Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más

Es un nombre y, sobre todo, un apellido que vamos a oír mucho durante los próximos años.
Nacho González -
Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más
Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más

No es broma. Hay que aprenderse ese apellido. Yo lo hice hace años, cuando ya se le veía algo especial en la Red Bull Rookies Cup. Después vendría su título de campeón de Europa de Superstock 600, y ayer, su puesta de largo definitiva con su primer podio en el Mundial de Superbike tras superar en la última vuelta a todo un Jonathan Rea. Sólo Michael van der Mark evitó la primera victoria turca en la historia de la categoría reina del WorldSBK. Llegará.

Llegará y llegará pronto, porque Toprak Razgatlioglu tiene 21 años y el futuro abierto. Por eso es menester aprenderse bien su apellido. Y para eso hay que decirlo más y más. Primero despacio, separado en sílabas: Raz, ga, tlio, glu. La dificultad está en la tercera sílaba, una construcción inexistente en nuestro idioma y que nos resulta muy extraña: tli. La 'te' con la 'ele'. Cuando se domina esa unión, el resto es pan comido. Prueben.

¿Ya? Vamos al nivel experto, el trabalenguas:

«La actuación de Toprak Razgatlioglu ha sido pantagruélica».

Es más fácil de lo que parece.

¿Y esto por qué? Pues porque en los próximos años nos vamos a hinchar a decir, leer, oír y escribir ese nombre. Es, a la vez, el heredero en la línea de sucesión de Kenan Sofuoglu en el trono turco; y el de Jonathan Rea en el verde corazón de Kawasaki. Su exhibición en Donington con la ZX-10R del Puccetti Racing fue sólo la página inicial de un libro que promete ser obra de culto en el Mundial de Superbike.

Publicidad

Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más

Y como todo gran libro, exige un prólogo a la altura. Campeón turco, en la Red Bull Rookies Cup dejó pinceladas de algo especial, pero todavía estaban por perfilar sus trazos. Sorprendentemente, optó por empezar su escalada por el WorldSBK, en Superstock 600. Allí demostró tener un brillo especial, venciendo en su debut en la útlima carrera de 2014 y arrasando sin piedad en la temporada 2015, donde dejó batallas de última vuelta absolutamente memorables, con el italiano Federico Caricasulo como gran damnificado.

Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más

Sinceramente, pensaba que eso le llevaría a Supersport, a compartir equipo con su padrino Sofuoglu. Y reconozco que cuando se anunció que subiría a Superstock 1000, me pareció una pérdida de tiempo. Ahora lo entiendo: Razgatlioglu no viene a suceder a Sofuoglu. Viene a superarle.

La historia de Supersport se escribe en turco, y el plan es hacer lo mismo con Superbike. Encauzar desde lo más pronto posible la carrera del joven Razgatlioglu a las motos de 1.000, a ese terreno en el que el rey de las 600 claudicó. Por eso el paso a Superstock 1000. Las 600 se habían quedado pequeñas, y el objetivo siempre fue Superbike.

Allí se curtió de lo lindo. Un año de adaptación y ni siquiera entero, ya que se perdió las dos primeras carreras tras lesionarse cuando iba a debutar en Superbike haciendo una sustitución. Fue creciendo y acabó el año con dos podios y el quinto puesto final.

El año pasado se le escapó el título. Tuvo que luchar en inferioridad de condiciones contra la oficialísima Ducati de Michael Ruben Rinaldi, y sólo una inoportuna lesión le impidió ser campeón y sirvió la venganza del italiano, que en STK600 no había podido ni llegar a inquietarle.

Publicidad

Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más

Pese a ser subcampeón, su salto ya estaba programado. El Puccetti Racing se había instalado en clase reina y la moto estaba reservada para el joven diamante, tratar con mimo durante años. Una estructura cercana a Kawasaki pero privada, ideal para terminar de pulir las aristas del turco sin la presión que conllevaría una moto oficial en su primer año.

En Donington todo adquirió sentido. Todo el proceso de los últimos años. El paso de Superstock 600 a Superstock 1000. Una ruta más discreta, más alejada de los focos, pero que se ha mostrado más efectiva. Ya son dos años de experiencia con la mil, y está claro que el objetivo del dúo Sofuoglu-Razgatlioglu estaba en la categoría reina desde el principio.

Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más

Además, el podio llegó en el momento perfecto. Con la ‘silly season’ de MotoGP en pleno apogeo, los movimientos en el paddock de Superbike se están produciendo a la sombra. Esperando ver si Jonathan Rea o algún otro se marcha a los prototipos. Seguro que en todos los camiones de Superbike ya saben pronunciar perfectamente el apellido Razgatlioglu.

No sería descabellado verle en el equipo oficial de Kawasaki la próxima temporada. Tiene el aval de Sofuoglu y el beneplácito de Rea, amén de una velocidad endiablada en pista y una madurez que hace olvidar que sólo tiene 21 años. Con semejantes credenciales y habiendo estado ligado a la marca desde 2015, parece el relevo ideal para Rea, por lo que cuesta pensar que le vayan a dejar escapar.

Toprak Razgatlioglu, hay que decirlo más

Por el Mundial de Superbike han pasado nombres impronunciables como los tailandeses Sahustchai Kaewjaturaporn o Anucha Nakcharoensri, o el holandés Bertus Folkertsma; pero lo hicieron de paso. Toprak Razgatlioglu ha llegado para quedarse, así que hay que aprendérselo bien. Porque vamos a decirlo más, mucho más.

Publicidad
Te recomendamos

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...