Hay velocidad después de MotoGP

MotoGP llena circuitos de España. Superbike y los campeonatos FIM CEV Repsol y el Nacional de velocidad tienen una asistencia de público casi simbólica. ¿Por qué?
Óscar Pena -
Hay velocidad después de MotoGP
Hay velocidad después de MotoGP

Soy aficionado a la velocidad, y he corrido puntualmente en muy diversas etapas de la velocidad en España. Desde los tiempos del Open Ducados, allá por los `90, a los últimos años del CEV (Campeonato de España de Velocidad). Antes de convertirse en Europeo. Y lo cierto es que, con el paso de los años, nuestro deporte se ha encarecido mucho económicamente y se profesionalizado en los más variopintos campeonatos. Incluidos los más amateur, donde catalogaríamos a los diferentes territoriales. A todo esto, existe una gran competencia y asistencia de participantes (tras el bache atravesado por los años de profunda crisis, parece que todo vuelve a resurgir), además de carreras de lo más amenas para el que las contempla. O mejor dicho, para "los cuatro gatos" que asisten en vivo y en directo a verlas. Aún recuerdo el graderío lleno a rabiar cuando este pipiolo, sin más aspiraciones que sus sueños, trazaba el "súper siete" en el mítico circuito del Jarama con el graderío a rebosar a mediados de los `90. La "pelouse", e incluso la subida a la rampa Pegaso, se llenaban de aficionados que llegaban desde los más diversos rincones de nuestra querida piel de Toro. Y lo mismo se puede aplicar a los primeros años de SBK, cuando el circuito de Albacete se llenaba hasta la bandera. Afición que poco a poco fue decayendo.

Eran otros tiempos. Ahora los pilotos de los campeonatos nacionales, salvo cuatro contados por venir de vuelta del Mundial de velocidad u otros campeonatos internacionales, son verdaderos desconocidos para la afición. Y eso que hay muchos. Más de 250 por cada cita del Nacional este año. Así que pilotos, esfuerzos, y ganas hay por parte de los nuestros. Ante esta coyuntura, ¿cuál es la causa de la falta de asistencia de aficionados a los campeonatos nacionales e internacionales, salvo a MotoGP? Opiniones al respecto puede haber muchas, tantas como peces en el mar. Y seguramente todas tengan parte de razón. Yo tengo las mías… Creo que hay muchas carreras de MotoGP en España, cuatro nada menos, por ¡una! hace 20 años, las cuales ya sacian y colman las ansias de espectáculo, y los presupuestos, del grueso de aficionados que se desplazan a ver carreras, que tampoco son ilimitados (¡esto no es fútbol!). También creo que el WSBK es considerado aquí una especia de Mundial de "segunda", con pilotos poco conocidos y pocos españoles en liza, y como en el futbol, el estadio de un equipo de segunda apenas tiene 10.000 localidades, y se llena, por las 80.000 del Bernabeu. Y en nuestros circuitos mundialistas, 5.000 o 7.000 aficionados que se pueden congregar para una carrera nacional, pueden parecer, y parecen, muy pocos, en comparación a los 150.000 que algunos son capaces de admitir.

Y finalmente, a esta abundancia de campeonatos de toda índole en nuestros circuitos, se suma la enorme influencia de los medios de comunicación. Si no es por televisión, en un canal público o privado, es por internet, por las redes sociales, o por cualquier otro medio inmediato, que uno puede estar informado de lo que ocurre al instante. Incluso a través de los propios circuitos que ofrecen sus tiempos "online" de las más diversas pruebas. De este modo un aficionado, llamémosle Pepe, puede estar disfrutando en su tiempo de ocio de cualquier actividad, sea montando en moto o en bicicleta, o haciendo cualquier otra cosa, y estar "al día" y al instante de lo que está pasando. Y sin necesidad de desplazarse hasta el circuito, aunque no disfrute del ambiente o las luchas acontecidas en la pista en persona. En consecuencia, los graderíos están vacíos, o casi, siendo alimentados por los locales que se acercan a disfrutar de las carreras in situ.

Y es que aquellas carreras de motos, que eran la "fiesta de la ciudad", son casi algo otro tiempo. Uno que ya queda lejano. Suerte que aún existen eventos puntuales, como el Gran Premio de la Bañeza, o el Nacional de Albacete, que coincide con la Feria de la ciudad y es como si estuviera incluido en el programa de festejos, que hace salir de sus casas a los vecinos para sentir el rugir de los motores. Para disfrutar de ese cosquilleo que recorre el cuerpo de cualquier motero cuando el semáforo rojo se apaga y comienza la acción.  

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Pit lane walk abierto al público de acceso libre para los que adquieran la entrada pa...

El próximo Spidi Tour se celebrara el 5 de octubre por las serranía malagueña. ¡Más d...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...