensar que fue un error llevar hasta el extremo la fidelidad a una marca que llevaba tiempo enamorada de otro.

Publicidad
Te recomendamos

Una vez conocidas todas las novedades que las marcas tienen preparadas para 2019, lle...

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...