El motivo por el que Marc Márquez no necesita irse de Honda para demostrar nada

La extensa renovación del octacampeón ha reabierto un debate interesante... y críticas infundadas.
El motivo por el que Marc Márquez no necesita irse de Honda para demostrar nada
Marc Márquez festeja su octavo título mundial el pasado 2019 (Fotos: Gold & Goose).

De entrada, pensar que un piloto que ha ganado seis títulos de la categoría reina del motociclismo de velocidad todavía necesita demostrar algo ya suena extraño. Pero lo cierto es que suena: hay una corriente de opinión (tan minoritaria que más que corriente es brisa, todo sea dicho) que jura y perjura que Marc Márquez necesita salir de Honda y ganar fuera de allí para hacerse un hueco en la historia del motociclismo.

La realidad es que aunque se retirase hoy mismo no solo tendría un hueco en la historia, sino que tendría un lugar reservado en el olimpo de los dioses de las dos ruedas. Aun así, el anuncio de su renovación con Honda por cuatro temporadas más ha desatado todo tipo de reacciones: la gran mayoría moderadas, unas pocas grandilocuentes y alguna que otra cargada de descalificativos.

La valoración de su decisión es algo completamente subjetivo: sus incondicionales señalan su amor por la marca que le dio su primera oportunidad, y cómo se lo devuelve en forma de fidelidad. Por lo tanto, consideran que la prolongación de su contrato, además de amenazar las plusmarcas más históricas, merece aplauso.

Por el contrario, sus detractores apuntan a su conformismo por no aventurarse a la experiencia de intentar ser campeón con otra moto, apelando a una supuesta falta de valentía por no salir de su zona de confort. Zona de confort para él, claro, porque al resto de pilotos la RC213V les provoca de todo menos confort.

Todo eso será opinable y ambos argumentos tienen la base suficiente como para que cada cual arrime el ascua a la sardina que sostiene entre sus manos. Desde ahí se puede construir un debate sano y productivo.

Publicidad

Ahora bien: por más que seamos muchas las personas que queremos ver a Márquez cambiar de aires algún día (diría que somos amplísima mayoría), decir que necesita hacerlo para demostrar algo suena bastante atrevido. Y hay razones de sobra para afirmar que no, que no lo necesita.

El motivo por el que Marc Márquez no necesita irse de Honda para demostrar nada

Marc Márquez fue campeón de 125cc ganando diez carreras en 2010.

Se podría empezar recordando que ya antes de llegar a Honda ya había ganado títulos con Derbi y Suter. En 125cc y Moto2. En dos y cuatro tiempos. Su cuenta ganadora no se inició por obra y gracia de Honda, sino al revés: fue Honda la que acudió a él sabiendo que era un piloto ganador.

¿Podría ganar con Yamaha, Ducati o Suzuki? La opinión mayoritaria es que sí, que podría. Es cierto que entra en el terreno de la ficción, pero lleva años peleando con dichas motos y saliendo victorioso. No hay más que ver lo sucedido en 2019, cuando esas tres marcas lograron ganar más de una carrera… pero ni olieron a Márquez en la general. Desde aquel 2015 donde Honda erró el desarrollo y el español no supo conformarse, se ha ido volviendo cada vez más inabordable con el paso de las temporadas.

El niño prodigio ha crecido hasta convertirse en un auténtico caníbal que ya no gana los mundiales a los puntos en Valencia: los termina por KO en la gira asiática. Sabiendo eso, por supuesto que cambiar de marca sería un reto fascinante que aportaría dosis de emoción al campeonato, pero es igual de cierto y de evidente que no necesita demostrar nada a estas alturas.

Publicidad

Los que sostienen que sí apelan a un mantra muy repetido en la historia de los deportes de motor en general y el motociclismo en particular: gana por la moto, dicen. Está hecha a su medida, añaden. Y claro que gana por la moto: en una Vespa Primavera no ganaría MotoGP. Por supuesto que está hecha a su medida: con los títulos se ha ganado el derecho a llevar la voz cantante en el desarrollo.

De ahí a pensar que gana solamente por la moto hay un abismo. Pensar que la diferencia reside en la RC213V y no en el pilotaje de Márquez es tan atrevido como falaz. La historia de la categoría reina ha tenido épocas de absoluto dominio de una sola marca, pero ahora no estamos en una. Ni por asomo.

El motivo por el que Marc Márquez no necesita irse de Honda para demostrar nada

Marc Márquez en la cita final de 2019 en Valencia.

Podemos recordar el lustro invencible de Mick Doohan: el australiano conquistó su primer título por delante de una Yamaha (Luca Cadalora) y el segundo ante una Suzuki (Daryl Beattie), pero en los tres últimos lo que hizo fue proclamarse campeón de lo que bien podría haberse denominado la Copa NSR500: entre 1996 y 1998 Honda se llevó 41 victorias en 44 carreras (por tres de Yamaha), y en la general final tuvo a los cuatro primeros pilotos en 1996 y a los cinco primeros en 1997 y 1998.

Un contexto de dominio apabullante de Honda que jamás se tradujo en reproches a Doohan. Nadie le decía que ganaba por la moto: era el mejor y todos lo sabían. La historia del motociclismo le reconoce como a una de sus grandes leyendas, y con razón.

Publicidad

La siguiente época gloriosa de Honda llegó con Valentino Rossi, entre 2001 y 2003. El último año de 500cc y los dos primeros de MotoGP. En ese lapso las Honda ganaron 41 de las 48 carreras, por cinco de Yamaha, una de Ducati y una de Suzuki. Los dos primeros años Max Biaggi fue subcampeón con Yamaha, colándose en un top 4 donde el resto era Honda.

Finalmente, en 2003 los dos rivales de Rossi fueron las Honda de Sete Gibernau y Max Biaggi, que acabaron firmando un triplete de Honda en el que Rossi ganó el título porque era claramente el mejor, pero que hizo pensar a la marca que la RC211V gozaba de tal superioridad que podían prescindir del italiano. Claramente, se equivocaron. Igual que se equivocaron quienes pensaban que Rossi ganaba por la moto.

Y llega la era Marc Márquez: seis títulos en siete temporadas para Honda. Pues bien, en ninguno de esos seis títulos, el subcampeón ha sido otra Honda. Ninguno. Si quitamos a Márquez de la ecuación, los títulos hubiesen ido a parar a Yamaha y Ducati a partes iguales: tres para cada uno. Es más, solo en uno de ellos la segunda Honda acabó en tercera posición: 2013. En los siguientes títulos de Márquez la siguiente Honda ha sido cuarta, sexta, cuarta, séptima y novena.

El motivo por el que Marc Márquez no necesita irse de Honda para demostrar nada

Resultados de Honda en la general final de pilotos (no se cuentan las Honda Open).

La conclusión es clara: de los muchos motivos por los que Marc Márquez no tiene que irse de Honda para demostrar nada, el más claro es este: ni uno solo de sus seis títulos ha sido ganado a otra Honda. Ninguno.

Y para terminar, os dejo la reflexión más cuerda y acertada que leí sobre su renovación, a cargo del tuitero @Juliolingarto: “Hay que ser muy, muy, muy bueno para que Honda te ponga por delante un contrato de 4 años”. Amén.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El especialista italiano en la fabricación de cascos para moto de campo y carretera h...

En la redacción de Motociclismo siempre hemos sido de compartir temazos, ¡cada uno co...

Rizoma, el afamado suministrador de accesorios de la industria auxiliar italiana, ya ...

La firma italiana Clover festeja su 40 aniversario lanzando la chaqueta Crossover 4, ...

Rizoma, la prestigiosa firma italiana de accesorios para la moto, presenta unos innov...