KYMCO Grand Dink 125 2016

Hemos probado el nuevo KYMCO Grand Dink 125, un scooter que llega con la intención de convertirse en superventas.
Víctor Gancedo. Fotos: Lluís Llurba -
KYMCO Grand Dink 125 2016
KYMCO Grand Dink 125 2016

KYMCO acaba de darnos la oportunidad de probar el nuevo Grand Dink 125, un scooter que llega con la difícil misión de sustituir al Super Dink 125, un modelo que ha estado entre las tres motos más vendidas de nuestro mercado desde que llegó en 2010 y del que se han vendido cerca de 30.000 unidades. 

El Gran Dink 125 comparte carrocería y parte ciclo con su homónimo de 300 cc que fue presentado a principios de verano, pero en su caso está empujado por un monocilíndrico de menor cilindrada de concepto muy moderno, con culata de cuatro válvulas, refrigeración líquida e inyección electrónica Synerject. Su potencia máxima declarada es de 13 CV a 8.750 rpm y en KYMCO han trabajado para que responda con fuerza desde salida en parado y que mantenga  el tipo dignamente cuando el scooter transporta a dos personas. Y, por supuesto, se adapta a la normativa Euro4.

Gran equipamiento

Como el Grand Dink 300, el modelo que nos ocupa es un modelo totalmente nuevo que llega para hacerse un hueco entre los scooter más turísticos y mejor dotados de su segmento. De este modo, cuenta con un gran equipamiento, destacando el ABS Bosch 9.1M de última generación, las llantas delantera de 14” y trasera de 13”, con neumáticos en medidas 120/80-14” y 150/70-13”, así como unas suspensiones robustas con ajustes específicos para el mercado español.

La carrocería se ha desarrollado con el objetivo de «envolver» bien a sus usuarios, con una gran pantalla frontal, y que al mismo tiempo, ofrezca un aspecto deportivo. De este modo, en el frontal incorpora un bonito grupo óptico formado por dos faros halógenos que se acompañan de luz de posición con diez LED cada uno. En la parte trasera también destaca un grupo óptico Full LED en forma de «X» y que en sus laterales incorpora intermitentes con la misma tecnología. Igualmente la instrumentación es muy vistosa y completa para un scooter de su clase, combinando dos grandes esferas analógicas con un completo panel digital situado entre ambas. Los plásticos que recubren el manillar y la parte trasera del escudo tienen buena calidad y son agradables a la vista.    

La ergonomía se ha cuidado mucho para que el Gran Dink 125 destaque por ser un vehículo muy cómodo en ambas plazas. Así cuenta con un asiento muy confortable y espacioso, con dos alturas bien diferenciadas y un agradable respaldo lumbar para el conductor. Igualmente las plataformas se han desarrollado para que el piloto pueda cambiar la posición de los pies dependiendo de su talla o del tipo de conducción que desee practicar. En este apartado, hay que destacar que el pasajero cuenta con estribos plegables con sistema «one touch» y que cuando están cerrados nos facilitan las operaciones de poner los pies en el suelo o de maniobrar a baja velocidad, al ser la carrocería más estrecha en esta parte eb comparación con el conocido Super Dink.

Buen tacto

En cuanto a tacto general el nuevo Grand Dink también está muy logrado, funcionando de manera muy suave y poco rumorosa. También destaca por sus buenos ajustes, transmitiendo la sensación de ser un conjunto muy sólido desde los primeros metros que recorres a sus mandos. Además, las manetas de los frenos son regulables en cuatro posiciones para adaptarse mejor a distintas tallas de manos.

Otro aspecto destacable del Grand Dink 125 es su buena capacidad de carga, con un hueco bajo el asiento en el que caben dos cascos integrales y que incluye iluminación de LED que se activa mediante un sensor fotoeléctrico. Además, en la parte trasera del escudo cuenta con una pequeña guantera que incluye toma de USB, algo muy poco visto en un scooter de su categoría. Otro detalle importante es que el asiento cuenta con doble cierre con apertura centralizada en la cerradura de contacto.

El gran depósito de 13 litros es otro punto a tener en cuenta y que proporciona a este nuevo modelo una gran autonomía, cercana a los 400 km en algunos casos.

Buenas sensaciones

En esta primera prueba que hemos realizado con el Grand Dink 125 las sensaciones han sido muy buenas. Ha demostrado ser un scooter muy capaz que se desenvuelve bien en todo tipo de ambientes asfálticos e incluso adoquinados. Para ser estar empujado por un motor de «solo» 125 cc y contar con unas dimensiones generosas, además de un peso ciertamente  elevado para su clase, sorprende por su dinamismo y agilidad, siendo muy rápido de reacciones y permitiéndonos ciertas alegrías en carreteras muy reviradas. La potencia de su equipo de frenos, dotado de latiguillos inextensibles y una pinza delantera de tres pistones, es otro aspecto destacable de este nuevo producto desarrollado por KYMCO. No hay duda de que este Grand Dink llega muy preparado para hacerse un hueco en los primeros lugares de la lista de matriculaciones. Inicialmente va a estar disponible en tres decoraciones (blanco, negro y titanio) y su precio de lanzamiento se ha fijado en 3.699 euros.

Galería relacionada

KYMCO Grand Dink 125 2016

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...