BMW F 650 GS

Prueba a fondo de la nueva F 650 GS. BMW ha utilizado una buena táctica al poner en escena esta nueva y esperada trail de media cilindrada. Por un lado, la ha bautizado con la misma denominación que la popular y exitosa monocilíndrica que ha comercializado hasta hace muy poco tiempo y, por otro, el bicilíndrico que la propulsa posee cerca de 800 cc.
Víctor Gancedo / Fotos: Juan Sanz (acción) y Paloma Soria(estudio) -
BMW F 650 GS
BMW F 650 GS

Al poco tiempo de llegar las F 800 S y ST de carretera hace algo más de dos años, enseguida comenzaron a aparecer los primeros fotomontajes de un modelo trail propulsado por el mismo motor bicilíndrico de 798 cc. Cuando todo apuntaba a que la nueva trail media de BMW iba a llegar en 2007, a la postre los rumores se desvanecieron y hemos tenido que esperar un año más para que se convirtieran en realidad. Y la espera bien ha merecido la pena, porque finalmente han sido dos los modelos que BMW ha puesto en escena y de los que te hemos ido informando debidamente en los últimos meses.

A pesar de presentarse como F 800 GS y F 650 GS, la configuración y las cotas de sus respectivos motores son exactamente iguales y, por tanto, también coinciden en cilindrada. Con 798 cc, la denominación de la «grande» es lógica, pero en este aspecto la «pequeña» no deja de sorprender. ¿Por qué BMW la ha bautizado como «seis y medio» si en realidad es también una «ochocientos»? La respuesta a esta pregunta puede tener una doble explicación. Por un lado, BMW ha querido sustituir con garantías de éxito a la popular monocilíndrica F 650 GS, un modelo con una solera importante y con muchas unidades vendidas hasta la fecha, y para sustituirla y no crear cierta «psicosis» entre su clientela, lo mejor era mantener la cilindrada, aunque sólo fuese en apariencia. Por otro lado, las tendencias del mercado habían hecho que los modelos más solicitados de este segmento fuesen bicilíndricos (léase Suzuki V-Strom, Honda Transalp e incluso Kawasaki Versys) y de este modo la nueva trail media de BMW debía estar propulsada también por un «twin» para llegar con garantías de éxito y si además contaba con cierta ventaja en el apartado de prestaciones, pues mucho mejor. Para conseguirlo, la receta ha sido fácil: BMW ha «camuflado» a toda una «ochocientos» bajo una apariencia de «seis y medio». Y la verdad es que los resultados conseguidos bien han merecido la pena. El precio no ha subido demasiado (incluso coincide con el de la monocilíndrica «Dakar» que todavía está en los catálogos de la marca), el peso y el tamaño apenas han variado, y las prestaciones han mejorado de manera notoria. De los cerca de 50 CV que han rendido las GS «mono» en nuestro banco en los últimos años, hemos pasado a los casi 70 CV verificados de la protagonista de estas páginas. Sin duda, hay que aplaudir la estrategia utilizada por BMW. Si es así, creo que nos podemos dejar engañar.

Alegre y equilibrada
Desde el primer momento que te pones a los mandos de esta alemana, te llama la atención la solidez que demuestra. Se siente un poco más larga que su homónima monocilíndrica, pero nada que la haga parecer torpe, ni mucho menos. Sus suspensiones poseen tarados más resistentes al hundimiento y la moto se dirige con una facilidad asombrosa. Además se muestra más ágil y rápida de dirección. Su manillar ancho y plano te ayuda a cargar más peso sobre el tren delantero y esto también repercute de forma positiva sobre el comportamiento. BMW ha cambiado el «chip» a la hora de desarrollar esta GS, y ha creado una trail deportiva en lugar de una trail turística, como se podía catalogar a la anterior F 650 GS. También en línea recta y en curvones rápidos la nueva GS se siente aplomada, pisando el asfalto con firmeza, superando juntas e irregularidades sin apenas descomponerse.

A pesar de su mayor efectividad y solidez, la nueva F 650 GS no deja de ser cómoda. Vibra muy poco y su suavidad de marcha es encomiable. Incluso a la hora de mantener cruceros máximos, su confort de marcha es digno de elogio. Tan sólo es criticable la reducida protección que nos ofrece en la parte alta de nuestro cuerpo, algo extraño si tenemos en cuenta que nos encontramos ante una BMW perfectamente capacitada para recorrer muchos kilómetros sin grandes problemas. Para que te hagas una idea, su consumo medio a ritmo alegre no supera los 7 litros/100 km, gracias a lo que puedes recorrer hasta 250 km/h de una «tacada» sin dificultades. Tan sólo te recomiendo que te pongas unos tapones en los oídos para soportar mejor el sonido del viento.

La frenada es otro apartado que también sorprende. Con sólo un disco delante de 300 mm, mordido por una pinza de dos pistones de aspecto «simplón», los resultados son sorprendentes, aunque en este aspecto hay que señalar la importancia del disco trasero de 265 mm, que resulta de vital importancia a la hora de detener a esta alemana de forma enérgica.

Carácter deportivo
Si la parte ciclo de esta F 650 GS se muestra muy equilibrada, en el rendimiento de su propulsor encontramos lo mejor. La instantánea respuesta al puño del acelerador, junto al ronco sonido que emana por su escape, le otorgan un carácter deportivo que no encontramos en otros modelos de su segmento. Además, los cerca de 70 CV que ha rendido en el banco (declara 71 CV) consiguen que se desplace con alegría y que incluso no se muestre aburrida en tramos con largas rectas. Bien es verdad que la limitación a la que ha sido sometida para diferenciarla de la F 800 GS, que declara 82 CV, la ha mermado un poco en la parte alta del cuentarrevoluciones, especialmente en marchas largas, pero aún así, se muestra suficientemente alegre para superar con mucha dignidad cualquier repecho que nos encontremos en la carretera, incluso circulando con pasajero.

No hay duda que nos encontramos ante una moto interesante. La nueva F 650 GS es polivalente y divertida al mismo tiempo, con un comportamiento ciertamente deportivo, unas prestaciones más que aceptables y un consumo de gasolina contenido, esta alemana es una opción muy a tener en cuenta. Y si además valoramos el «logo» que luce en su carrocería y que acepta con dignidad una utilización a dúo, esta bicilíndrica a precio de «mono» puede ser una elección realmente acertada. No hay duda que es una buena estratega y muy probablemente uno de esos pocos modelos «nacidos con estrella».

TODO LO PUBLICADO SOBRE LA BMW F 650 GS EN MOTOTOCICLISMO.ES

Galería relacionada

BMW F 650 GS

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

¿Buscas un traje para montar en moto los días calurosos del verano? Pues estás de enh...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...