Honda CB500F: renovación estética

La Honda CB500F ya era una moto económica, agradable y practica, pero este año se ha renovado estéticamente para que entre más por los ojos. También ha recibido ligeros retoques que la hacen aun más interesante.
Víctor Gancedo | Fotos: Juan Sanz -
Honda CB500F: renovación estética
Honda CB500F: renovación estética

La CB500F llegó totalmente nueva en 2013 y este año se ha renovado estéticamente, con una carrocería de diseño más deportivo y llamativo, además de seis opciones de color disponibles. Como en sus hermanas de saga, también son novedosos los grupos ópticos delantero y trasero de LED, los tapones de la horquilla que permiten modificar la precarga de sus muelles y la maneta de freno regulable. Además, monta un nuevo silenciador más pequeño y ligero, similar al de la CBR500R, pero algo menos proyectado hacia arriba, y anuncia mejoras en la caja de cambios y una capacidad de depósito ligeramente aumentada, que se complementa con un tapón dotado de bisagra para facilitar los repostajes.

Por lo demás, sigue empujada por un moderno propulsor de dos cilindros en paralelo y 471 cc, que incorpora soluciones similares a las de los modelos más deportivos de Honda. De ahí que sea un motor con carácter, con buen empuje a bajo régimen gracias a su condición de bicilíndrico, y que sube de vueltas con alegría, estirando hasta superar las 9.000 rpm y manteniéndose cómodo cuando gira a regímenes máximos. La verdad es que para ser un propulsor de cilindrada contenida, sorprende por su constancia, sin mostrar el más mínimo altibajo, y buena «pegada» a partir de 3.000 rpm. Además es muy agradable en líneas generales, con un funcionamiento «redondo» y una caja de cambios de accionamiento ejemplar, lo que equivale a decir que este es suave, rápido y preciso. Además, declara 47 CV a 8.500 rpm, por lo que por naturaleza se ajusta a la perfección al carné A2 y no necesita ser limitado. Y aunque para algunos parezca poca potencia, la verdad es que la CB500F sorprende por su dinamismo y buena aceleración, con una velocidad máxima que se aproxima a los 180 km/h.

Ideal para aprender

Además de por la características del motor, la CB500F es ligera y compacta, por lo que es sumamente fácil de conducir en todo momento. La altura verificada de su asiento es de solo 785 mm y sus bordes son suaves, permitiendo que nuestros pies lleguen al suelo con suma facilidad, incluso si mides menos 1,70 m. De este modo, y gracias a los poco más de 190 kilos que pesa con gasolina, las maniobras en parado no representan ningún problema. Por estos motivos, se adapta de maravilla a un uso diario en ciudad, facilitando nuestros desplazamientos y contribuyendo a que nuestra vida discurra de manera más alegre.

Al ser una moto de carácter económico y que está dirigida principalmente a conductores noveles, los componentes de su parte ciclo son sencillos y se conforma con un solo disco de freno en el eje delantero, pero la verdad es que todos tienen un nivel similar y ninguno desentona negativamente.

Aunque Honda no lo ha declarado, las suspensiones puede que tengan unos tarados algo más resistentes al hundimiento, que ayudan a que esta japonesa pise de una manera más constante y se descomponga menos al forzar el ritmo. También la frenada tiene un buen mordiente y cumple, por lo que te puedes divertir en un carretera de curvas, siempre que no sea muy rápida.

Galería relacionada

Prueba Honda CB500F

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

En la pasada edición de Motociclismo Rally Ávila, seis inscritos tuvieron la oportuni...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...